VOD

The Phobos

Nunca te cueles en un garito ruso en obras

Photobucket

Para empezar hay que decir que esta es una película rusa, lo cual ya le confiere una serie de sospechas perfectamente justificables, ya que quitando a los clásicos (Nikita Mijalkov, Einsestein) y los aficionados a las paranoias de acción desquiciadas de Timur Bekmambetov, no recuerdo yo ahora mismo nada que haya venido de por allí mínimamente interesante, y mucho menos de terror. La última que vi fue Trackman y fue francamente lamentable.

PhotobucketEsta me llamó la atención porque es una de esas rarezas que te encuentras por ahí de vez en cuando y te llaman la atención a base un buen diseño de producción (léase posters y fotos) y un trailer potente (de hecho, en la página web viene un extracto de casi 6 minutos de la película, debe ser su forma de hacer trailers). Pero aún así recomiendo ir con algo de cuidado: el director, Oleg Assadulin, tiene unas cuantas películas y series de TV rusas con unas críticas sospechosas, y del casting, 3 actores debutan en esta película.

El argumento: seis amigos se cuelan en un garito, llamado Phobos, que está de reformas tras haber sido en su tiempo un búnker, para echarse unas risas, suponemos que colocarse y hacer el gamba. Entonces la puerta se cierra automáticamente y tendrán que hacer frente a sus miedos y “fobias” para conseguir salir del club.

www.damemiedo.com

Una tienda virtual dedicada en exclusiva al género terrorífico

Damemiedo.com

Alberto Bermúdez, autor de la novela Zoombi. El apocalipsis zombi con denominación de orígen, Víctor Maldonado, editor de vídeo, montador y fanático del cine de terror, y un servidor, tenemos el inmenso placer de presentaros un nuevo proyecto que nace de la ilusión y el entusiasmo personal de cada uno de nosotros, y de la pasión por el género terrorífico que nos une: Damemiedo.com.

Damemiedo.com no será sólo una tienda on-line, pretende convertirse en una referencia para todas aquellas personas que quieran compartir su obra con los demás. Damemiedo.com aspira a desarrollarse como una plataforma, como un escaparate donde el género de terror sea el protagonista absoluto.

Dicen que la intención es lo que cuenta, la nuestra es dar una oportunidad a aquellos que tengan una propuesta interesante, diferente, alternativa, innovadora… Si la intención es lo que cuenta, Damemiedo.com tiene mucho que contar.

Promoción por inauguración: sólo por registrate como cliente en www.damemiedo.com te enviaremos un cupón de descuento del 10% para la compra de una camiseta. La promoción tendrá validez hasta el día 9 de Mayo de 2010, y los cupones entregados podrán ser utilizados hasta el día 16 de Mayo de 2010. Los cupones de descuento tan sólo serán válidos para la compra de camisetas.

WWW.DAMEMIEDO.COM
Bienvenido a Damemiedo.com. Entra libremente y por tu propia voluntad…

Damemiedo.com

Dead Hooker in a Trunk

El debut Tarantiniano de las Soska Sisters

Dead Hooker in a Trunk

Las hermanas gemelas Soska (Jen y Sylvia), a través de su productora Twisted Twins Productions, escriben, dirigen y producen su debut Dead Hooker in a Trunk (algo así cómo “Una puta muerta en el maletero”).

Dead Hooker in a Trunk sitúa la acción en Vancouver. Cuatro amigos deberán luchar por sus vida tras descubrir el cuerpo sin vida de una prostituta en el maletero de su coche. Liderados por la sexy e impulsiva Badass, junto a su distante hermana gemela Geek, un pirado amante de Jesús y un caótico rockero; el grupo deberá superar sus diferencias y deshacerse del cuerpo antes de que todo el asunto estalle en sus propias narices.

Inmersos en su particular infierno, deberán hacer frente al incansable cuerpo de policía, al sórdido director de un motel, a las motosierras de las triadas y a un brutal asesino en serie. Además, serán seguidos de cerca por un misterioso cowboy llamado Pimp que reclama el cadáver como suyo.

Dead Hooker in a Trunk está recibiendo una gran cantidad de elogios en los festivales en los que se ha estrenado e incluso Eli Roth, director de Hostel, ha caído rendido a sus pies (quizás el aroma tarantiniano que desprende, a priori, la película, tiene algo que ver en esto último. Recordar que Eli Roth es íntimo de Tarantino y que tuvo una participación destacada en su último film, Inglorious Basterds).

Entre los rostros que se pasean por Dead Hooker in a Trunk destacar el del actor mexicano Carlos Gallardo, un habitual del cine de Robert Rodríguez y el inolvidable protagonista de su ópera prima, El Mariachi.

Cherry Bomb

La nieta de Charles Bronson

Cherry _Bomb_Grande

Cherry_Bomb_posterSiguiendo con esta moda, más ó menos reciente, de películas “homenaje” al grindhouse (ese cine de barrio setentero y sito en Estados Unidos); os traigo a la guapa Cherry Bomb.

De próximo estreno en los USA, esta cinta independiente vuelve a la carga con otra historia de “Rape & Revenge”, ese subgénero que tanto gusta a nuestro amigo Joan. Sin embargo en esta ocasión, se hace más hincapié en la acción y en el aire barriobajero; muy en la línea de sagas clásicas como “Yo soy la justicia” ó “El exterminador”, solo que con más sexo. Disculpad el comentario excesivamente masculino, pero, ¿qué menos se puede esperar con un bombón de protagonista como es la morenaza Julin Jean?

Corre el año 1984 y en una ciudad corrupta hasta la medula, Cherry, una bailarina exótica, es violada y por unos de sus clientes. Desde el hospital, debido a la paliza, tiene que tragarse su ira puesto que los violadores han sido dejados en libertad por una policía corrupta y decadente. Uniendo fuerzas con su hermano, y con un asesino a sueldo tras sus pasos, emprende una sangrienta cruzada en pos de las cabezas de sus maltratadotes

La verdad que resulta complicado imaginar un argumento más típico y más sesgado por los defectos actuales del cine de serie B. Intento explicarme: La historia es la de siempre, pero en lugar de protagonizada por un bigotudo Charles Bronson, tenemos una belleza explotada en cada plano del metraje (¿os acordais de Bitch Slap) Por si fuera poco, la ubicación temporal se sitúa en plenos ochentas, aunque no luzca mucho debido al bajo presupuesto, preparaos para hora y media de looks horteras (¿os suena The house of the Devil?) Se intuyen decenas de chascarrillos fáciles y acción de cartón piedra (¿aun no habéis visto Black Devil Doll?) Y todo ello vendido, sin escrúpulos, con aire de “Rape & Revenge” clásico (¿pero esta no es parecida a Run! Bitch! Run!?) No son muy buenas bazas para empezar la partida, pero como fan de la acción barriobajera ochentera, me tomo esta película como un entretenimiento nostálgico que seguro nos alegrará la vista un rato. ¡Qué se trata de una épica venganza protagonizada por la terminator más guapa del barrio!

Sin embargo que quede claro, se empieza a ver el plumero a todas estas producciones independientes que, con directores y guionistas obsesionados por su juventud onanista delante de la televisión, directamente rapiñan en el cadáver de un cine que nunca debe olvidarse; pero algo razonable es la inspiración culta y algo imperdonable la imitación abusiva. Sobre todo, si los resultados finales carecen de una entidad propia que satisfaga al espectador.

Run! Bitch Run!

A vueltas con el Rape&Revenge... otra vez

Run Bitch Run

Ver ficha completa

  • Título original: Run! Bitch Run!
  • Nacionalidad: USA | Año: 2009
  • Director: Joseph Guzman
  • Guión: Robert James Hayes II
  • Intérpretes: Cheryl Lyone, Peter Tahoe, Peter Tahoe
  • Argumento: Dos jovencitas católicas venden biblias a lo largo y ancho de la América profunda. No tardarán mucho tiempo en llamar a la puerta equivocada.

57 |100

Estrellas: 3

Run Bitch Run

Dos guapas jovencitas de blusa blanca, minifalda plisada de cuadros escoceses y medias hasta las rodillas (fetiche de padre y muy señor mio), viajan por la america profunda arrastrando un carrito repleto de biblias y recaudando donativos para las monjas del orfanato en el que se han criado.
Es tan sólo cuestión de tiempo que llamen a la puerta equivocada…

Atentos al siguiente listado: masturbación, sexo lésbico, felaciones, putas, bailarinas de streaptease, drogas, culos y tetas, muchas tetas (dos por chica). Si no me equivoco, una anciana poco hospitalaria es la única integrante del elenco femenino que no se apunta al “destete” generalizado ofrecido por Run! Bitch Run!.

Pero que nadie se excite más de lo estrictamente necesario. Pese a que el sexo es uno de los ingredientes fundamentales de este homenaje al rape&revenge setentero, al sexploit y al grindhouse, no debemos olvidar que se trata de una película norteamericana (independiente, sí… pero norteamericana al fin y al cabo), lo que viene a significar que, en cuestiones sexuales, la sangre nunca llega al río (aunque Run! Bitch Run! se sitúa, en dichos menesteres, unos cuantos peldaños por encima de la mojigatería de Bitch Slip).

Run! Bitch Run! es el enésimo intento (ver No Moriré Sola, Chaos u Hora) de recuperar el sabor y el aroma del rape&revenge norteamericano que causó furor en los años 70. Los principales referentes son los de siempre, los dos pilares del subgénero: La última casa a la izquierda de Craven, y La Violencia del Sexo, de Meir Zarchi.

El desarrollo también es el habitual. En mitad de un bosque, y al grito de “corre, puta, corre” que da título a la película, la joven y devota Carolina es abandonada, cazada y brutalmente violada por un sádico proxeneta que responde al nombre de “lobo” y sus degenerados secuaces.

Los asaltantes, una vez más, cometen el funesto error de dar a Caroline por muerta antes de tiempo. Un error que les costará muy caro. Tras recuperarse de sus heridas físicas – al tiempo que se agravan las secuelas psíquicas -, nuestra protagonista emprenderá un largo y tortuoso camino por la senda de la venganza, que deberá igualar (y en la medida de los posible, superar) el umbral de crueldad y violencia al que ella misma se vio sometida con anterioridad.

Son, como podéis observar, las reglas sagradas del Rape&Revenge, y Run! Bitch Run! las cumple todas a rajatabla.

Desde un punto de vista formal, la labor del debutante Joseph Guzman (mucha atención al título de su próximo proyecto: “Nude Nuns with Big Guns”… algo así como “Monjas desnudas con enormes armas”) es impecable. La fotografía sucia y polvorienta, la tendencia jovial al sexploit, la violencia, la acertadísima selección musical… todo, absolutamente todo en Run! Bitch Run! nos transmite una sensación veraz de estar ante una auténtica muestra del Rape&Revenge setentero, y no ante un mero homenaje filmado 40 años más tarde.

Pero si el acercamiento formal de Run! Bitch Run! al rape&revenge de los 70 tan sólo puede catalogarse de acertadísimo, no puede decirse lo mismo de su contenido y su desarrollo. El rape&revenge tiene dos componentes fundamentales: el sexo y la violencia.
De sexo Run! Bitch Run! anda muy bien servida (aunque siempre teniendo en cuenta lo dicho al principio: no deja de ser una película norteamericana). Run Bitch Run nos sumerge en un universo hostil y feista poblado por putas, prostitutas, colegialas, monjas, enfermeras (segundo fetiche de padre y muy señor mío), psicópatas y violadores… y todos ellos parecen esperar su momento para mostrarse impúdicos y guarrotes ante las cámaras. Nada que objetar (al menos por mi parte).

Por desgracia, cuando atendemos al segundo elemento (quizás el más importante) del Rape&Revenge, la violencia, la fiesta decae, y Run! Bitch Run! acaba perdiendo a los puntos. Tan sólo es necesario observar la secuencia del bosque, en la que la protagonista es asaltada y violada por una pandilla de energúmenos, para darnos cuenta de que, en cuestión de violencia, y en capacidad para epatar e incomodar al espectador con la exposición de la misma, Run! Bitch Run! queda muy por debajo de sus hermanas mayores: La Última Casa a la Izquierda y La Violencia del Sexo.

Y lo mismo puede afirmarse de aquellas secuencias en las que la protagonista emprende su larga travesía de venganza. A causa de la falta de ritmo con las que Joseph Guzman rueda las secuencias de violencia, de la desconexión que existe con la mayoría de los personajes secundarios (cuya presencia tan sólo se justifica por el hecho de mostrar cuanta más carne mejor), y por la poca simpatía y el poco afecto que despierta el personaje principal de Carolina… el desarrollo de Run! Bitch Run! acaba volviéndose monótono, excesivamente rutinario, sin apenas sorpresas ni grandes momentos que sean dignos de mención. Todo deviene un mero “enseña tus tetas y muere” en el caso de las víctimas femeninas, y un “fóllate –o maltrata- a una puta… y muere” en el caso de las víctimas masculinas. Y al principio el asunto no resulta del todo desdeñable, pero la cosa va perdiendo muchísimo interés a medida que pasan los minutos.

Es una verdadera lástima. A tenor de su excelente factura estética Run! Bitch Run! tenía muchos números para ser considerado el revival definitivo del Rape&Revenge. Sin embargo, su desarrollo excesivamente previsible y, en ocasiones, complicado de soportar, provoca que Run! Bitch Run! llegue al final muy justita de fuerzas…, y lo mismo le ocurre al espectador (llega maltrecho y cansado al final de la historia), incluso a un fanático confeso del rape&revenge como lo es un servidor.

Run bitch run posters

Lo mejor: Sus imágenes respiran el ambiente del rape&revenge setentero.

Lo peor: Sus nivel de violencia no es el óptimo y el ritmo es algo cansino.

¿Dónde conseguirla?
Gore Nation: “Run! Bitch Run!” en VOSE.

Kyofu

Mamá... no me comas la cabeza

Kyoufu

Kyofu posterEl japonés Hiroshi Takahashi, afamado guionista de Ringu (The Ring) dirige Kyôfu, una bizarra historia sobre control cerebral que ha contado con la producción del no menos célebre Takashige Ichie, prodcutor de éxitos tales cómo Ju-On o Dark Water, y con el que ya trabajó en la mencionada Ringu, de Hideo Nakata.

Kyôfu viene precedida por una absurda polémica en referencia a su cartel publicitario. Por lo visto el jefe de una estación de tren japonesa decidió retirarlo argumentando que su contenido era demasiado extremo. Supongo que el pedacito de cerebro que asoma por la cabeza de la chica y la frase utilizada como reclamo publicitario, “¿Qué vas a hacer con mi cerebro, mamá?”, fueron los artífices de la reacción del jefe de estación. Una reacción a la que pronto se sumaron el resto de jefes de estación del país.

La película de Takahashi cuenta la historia de Kaori y Miyuki, dos hermanas que, siendo niñas, observan una extraña luz blanca en una película de 16 mm.
Diecisiete años después, una Miyuki obsesionada con la muerte, desaparece. Mientras Kaori sigue la pista de su hermana mayor, se reencuentra con su madre Etsuko, una mujer un tanto perturbada y que pretende llevar a cabo un experimento cerebral prohibido que cambia la percepción de la realidad de los pacientes.

Al parecer Lionsgate ha adquirido los derechos de distribución internacionales de Kyôfu… y supongo que si la cosa funciona también acabarán siendo los responsables del consabido remake.

Que bonito es el amor

Amor se escribe con sangre

Hoy tengo el placer y el privilegio de presentaros a nuestra nueva incorporación en la sección de relatos. Su nobre es RMS y, si no me equivoco, se trata de nuestro escritor más joven. Bienvenido RMS.

Me llamo RMS, tengo 18 años y escribo desde hace dos años, aunque siempre me ha gustado inventarme historias, comics y demás. He publicado algún que otro relato, como por ejemplo en la pagina Gamersmafia. También podéis encontrar dichos relatos en mi blog personal http://artedementor.blogspot.com/. Me encanta el género terror, gore, bizarro… Y todo lo que sea impactante.

Un placer y saludo, RMS

Ganador concurso Zoombi

Última autoedición de Zoombi... ¡adjudicada!

Ya tenemos ganador para el concurso de la última autoedición de Zoombi. El Apocalipsis Zombi con denominación de orígen.

Antes de nada agradecer las molestias de todos los que habéis participado en el concurso y señalar que todos, absolutamente todos, habéis acertado las dos preguntas planteadas. El documento en el que Alberto Bermúdez Ortiz narra sus aventuras y desventuras en el proceso de autoedición de su ópera prima se titula Writting Off, y todavía podéis encontrarlo en su página web (www.zoombi.es) en formato pdf. Os recomiendo su lectura, atiborrada del sentido del humor demostrado por Alberto en Zoombi y especialmente disfrutable para todos aquellos que tengáis inquietudes literarias.

Así que sin más dilación aquí os dejo el nombre del ganador:
David García Ribet.

Enhorabuena David. En breve nos pondremos en contacto contigo para enviarte la autoedición de Zoombi.