VOD

Vertige

No apata para quiénes padezcan vértigo

Vertige

Ver ficha completa

  • Título original: Vertige
  • Nacionalidad: Francia | Año: 2009
  • Director: Abel Ferry
  • Guión: Johanne Bernard, Louis-Paul Desanges
  • Intérpretes: Justin Blanckaert, Nicolas Giraud, Raphaël Lenglet
  • Argumento: Tras superar los numerosos peligros de una accidentada jornada de alpinismo, cinco amigos deberán hacer frente a un asesino que intentará darles caza uno a uno.

60 |100

Estrellas: 4

Vertige

Cinco amigos franceses se trasladan a tierras croatas para practicar alpinismo. Tras superar la dura prueba de un decrépito puente colgante, quedan atrapados y a merced de un psicópata que tiene sus propiedas infestadas de trampas.

De nuevo (y viene siendo una tónica bastante habitual) podemos diseccionar Vertige en dos mitades prácticamente iguales en cuanto a su duración, pero con unas prestaciones muy dispares.

Durante la primera mitad de la película, alrededor de cuarenta minutos de los casi noventa que dura Vertige, nos encontramos con una intensa y por momentos espectacular y vertiginosa (nunca mejor dicho) película de acción capaz de provocarnos más de un vuelco al corazón a todos aquellos que sintamos algún tipo de aprensión o miedo a las alturas.

Abel Ferry rueda las numerosas secuencias de montaña con una envidiable habilidad, pulso firme, y con unas elevadísimas dosis de realismo en cada una de los instantes en que los protagonistas quedan, literalmente, suspendidos en el vacío. Son momentos en los que la adrenalina campa a sus anchas y que culminan con una antológica secuencia con los protagonistas de Vertige intentando cruzar un puente colgante, en la que el vértigo realmente se palpa, y que queda a la altura del magnífico y recordado arranque de Máximo Riesgo (Clifhanger), dirigida en 1993 por Renny Harlin, y con Silvester Stallone interpretando uno de los mejores papeles de su carrera.

Una vez superado el intenso y magnífico trance de la montaña, Vertige toma el camino del survival más convencional y poco aficionado a las sorpresas.
Abel Ferry cae en la misma rutina de siempre y abusa de elementos que ya hemos experimentado en infinidad de ocasiones: trampas para osos, personajes que desaparecen súbitamente, un psicópata de las montañas del que apenas sabemos nada (a excepción de un ridículo cartelito al finalizar la película que pretende hacernos creer que el susodicho existió en la realidad), una guarida del asesino que comparte decorador con la mayor parte de guaridas de asesinos de la última década (p.ej. la guarida de Jason Voorhees en Viernes 13 2009), y un desarrollo de los acontecimientos que el aficionado al survival podría intuir o adivinar incluso antes de iniciarse la película.

Por suerte siguen conjugándose en Vertige una serie de elementos que logran rescatar la propuesta cuando esta bordea los límites de la mediocridad.
Pese a que la mayor parte de su fuerza y atractivo queda concentrada en su primera mitad (justo cuando Vertige es mucho más una película de aventuras o acción que una película de terror al uso), sí hay un aspecto que define a la película en toda su extensión: Vertige está muy bien hecha. En el aspecto visual no hay absolutamente nada que reprocharle. Ni cuando la cámara recorre velozmente los escarpados muros de una montaña, ni cuando los protagonistas son perseguidos por un asesino en mitad de la noche. La fotografía, la cámara, los efectos… la calidad de Vertige en todos estos aspectos no se desinfla en ningún momento, confirmando que Abel Ferry, debutante en las lindes cinematográficas, seguramente tiene muy merecida su reputación como realizador publicitario.

Tampoco está nada mal el dibujo de los personajes, cuyos comportamientos y diálogos son un poquito más adultos (tampoco demasiado) de lo que nos tiene acostumbrados el cine de horror norteamericano. Abel Ferry se atreve incluso a establecer un triángulo amoroso cuya mayor virtud es no caer en el aburrimiento total y hacerse, como mínimo, soportable.

Finalmente, y pese al mencionado bajón de intensidad cuando Vertige se adentra en los límites del survival puro y duro, es de justicia apuntar el fabuloso desenlace, que vuelve a recuperar la fuerza y el vigor de los primeros minutos, y cuya confrontación final vuelve a demostrarnos que los franceses son únicos a la hora de hacer sufrir a sus protagonistas femeninas.

Vertige es una película de acción realmente interesante en su primera mitad, con unas magníficas secuencias de escalada que logran acelerarte el corazón; y un survival mucho más convencional y típico de lo esperado en su segunda mitad. Por suerte, Vertige revive en su tramo final, cuyo desenlace reúne una potencia y una garra suficientes para lograr que el cómputo final de la película sea, definitivamente, recomendable.

Lo mejor: Las secuencias de alpinismo y el enfrentamiento final.

Lo peor: Cómo muestra del género survival no deja de ser de lo más convencional.

¿Dónde conseguirla?
GoreNation: “Vertige” en VOSE.

Blood Creek

Cuentas pendientes con el Tercer Reich

Por fin nos llega el trailer de Blood Creek (anteriormente conocida como Creek, y posteriormente como Town Creek), la película maldita del siempre irregular Joel Schumacher (Jóvenes Ocultos, Batman & Robin), condenada al ostracismo por Lionsgate, quién ha cumplido con sus obligaciones de distribución exhibiendo la película en un reducidísimo número de salas norteamericanas, y que ya ha anunciado la salida en DVD de Blood Creek para el próximo 19 de enero (una estrategia muy parecida a la que utilizó en la también maltratada El Vagón de la Muerte).

Os dejo con el argumento y el trailer de Blood Creek: En 1936, los Wollners, una familia de inmigrantes alemanes residentes en Town Creek (Maryland), son contactados por el Tercer Reich para que ejerzan de anfitriones del Profesor Richard Wirth. Necesitados de dinero, los Wollners aceptar acoger al profesor en su hogar. Lo que jamás imaginaron es que serían las víctimas de un cruel juego de supervivencia que los aislaría del resto del mundo.

En 2007, Víctor Marshall, logra escapar de sus captores y se dirige a Town Creek, en compañía de su hermano menor, para llevar a cabo su venganza.

A la vista del nefasto trato dispensado por Lionsgate hacia Blood Creek (argumentado que la película de Joel Schumacher no tenía calidad suficiente para disfrutar de una mejor distribución), supongo que será muy complicado ver la película estrenada en las salas de cine españolas.
Por mi parte tan sólo añadir que el argumento me parece de lo más interesante, pese a que tenga mis reticencias con la presencia del propio Joel Schumacher (repito… irregular cómo el que más) y, sobre todo, del pésimo actor Dominic Purcell (Prison Break).

La Herencia Valdemar

La sombra de H.P. Lovecraft es alargada

El español José Luís Alemán, cineasta con una amplia experiencia en el campo de la publicidad y el formato documental, se pone tras las cámaras de La Herencia Valdemar, ambiciosa producción patria de terror gótico que reune en la pantalla a actores de la talla de Eusebio Poncela, Óscar Jaenada, Silvia Abascal, Laia Marull, y el mísmisimo Paul Naschy.

La historia de La Herencia Valdemar da comienzo con la desaparición de Luisa Llorente, una experta en tasación de inmuebles antiguos que se había trasladado a la misteriosa mansión victoriana Valdemar para realizar un inventario de los bienes de la propiedad.

Maximilian, presidente de la compañía para la que trabaja Luisa, contrata los servicios del detective Nicolás Tramel para que la encuentre. No es la primera desaparición. Poco tiempo atrás otro tasador llamado Orquicia también se esfumó cuando le enviaron a valorar el contenido de la mansión Valdemar; sin embargo, a la compañía Inmoberance el destino de este empleado parece traerle sin cuidado.
El detective se traslada al lugar de los hechos y emprende un terrorífico viaje al pasado…

Inspirada en los texto (una vez más) de H.P. Lovecraft, el trailer de La Herencia Valdemar muestra mansiones góticas, sesiones de espiritismo, secretos de familia, monstruos y contínuos saltos en el tiempo. Un menú diferente y apetecible que se estrenará en las salas de cine españolas el próximo 22 de Enero de 2010.

Mientras redactaba este post llegaba a mis oídos la triste noticia de la muerte de Jacinto Molina, más conocido entre los aficionados al terror como Paul Naschy. Un artista que, pese a los innumerables obstáculos que encontró en su camino, jamás dudó un instante en demostrarle al mundo su pasión y amor incondicional por el género. Ha muerto haciendo aquello que más le gustaba y a lo que dedicó la mayor parte de su vida: el cine. Descanse en paz y mis más sinceras condolencias para su familia y amigos.

Exam

Una sola respuesta de la que depende tu vida

El británico Stuart Hazeldine ha escrito y dirigido Exam, un thriller psicólogico que posiblemente os traiga a la memoria títulos cómo la estupenda Cube, de Vincenzo Natali o, sobre todo, la obra teatral El Método Gronhölm, del catalán Jordi Galderán (que tuvo una muy decepcionante adaptación cinematográfica a cargo de Marcelo Piñero titulada, simplemente, El Método).

Exam cuenta la historia de ocho talentosos candidatos que han alcanzado la fase final de selección para entrar a formar parte de la plantilla de una poderosa corporación. La prueba final se llevará a cabo en una habitación sin ventanas custodiada por un agente de seguridad.

Dicha prueba consistirá en contestar a una sola pregunta. Pero deberán cumplir tres sencillas reglas: no hablar nunca con el agente de seguridad, no estropear la hoja que se les ha facilitado para completar el exámen, y no abandonar la habitación durante los 80 minutos que durará la prueba.

Cuando las manecillas del reloj inicien su andadura, los participantes en la prueba final descubrirán que sus hojas de exámen esconden una misteriosa sorpresa.

Exam tiene previsto su estreno en los cines de el Reino Unido a partir del próximo 8 de Enero. De momento os dejo con el poster, una imagen y el trailer (demasiado explícito… aviso) de la película.

Cambios en Almas Oscuras

Sangre nueva...

Así es… Un nuevo menú de navegación que intenta facilitar el acceso a las diversas secciones del blog (especialmente a las reseñas), la posibilidad de un acceso mucho más rápido y eficiente a las últimas noticias y comentarios, un menú de navegación gráfico que incluye los carteles de las últimas películas reseñadas en el blog…

Pero por encima de todos estos retoques en el diseño del blog, hay un cambio mucho más significativo y digno de mención: la inclusión de un nuevo miembro en el recientemente creado equipo de Almas Oscuras.

Junto a las colaboraciones habituales de nuestra amiga Alicia Domínguez/Missterror, y las nuevas aportaciones de Manu, al que podéis seguir de cerca en su blog El Teclado del Portátil, a partir de ahora cuento con un nuevo socio de aventuras. Un tipo que ama la música, que es capaz de plasmar su particular universo de monstruos sobre un papel en blanco (o sobre la pantalla de un ordenador) y, por supuesto, un fanático del cine y la literatura de terror. Los habituales del blog le conocéis sobradamente: Bob Rock.

Bienvenido Bob Rock… ¡a divertirse!

Pig Hunt

Sucia tarea la de acabar con un cerdo gigante

Pig Hunt

Ver ficha completa

  • Título original: Pig Hunt
  • Nacionalidad: USA | Año: 2008
  • Director: James Isaac
  • Guión: Robert Mailer Anderson, Zack Anderson
  • Intérpretes: Travis Aaron Wade, Tina Huang
  • Argumento: Cuatro amigos de San Francisco viajan a las afueras para cazar jabalíes. Los cazadores locales no son muy amables con los forasteros, y por si fuera poco existe la amenaza de un legendario cerdo gigante apodado El Descuartizador.

59 |100

Estrellas: 3

Pig Hunt

Pig Hunt es una película desequilibrada, y lo es en las dos principales acepciones del término.

John, acompañado de tres de sus mejores amigos y su aguerrida novia, viajan hasta las lejanas tierras de su recién fallecido tio con el objetivo de cazar jabalíes.

Una vez inmersos en la esperura del bosque, deberán hacer frente a una pandilla de paletos (rednecks) descerebrados que no muestran demasiado aprecio por los cazadores foráneos, y a la leyenda de un gigantesco cerdo salvaje al que se conoce con el sobrenombre de Descuartizador.

El desequilibrio de Pig Hunt procede de una primera mitad de película en la que James Isaac (Jason X, Skinwalkers), director del evento, dedica un tiempo excesivo a la presentación de unos personajes que no merecen dicha atención. Y no la merecen porque la confrontación mostrada en Pig Hunt nos resulta, cuanto menos, familiar.

A este lado del cuadrilátero una chusma de cafres y retrasados paletos, mascadores de tabaco, y con una malsana afición a las armas de fuego y los enormes cuchillos de supervivencia.
A este otro lado del cuadrilátero un grupito de estúpidos muchachitos de ciudad, poco habituados a las excursiones campestres, y cuya experiencia más cercana a la caza mayor consiste en matar mosquitos a palmadas.

Dedicar casi media película a resaltar la naturaleza violenta de unos (los paletos), y la incapacidad de adaptarse a un medio que les es hostil de los otros (los chicos de ciudad), resulta a todas luces excesivo. James Isaac intenta poner remedio a la situación introduciendo algún que otro personaje y diálogos supuestamente divertidos… pero ni por esas.

Los protagonistas de la película se pasean por el bosque, sin un rumbo fijo, y sin que tengamos muy claro por dónde van a ir los tiros. Nada puede evitar que Pig Hunt nos depare una primera mitad de película monótona, tediosa y sin apenas un solo momento rescatable (a excepción de la magnífica panorámica, a cámara lenta, acompañada de una excelente melodía de banjos y con las raídas y desgastadas barras y estrellas de fondo, con la que hacen su aparición en escena la tropa de indeseables paletos).

Pero cómo ya he dicho antes, Pig Hunt presenta una asimetría realmente desconcertante. Si la primera mitad de la película (más o menos) está presidida por la desgana y el aburrimiento, la segunda mitad es una auténtica locura (de aquí la segunda acepción de desequilibrio entendido cómo trastorno, demencia, enajenación…).

De pronto, y sin previo aviso, Pig Hunt nos ofrece una delirante mixtura de géneros que incluye entusiastas persecuciones al estilo Mad Max, palurdos enmascarados blandiendo sierras mecánicas, gamberras muertes no exentas de las consabidas dosis de sangre y tripas (aunque sin exagerar), un musculoso hombretón que viste taparrabos y parece sacado de un exploit barato de espada y brujería, y una secta de féminas hippys aficionadas al destete, cultivadoras de marihuana y adoradoras de una brutal criatura de colmillos afilados ¿¿¿???

El resultado de dicha combianción acaba siendo tan extraña cómo extrañamente atractiva (permitidme el juego de palabras). Acción, survival, gore, monstruos… todo tiene cabida en Pig Hunt, sin necesidad de que la lógica o el sentido común impere en cada uno de los caminos tomados por la película.

El empaque visual de Pig Hunt es ciertamente destacable (teniendo en cuenta que se trata de una producción de bajo presupuesto), y las secuencias de acción están, todas ellas, eficazmente resueltas, destacando la adrenalítica persecución en la que los paletos, a lomos de sus sucios y destartalados todoterrenos, intentan dar caza a los desdichados protagonistas.

Nuestras posibilidades de simpatizar con una película cómo Pig Hunt pasan por aceptar de buena gana ese desquiciado y caótico juego que nos propone la película en su segunda mitad, en el que se mezclan toda una serie de elementos y géneros (sin demasiado orden ni concierto) que poco o nada tienen que ver entre si.

Personalmente creo que el experimento acaba funcionando. Toda esa paranoia y desorden que atesora Pig Hunt acaba por ofrecernos una gamberra, deshinibida y bizarra película de acción que sobrelleva sus múltiples defectos sin demasiado esfuerzo. Acción de serie B para disfrutar sin complejos y sin ser demasiado exigentes.

Y he dejado para el final uno de los puntos más conflictivos de Pig Hunt: el diseño del monstruo. Es difícil comprender la decisión tomada por James Isaac, un tipo mucho más apreciado por su labor en el terreno de los efectos visuales y el diseño de criaturas, participando en películas tan destacadas como La Mosca (The Fly, 1986) o ExistenZ (1999), ambas dirigidas por David Cronemberg, que por su labor tras las cámaras.
James Isaac mantiene al monstruo de Pig Hunt en un eterno primer plano, de manera que apenas podemos verle los ojos y sus largos colmillos. Nunca vemos a la bestia en toda su extensión. Ignoro si la decisión final tomada por Isaac responde únicamente a restricciones en el presupuesto o si se trata de un homenaje a determinadas películas ochenteras (todas ellas de bajo coste) que precisamente se caracterizaban por no ser generosas a la hora de enseñar al monstruo. En cualquier caso, la opción de Isaac a la hora de mostrar a la criatura creo que difícilmente será aceptada por una gran mayoría de aficionados.

Lo mejor: La locura sanísima y divertida de la segunda mitad de la película.

Lo peor: Que tarda en arrancar.

Diagnosis: Death

Los cuidados médicos no pueden resolver este problema

Desde Nueva Zelanda y dirigida por Jason Stutter, nos llega Diagnosis: Death, una nueva comedia de horror que presume de ser tan divertida cómo Shaun of the Dead y más terrorífica que Severence.

Diagnosis: Deat cuenta la historia de dos almas perdidas, afectadas de cancer, que se someten voluntariamente a un tratamiento radical que incluye experimentar con nuevas drogas. Cuando el centro médico cierra sus puertas durante el fin de semana y las drogas empiezan a surtir efecto, las cobayas humanas experimentan siniestras alucinaciones acerca de un doble asesinato. Sin tener muy claro dónde terminan las alucinaciones y dónde empieza la realidad, las apariciones se volverán cada vez más amenazadoras, hasta el punto de que la única oportunidad de abandonar el centro médico será descubrir el terrible secreto que se esconde entre sus cuatro paredes.

Lionsgate distribuirá Diagnosis:Death en el mercado DVD USA a partir del próximo 29 de diciembre. Os dejo con el trailer oficial de la película y algunas imágenes.

El Cine de Ultramundo

I Muestra de Cine Fantástico y de Terror de Ultramundo

Los amigos de El Cine de Ultramundo se han liado la manta a la cabeza y ya tienen lista su I Muestra de Cine Fantástico y de Terror de Ultramundo, que se celebrará en Asturias los próximos días 11, 12 y 13 de diciembre.

Los pases de las películas tendrás lugar en los multicines Artesiete Caudalia, y todas las serán gratuitas.

El programa no tiene desperdicio, e incluye títulos del calibre de Godzilla Final Wars, Reinassance, Tron, Fido, Lifeforce (el montaje del director), Dead Snow, Uzumaki, El Imperio del Fuego o El Vagón de la Muerte.

También tienen planeado organizar una cena para celebrar el evento a la que cualquier aficionado que lo desee podrá apuntarse. Los que andéis cerca de Asturias durante los días en que se celebra esta I Muestra de Cine Fantástico y de Terror de Ultramundo no tenéis excusa. La ocasión lo merece. Mucha suerte a los compañeros de Ultramundo.