VOD

Nouvelle Horreur Vague

Quién es quién en el nuevo cine de terror francés

Salvaje, brutal, intenso, sangriento, y furioso… estos son algunos de los adjetivos que perfectamente podrían describir varias de las propuestas que nos ha brindado el cine de terror francés durante los últimos años.
Los aficionados al género –en su mayoría- no hemos tardado demasiado en darnos cuenta de lo que se cocinaba en el país galo, y a estas alturas abrazamos, con entusiasmo, cualquier noticia sobre nuevos proyectos gestados en el interior de sus fronteras.

El nivel de expectativa ante una nueva película de terror francés es, hoy por hoy, muy alto. Por encima, incluso, de lo que pueda ofrecernos el cine norteamericano de género (ahogado en una marea de secuelas y remakes), y superando fórmulas algo debilitadas del cine oriental.

Esta pretende ser una recapitulación de lo que nos ha ofrecido hasta ahora el nuevo cine de terror francés, y un breve delante de los que está por llegar (por supuesto, cómo suele ocurrir en estos casos, ni son todos los que están ni están todos los que son, así que cualquier aportación por vuestra parte, como siempre, será bien recibida).

Alta Tensión

En 2003, y tras un par de intentos que pasaron prácticamente desapercibidos (“Furia”, 1999 y “Over the rainbow” –cortometraje-, 1997), el director francés Alexandre Aja, bajo el mecenazgo de su compatriota Luc Besson, lograba hacerse un hueco importante dentro del género con un impresionante slasher de textura sucia y malsana titulado “Alta Tensión” (Haute Tension).

En una ocasión leí unas declaraciones del propio Aja en las que reconocía que estuvo a punto de caer en una depresión cuando supo que el devenir de su película en la taquilla francesa no estaba resultando, ni mucho menos, todo lo espléndido que él esperaba.
Afortunadamente todo cambió cuando la película viajó de festival en festival, cosechando un éxito tras otro, incluido el premio al mejor director en la edición del Festival de Sitges de 2003.

Más allá de la polémica que despertó su tramposo final y pese a que su argumento no aportaba nada nuevo al subgénero, "Alta Tensión" acabó erigiéndose como un slasher salvaje y violento, perfectamente interpretado, visualmente demoledor, generoso en escenas gore, y de una fuerza e intensidad que nos remitía directamente a clásicos de los 70 como "La Matanza de Texas" o "Las Colinas tienen Ojos" (Ver sinopsis, valoración y trailer de "Alta Tensión")

Precisamente el remake de "Las Colinas tienen Ojos", película realizada por Wes Craven en 1977, iba a convertirse en el siguiente proyecto del director francés. Era su primera película en Estados Unidos, y el resultado final fue un estimable éxito de taquilla a nivel mundial.
"Las Colinas tienen Ojos" mantenía e incluso aumentaba los registros de violencia de "Alta Tensión", logrando un remake que superaba, con creces, el original de Craven (para quien os escribe, Las Colinas tienen Ojos de Aja estaría presente en cualquier lista de las mejores películas de terror de todos los tiempos).

En 2007 el nombre del cineasta francés aparecía acreditado como guionista en la interesante “Parking 2” (P2).

En 2008 Aja se ponía de nuevo tras las cámaras para filmar un nuevo remake, en este caso de una película coreana. Su título, “Reflejos” (Mirrors), un filme que se inscribía en el género de fantasmas y que, pese a sus apreciables resultados, causó cierto desconcierto entre los seguidores del director francés que encontraron en Mirrors una propuesta muy distinta, tanto en el fondo como en la forma, a sus anteriores trabajos.
Actualmente se encuentra preparando el remake de Piraña.

Calvaire

Un año después de "Alta Tensión", irrumpía en los festivales de todo el mundo "Calvaire”" dirigida por el belga Fabrice Du Welz. Pese a la nacionalidad belga del director, se suele incluir a "Calvaire" dentro del panorama del nuevo cine de terror francés debido a que Fabrice Du Welz suele trabajar en tierras francesas y con un equipo compuesto mayoritariamente por franceses.
"Calvaire" es una de las propuestas más surrealistas, extrañas, enfermizas y arriesgadas del cine de género de las últimas décadas. Un viaje a las profundidades de la locura humana que no deja indiferente a nadie. Una propuesta extrema que ha cosechado defensores y detractores a partes iguales (Ver sinopsis, valoración y trailer de "Calvaire")

Ellos

En el 2006 le llegaba el turno a “Ellos” (Ils), una pequeña película de terror dirgida a cuatro manos por David Moreau y Xavier Palud. “Ellos” fue toda una sorpresa cimentada en un sólido ejercicio de suspense en el que el horror sugerido se imponía al horror explícito (posiblemente debido a su precariedad de medios), y en el que el transfondo social que quedaba al descubierto en su escena final abrió ciertas heridas en el país dónde se sitúa la acción de la película. Una pequeña joya a redescubrir (Ver sinopsis, valoración y trailer de "Ellos")
David Moreau y Xavier Palud fueron reclamados por Hollywood para filmar la detestable "The Eye", remake de la película homónima de los hermanos Pang protagonizado por Jessica Alba. En defensa de los directores galos, señalar que se hicieron públicas serias discrepancias con los productores de la película que, por lo visto, no les dejaron llevar el proyecto en la dirección que ellos deseaban.

fronteries

2007 iba a ser el año de "Frontiere(s)" y "À l’Interieur".
"Frontiere(s)", dirigida por Xavier Gens y, de nuevo, apadrinada por Luc Besson, es, quizás, la menos original de las propuestas del nuevo cine de terror francés. La fuerte influencia de "La Matanza de Texas" de Tobe Hopper se deja notar en cada una de sus secuencias. Pero esto no significa que "Frontiere(s)" sea un proyecto fallido. Su brutal y extremo uso de la violencia, su enfermiza atmósfera y unos treinta minutos finales que desafían la resistencia del aficionado más curtido, logran hacer de "Frontiere(s)" una experiencia recomendable por encima de su guión algo endeble y excesivamente referencial (Ver sinopsis, valoración y trailer de "Frontiere(s)")

À l'Interieur

Y por fin llegaría "À l’Interieur" (conocida en su versión norteameriacana como “Inside”), dirigida por los debutantes Julien Maury y Alexandre Bustillo. En mi opinión, la joya de la corona de la Nouvelle Horreur Vague. Una película que alcanza unos límites insospechados de intensidad y horror gracias, no sólo a la brutalidad sin límites de las diversas escenas gore que salpican la trama, sino a la impresionante interpretación de sus dos protagonistas femeninas (en especial una magistral Béatrice Dalle que logra, con su perturbador trabajo, transmitir una acongojante sensación de miedo... en estado puro) y a una historia sin fisuras que se beneficia de la agobiante y cruel atmósfera que los directores galos logran transmitir a todas y cada una de las imágenes de la película (Ver sinopsis, valoración y trailer de "À l'Interieur")

"À l’Interieur" se alzó con el Melies de Plata a la mejor película fantástica europea en 2007. Sin embargo, la cinta pasó sin pena ni gloria por la taquilla francesa y se ha visto perjudicada por las pésimas políticas de distribución de diversos paises, entre ellos España, dónde "À l’Interieur" sigue todavía inédita.
En una entrevista concedida por los dos directores franceses de "À l’Interieur", estos respondían a la pregunta sobre si creían que existía una renovación rupturista en el cine francés de género, con unas contundentes palabras: "El terror es un género muerto en Francia, no tiene éxito, y todos los directores terminan por filmar comedias, que es lo más común" (fuente: Septimo Vicio Entrevistas).

No todo son buenas noticia

Así es, no todo el reciente cine francés de género está a la altura de las prestaciones ofrecidas por Alexandre Aja, Xavier Gens y compañía. Basta con echarle un vistazo a "Sheitan, cena con el Diablo", la insoportable película dirigida por Kim Chapiro que intenta compaginar el ambiente rural, bizarro, surrealista y enfermizo de "Calvaire" con ciertas dosis de sexo y humor negro. Por desgracia, todos sus planteamientos iniciales se quedan en el ámbito de las buenas intenciones, y "Sheitan" acaba siendo una experiencia aburrida, irracional y prescindible, en la que cabe destacar –negativamente- la demencial y ridícula actuación del, por otra parte, magnífico actor Vincent Cassel (también en funciones de productor).

Lo que está por venir
Vinyan

Hollywood tiene la capacidad, sin duda, de reconocer el talento allí dónde se encuentre. Por esta razón no es de extrañar que la gran mayoría de los nombres propios que dieron vida al nuevo cine de horror francés, hayan sido solicitados y absorbidos por la todopoderosa fábrica de sueños norteamericana.

El primero fue Alexandre Aja, con su magistral "Las Colinas tienen Ojos", y el posterior remake de "Mirrors". Actualmente se encuentra inmerso en el proyecto "Piraña 3D", remake de la pequeña y estupenda película dirigida por Joe Dante en 1978.

Tras la renuncia de Julien Maury y Alexandre Bustillo (directores de À l’Interieur) a dirigir finalmente la nueva versión de Hellraiser, el proyecto fue a parar a manos de otro francés, ni más ni menos que a Pascal Laugier, director de la polémica "Martyrs".
Precisamente "Martyrs" sigue siendo, al día de hoy, una de las películas más esperadas del año, tras su polémico paso por la práctica totalidad de los festivales especializados durante el pasado año. La brutalidad y crudeza de las imágenes de "Martyrs" (por lo que se comenta, insoportables en su tramo final) han dejado la promesa de una nueva apuesta por la radicalidad y el horror extremo dentro del panorama del cine francés de género.
Pero antes de involucrarse definitivamente en el remake de Hellraiser, el mismo Laugier ha anunciado su participación en "Dogs", la historia de un veterano de guerra perdido en mitad del desierto y acosado por una jauría de perror salvajes y hambrientos.

Por su parte, Xavier Gens, director de "Frontiere(s)", tras el descalabro de "Hitman", anda inmerso en su nuevo proyecto, "Vanikoro", la épica historia del explorador Jean-François de Galaup, quién desapareció misteriosamente, junto a toda su tripulación, en el año 1788.
Gens traslada el momento de dicha desaparición a una isla repleta de antropófagos cuyo nombre es Vanikoro.
Puesto que se especula que Vanikoro estará interpretada por Philip Seymour Hoffman y Viggo Mortensen, es muy probable que podamos ver lo nuevo de Gens en pantalla grande.

El belga Fabrice du Welz presentó el pasado año su nuevo trabajo, "Viyan", una coproducción belga, francesa e inglesa, que sumerge a la actriz gala Emmanuelle Béart en una odisea a la búsqueda de su hijo desaparecido en un tsunami que arrasó Tailandia.

Pero al margen de los nombres propios que hemos visto hasta el momento, el cine francés de género nos tiene preparadas nuevas sorpresas para el presente año. Por lo pronto, todo apunta a que le han cogido el gusto a la temática zombie. "La Horde", dirigida por Yannick Dahan y con Xavier Gens en funciones de productor, ha sido definida como un cruce entre La Jungla de Cristal y el universo zombie de George A. Romero.
"Mutants", de David Morley, promete un claustrofóbico survival ambientado en un mundo asolado por una pandemia vírica. Y "Humains" nos trae un argumento, mezcla de aventuras y horror, que nos recuerda a la estupenda producción británica "The Descent".

Sinopsis, Valoración y Trailer

Alta Tensión (Haute Tension)
Argumento: Marie (Cécile De France), una joven de 20 años, es invitada a pasar unos días de vacaciones en la casa de los padres de su mejor amiga. Allí, en una granja aislada, rodeada de campos de maiz, Marie piensa encontrar la tranquilidad necesaria para estudiar. Pero no será más que una ilusión; desde la primera noche un ruido extraño invade la casa. Alguien masacra uno por uno a los miembros de la familia. Marie decide actuar para salvar a su amiga. Empieza un trepidante duelo entre ella y el asesino. Cuando cae la noche, sólo hay una norma: sobrevivir.

Mi Valoración: Un slasher que se alimenta de la crudeza, el salvajismo y la violencia sucia y realista de los grandes clásicos norteamericanos de los años 70. Cine brutal y sin concesiones con una factura visual excelente. Su tramposo final no empaña el resultado final de una película convertida en obra de culto instantánea.
Puntuación: 85/100.

Calvaire
Argumento: Marc Stevens, un cantante venido a menos que se dedica a actuar en residencias de ancianos, tiene una avería en una noche de tormenta en pleno bosque. Un lugareño se ofrece a prestarle ayuda y lo acoge en su casa, aislada del pueblo. Pero los problemas de Marc llegan cuando su anfitrión le confunde con una persona que conoció.

Mi Valoración: Extraña, surrealista y, por momentos, desasosegante y perturbadora. Debo reconocer que su lentitud en algunos pasajes, y la extrema frialdad, en general, de la propuesta, me impidieron disfrutar de Calvaire cómo hubiera deseado. Aún así siempre la he recomendado. Estoy seguro de que quiénes sean capaces de penetrar en el insólito y bizarro universo de Calvaire, veran recompensado su esfuerzo.
Puntuación: 55/100.

Ellos
Argumento: Clémentine es profesora en el Liceo Francés de Bucarest y Lucas novelista. La joven pareja vive felizmente en una casa enorme perdida en medio del bosque. Un buen día, su vida va a dar un giro de 360 grados. Todavía no lo saben, pero les están espiando, acechando. Cuando caiga la noche, Clémentine y Lucas descubrirán que ELLOS están ahí, en todas partes, hasta en su propia casa... ¿Quiénes son? ¿Qué quieren?

Mi Valoración: Una agradable sorpresa por parte de una modesta propuesta que acaba siendo un excelente ejercicio de suspense. Ellos insinúa más que muestra, y logra entretener y destacar pese a transitar lugares muy comunes del género de terror.
Puntuación: 65/100.

Frontiere(s)
Argumento: Las elecciones francesas se resuelven entre un partido conservador y otro de extrema derecha. Los suburbios han estallado en protestas y un grupo de jóvenes han decidido aprovechar el tumulto para perpetrar un robo. Un hostal aislado parece ser el refugio perfecto, pero sus problemas no han hecho más que empezar cuando descubran que sus propietarios son un grupo de degenerados neonazis.

Mi Valoración: Pese a su acuciante falta de originalidad y ciertas debilidades en el guión, su extremo, crudo y contundente uso de la violencia (muy por encima de cualquier película comercial norteamericana -incluidos Hostel y Saw-) la hacen de obligatoria visión para el aficionado al género.
Puntuación: 70/100.

À l'Interieur
Argumento: Una mujer embarazada y viuda (Alysson Paradis) pasa la noche de Navidad a solas cuando una extraña (Béatrice Dalle) se presenta en su casa.

Mi Valoración: La más extrema, radical, incómoda, sangrienta, angustiosa y terrorífica experiencia de los últimos tiempos. Un clásico moderno.
Puntuación: 90/100.

Bad Biology (2)

El regreso de Frank Henelotter cada vez más cercano.

Bad Biology

Me encanta Frank Henelotter. Le considero un maestro de la basura cinematográfica y me trae entrañables recuerdos de infancia (esas batidas junto a los colegas intentando hacernos con una copia de alguiler de "Basket Case" o "Frankehooker"...).

Parece ser que el estreno en DVD de "Bad Biology", su nueva película tras 16 años de inactividad, está previsto en USA para este mismo mes de Febrero, y en Gran Bretaña para el 2 de Marzo.

Todo apunta a que el maestro Henelotter vuelve en plena forma y haciendo gala de todas aquellas señas de identidad que marcaron su cine en los 80: sexo enfermizo y depravado, obscenidad, mutaciones, sangre y toneladas de humor negro.
Para saber algo más del argumento os dejo el enlace al anterior post.
Y para hacer la espera más soportable, algunas fotografías y el trailer (Atención: es el mismo trailer oficial que ya aparecía en el anterior post).

Bio Slime

El terror no tiene forma

bio slime

Bio Slime Esta noche os traigo una serie B de bajo presupuesto que, esta vez sí, me ha parecido ciertamente interesante. Su titulo: "Bio Slime", escrita y dirigida por John Lechago. Y eso que la película no ofrece nada nuevo. Tanto las capturas que acompañan al post como el propio trailer nos retrotaen a una decena de títulos similares (así, a botepronto, se me ocurren "The Blob, el terror no tiene forma" y "Species").

Sin embargo, por lo visto en el trailer -y teniendo siempre en cuenta que estamos ante una producción de muy bajo presupuesto-, parece ser que se están tomando las cosas bastante en serio y, como mínimo, los efectos no son de los que causan vergüenza ajena.

"Bio Slime" cuenta la historia de siete personas atrapadas en una habitación con una sola puerta y ninguna ventana. Sus teléfonos móviles no funcionan -sic- y nadie del exterior puede oir sus gritos. No tardarán en sufrir el acoso de una desconocida criatura viscosa que intenta penetrar en el interior de la habitación.

Bloody Mirrors

El último proyecto de Vicent Films

Bloody Mirrors"Bloody Mirrors" es el nuevo cortometraje de Vicent Films, dirigido por Sergio Morcillo y producido por el amigo Antonio Reverte, cabeza visible del portal Terror y Nada Más. El estreno del proyecto, apadrinado por el mismísimo Paul Naschy, está previsto para el próximo mes de Abril. También está confirmada su presencia en el Festival de Sitges 2009.

El argumento esconde una truculenta y sangrienta historia de casas encantadas en la que un espíritu sediento de venganza regresa del más allá para provocar una tensa y terrorífica orgía de sangre.

Os dejo el trailer y el poster del evento. Por mi parte tan sólo me queda felicitar a Sergio, Antonio, y a todo el equipo de "Bloody Mirrors", que me consta está trabajando duro por sacar adelante un proyecto lleno de ilusión y de amor por el género, desde los estrictos parámetros del cine amateur.
Para completar la información sobre el proyecto "Bloody Mirrors" no olvideis visitar Terror y Nada Más.

Bustos de inspiracion Cenobita

Nueva sección Joyas Oscuras

Hace unos días, mi buena amiga Alicia Domínguez me propuso crear una nueva sección en la que los lectores pudieran hacerme llegar sus objetos, curiosidades, reliquias... relacionadas con el mundo del terror. La idea me pareció magnífica y la propuesta de Alicia se ha traducido en la sección que he pasado a denominar "Joyas Oscuras (nuestras cosas)"
Si alguno de vosotros está interesado en hacer públicas en Almas Oscuras esas joyas terroríficas que guardais con tanto celo, poneos en contacto conmigo a través del mail: joan@almasoscuras.com.
Os dejo con Alicia y su magnífico aporte.

Cenobitas

David es un fanático del terror además de un artista. Aficionado al mundo del maquillaje FX, hoy nos trae estos increíbles bustos de fabricación casera inspiradas en los cenobitas de Hellraiser.
Espero que os gusten.

Cows

De Matthew Stokoe

Cows Sinopsis: Steven es un desperdicio de la sociedad, joven, desempleado y con una vida tan dura que traumatizaría al mismísimo Clive Barker. Steven vive con su su madre (en el libro no se especifica su nombre en ningún momento, sólo se hace referencia a ella como Mala Bestia) y tiene de vecina y pseudonovia-amiga a Lucy, una joven perturbada con tendencias suicidas obsesionada con las enfermedades y operaciones. La vida transcurre en la más absoluta degradación hasta que Steven consigue un trabajo en le matadero y su mundo cambia. Allí descubrirá el oscuro mundo de los matarifes veteranos y la trama secreta de las reses para hacerse con el control del matadero y alrededores, y sobre todo, para terminar con los asesinos de su especie.

Comentario: El mundo secreto de las vacas es una paranoia en la que las reses hablan (sí, hablan), se comunican con inteligencia con Steven, al que permiten el acceso, aunque sea humano, como uno más del grupo (ofreciéndole incluso una de sus hembras para su disfrute), un mundo en el que permanecerá totalmente integrado...
El argumento, a priori, puede parecer una total fantasía, pero os puedo asegurar que se convierte en el peor de los infiernos.

Vacas, vacas, vacas ¿alguien que haya leído "Vacas" puede dejar de reconocerlo como el libro más repugnante jamás escrito? Absolutamente NO.
Matthew Stokoe, gran provocador, escribió una aberrante historia de seres humanos crueles y animales organizados que superan en inteligencia a la caricatura de hombres que desfilan por las páginas del libro (¿guiño a Animal Farm?). Decir que "Vacas" es el libro más repugnante escrito nunca es quedarse corto. "Vacas" es una mezcal insana de escatología, maltrato, zoofilia, gore y salvajadas varias. Realmente hay que tener estómago para leerlo ,pero una vez que lo has hecho, por un acto de locura, comienzas a recomendarlo a todo el mundo que le gusta el género de terror y éstos a sus amigos (como hago yo ahora con vosostros) y todo se convierte en un círculo viciosos (y nunca mejor dicho).

Lo que está claro es que "Vacas" es un libro de culto para los fans de lo extremo, es una ventana abierta a la curiosidad para enfrentarnos a experiencias que probablemente nunca hubiéramos imaginado. Leer "Vacas" es como si te dieran una patada en la barriga y admitieras que en el fondo te gusta. Realmente después de leer sus 38 capítulos (cada cual más vomitivo y pesimista), la catarsis que experiementas no es, ni mucho menos, algo placentero, sino que el malo rollo se apodera de tí durante tiempo. Un ambiente tan malsano y tantas atrocidades juntas en un libro con menos de 200 páginas, se hace difícil de digerir, amigos. Aun así,como siempre, os animo a leerlo, ya que sé que el que lo haga comprenderá a la prefección de qué estoy hablando.

En el reverso de la edición inglesa de "Vacas" había un aviso que rezaba "contiene escenas de violencia y sexo explícitos", sin embargo algún crítico británico dijo que el aviso más exacto para el libro era "contiene un par de escenas sin violencia y sexo", ésto resume la actitud del autor a la perfección.
Para mi con "Vacas" ocurrió lo mismo que después de ver "Guinea Pig:Flowers of Flesh and Blood", que pensé ¿realmente me gusta ésto?. Pues la respuesta es que ya me he leido tres veces "Vacas"..., la película probablemente no la vuelva a ver nunca.

Teeth

Poned a salvo vuestros penes...

Teeth

Ver ficha completa

  • Título original: Teeth
  • Nacionalidad: USA | Año: 2007
  • Director: Mitchell Lichtenstein
  • Guión: Mitchell Lichtenstein
  • Intérpretes: Jess Weixler, John Hensley
  • Argumento: Dawn, una adolescente que aboga por la castidad antes de llegar al matrimonio, verá cómo su vida cambia al descubrir el poder devorador de su vagina repleta de dientes.

65 |100

Estrellas: 4

Posters Teeth

Os propongo un juego de observación. Justo encima tenéis reproducidos tres posters que hacen referencia a la película "Teeth". El primero por la izquierda es un sensacional trabajo (sin duda el mejor de los tres) que finalmente fue censurado en los USA. El segundo bien podría transmitirnos la idea de que estamos ante una desenfrenada comedia juvenil con abundantes escenas de sexo ingenuo y festivo (al estilo de cualquier estúpida secuela de American Pie) y, finalmente, el tercer póster nos remite a una película más cercana al género de terror adolescente.

Ciertamente es complicado ubicar "Teeth" dentro de un género concreto (aunque personalmente creo que tampoco hay una necesidad perentoria de hacerlo…), razón por la que, posiblemente, una buena parte de su público no habrá podido evitar cierto desconcierto a la hora de asimilar lo que se les venía encima. Sobre todo aquellos que esperaban de Teeth una típica comedia juvenil alocada , zafia, gruesa y desvergonzada.

A mi me gustaría definirla como una sutil y moralmente confusa comedia juvenil de horror fálico. Intentaré explicarlo (hay que ver de qué manera me gusta complicarme la vida).

Mitchell Lichtenstein, director y guionista de "Teeth", nos presenta la historia de Dawn, una joven de fuertes convicciones católicas que le llevan a ser portavoz de una siniestra (y esta es una apreciación personal) campaña de abstinencia sexual por los colegios de la zona, y que descubre, tras su fallida primera experiencia con el sexo opuesto, el terrible secreto que guarda en el interior de su propio cuerpo.

Sin duda, el punto de partida es de esos que por su originalidad y el morbo que despierta, es capaz de despertar la curiosidad de un amplísimo abanico de potenciales espectadores. Y cuidado, cuando afirmo que Teeth es una apuesta original no estoy diciendo que sea innovadora. Pero creo que nombrar un par de títulos asiáticos semidesconocidos que tengan de protagonista a una chica con problemas similares a los de Dawn, es un ejercicio de innecesaria autocomplacencia que, seguramente, no tendrá ningún interés para todos aquellos que decidan acercarse a la película.

Lo que sorprende en un primer instante es el tratamiento reposado, tranquilo, contemplativo o, porqué no decirlo, lento (aunque acertado, en mi opinión), que Lichtenstein le otorga a la primera mitad de la película, en la que la presentación del personaje principal –la encantadora y angelical Dawn- y de todo el entorno de estricto conservadurismo que le rodea, supone una evidente crítica al puritanismo, al excesivo fervor religioso, y a la doble moral que siempre han caracterizado a la sociedad norteamericana en cuestiones de sexo.

Teeth no busca en ningún momento la carcajada sonora (aunque a un servidor le arrancara alguna que otra), sino que apuesta por lograr una sonrisa cómplice del espectador a medida que este vaya desgranando, poco a poco y sin demasiados sobresaltos –por el momento-, el contenido de denuncia social y el discurso moral algo equívoco que esconden sus imágenes.

Es una comedia en la que hay que prestar mucha atención a los detalles (y a esto me refería cuando hablaba de sutileza). Algunos de los diálogos que contiene la película son una auténtica delicia (ver en este sentido la clase sobre serpientes de cascabel), y detalles como el de las calles repletas de vallas publicitarias alusivas al sexo, o esos maravillosos eslogans que adornan las camisetas de la protagonista –y de sus amigos-, van calando y configurando, sin prisas, una inteligente y sarcástica propuesta menos blanca y más punzante de lo que, a priori, podríamos pensar.

También he afirmado que resulta “moralmente confusa”. Y así es. Lo que en principio parece un claro ataque frontal al puritanismo y a la represión sexual, finalmente deriva en una especie de defensa encubierta del amor sincero, puro y honesto cuando se da a entender que estos sentimientos son los únicos que pueden hacer frente y resistir, con ciertas garantías, a los envites del cruel asesino que habita en el interior de Dawn.
Por no hablar de la situación en que deja a la gran mayoría de ejemplares masculinos que hacen acto de presencia en la película (a excepción del padre). Todo espécimen masculino es susceptible de ser una auténtico cabronazo, violador, obsceno e indecente, cuya única finalidad es la de agredir con su pene a la casta e inocente Dawn. Se acabaron las sutilezas...
El castigo que les espera a todos ellos es ejemplar.

Y con el término "castigo" en mente, enlazo con la última parte de la definición de "Teeth": una película de "horror fálico". Es el momento de olvidarse de todos esos discursos morales y críticas encubiertas a las que hacía referencia (prescindiendo de todos ellos, la propuesta sigue siendo plenamente disfrutable), y prepararse para disfrutar de las sangrientas y dolorosas salvajadas cometidas por una Dawn convertida en la más dulce y vengativa de las castradoras, y dispuesta a poner en su sitio a todo ejemplar masculino que se le ponga por delante.

Llegados a este punto, Lichtenstein se destapa con una serie de escenas de lo más explícitas y bizarras, salpicadas con generosas dosis de gore (aunque sin exagerar), y que logran, con creces, su principal objetivo: que la totalidad del género masculino cierre sus piernas y emita un casi inaudible gemido (y no precisamente un gemido de placer. Especial atención la terrible y divertida escena protagonizada por un ginecólogo que, sin duda, tuvo mejores días en su consulta).

Cuando Dawn deja salir su ira, la cosa se pone realmente fea y dolorosa para todos aquellos que, en alguna ocasión, nos hemos sentido orgullosos de nuestro pene.

"Teeth" posiblemente sufra los problemas propios de un proyecto al que es muy complicado ubicar en un género específico. No es ni la típica comedia adolescente de horror, ni tampoco la orgía gore que quizás muchos esperaban.
En su lugar tenemos una película repleta de ironía, crítica, sexy (gracias al buen trabajo de la actriz protagonista), algo confusa en sus planteamientos de fondo, salvaje y sangrienta en la justa medida, y deliciosamente divertida. Una pequeña joya independiente a descubrir.

teeth

Lo mejor: Poder disfrutar, sin complejos, tanto de su carga crítica como de las diversas escenas de castración.

Lo peor: Ciertas deficiencias en el ritmo y en el guión, sobre todo en la primera mitad de la película.

Viernes 13 (2009)

El esperado regreso de Jason Voorhees

Viernes 13

Ver ficha completa

  • Título original: Friday the 13th
  • Nacionalidad: USA | Año: 2009
  • Director: Marcus Nispel
  • Guión: Damian Shannon, Mark Swift
  • Intérpretes: Jared Padalecki, Danielle Panabaker, Amanda Righetti
  • Argumento: Buscando a su hermana desaparecida, Clay se dirige a Crystal Lake. Allí conoce a un grupo de jóvenes dispuestos a pasar un excitante fin de semana. Nadie sospecha que el mítico Jason Voorhees es un tipo poco hospitalario dispuesto a consumar su venganza.

60 |100

Estrellas: 3

Viernes 13

Debo confesar que nunca me gustó el remake que Marcus Nispel hizo en 2003 de "La Matanza de Texas". Me pareció un virtuoso pero vacío ejercicio de estilo que traicionaba el espíritu salvaje, perturbador y transgresor del original de Tobe Hooper. Incluso me atrevería a decir (y llegados a este punto os rogaría que reprimierais cualquier impulso de acordaros de alguno de mis familiares más cercanos) que los primeros veinte minutos de la precuela dirigida por Jonathan Liebesman ("La Matanza de Texas: el orígen") en 2006, eran superiores al trabajo realizado por Nispel.

Con semejante panorama me dirigí el pasado viernes 13 de Febrero, cargando sobre mis espaldas toneladas de prejuicios, al estreno de la nueva secuela (sí, sí... secuela) de "Viernes 13", dirigida, nuevamente, por el director alemán.

Tras 97 minutos de película en los que nunca me sentí tentado de mirar el reloj (una muy buena señal), estoy en disposición de afirmar que todas mis reticencias iniciales eran erróneas. Marcus Nispel ha construido un slasher sólido, rocoso, de corte clásico, y que se beneficia de la excelencia visual y estética que el director alemán ya demostró en sus anteriores trabajos.

Nispel ha desmostrado ser, ante todo, un tipo inteligente. Su "Viernes 13 (2009)" no olvida ninguno de los ingredientes que definieron e hicieron grande a una saga que cuenta con más de 20 años de historia: muertes, sangre, sexo, desnudos, drogas, jóvenes víctimas cuyas reacciones desafían toda lógica e instinto de supervivencia, y un icónico Jason Voorhees que retorna más ágil, rápido y amenazador de lo que nos tenía acostumbrado.

Pero que nadie se lleve a engaño sobre la verdadera naturaleza del trabajo llevado a cabo por Nispel. "Viernes 13 (2009)" no es un remake. Un par de escenas que rememoran momentos de las tres primeras películas de la saga no justifican su condición de remake.
"Viernes 13 (2009)" no es más (ni menos) que una nueva secuela que se añade a las nueve anteriores con las que cuenta la película original de Cunningham (sin contar aquel delirante cross-over que le enfrentaba a otro mito de la talla de Freddy Krueger). Si alguien acude al cine esperando de este "Viernes 13 (2009)" algún atisbo de originalidad que vaya más allá de los esquemas rígidos que ha establecido la serie a lo largo de tantos años, saldrá terriblemente decepcionado. Añadir algo que huela remotamente a innovación en un género tan explotado y degradado como es el slasher, y en una de las series que pasa por ser la más longeva de la historia del cine de terror, se me antoja una empresa poco menos que imposible.

Pero, ¿es realmente un dato relevante que no estemos ante un auténtico remake y sí ante una nueva secuela que añadir a la larga lista? En absoluto. "Viernes 13 (2009)" acaba ofreciéndonos una de las mejores secuelas de la serie, con un empaque visual muy superior a todo lo que habíamos visto a hasta la fecha, una excelente ambientación (impresiona conocer el lugar en el que Jason Voorhees tiene instalado su campamento base), unos personajes dotados de cierto sentido del humor; y que no pierde de vista, en ningún momento, el verdadero y único objetivo que sustentaba al conjunto de la saga: entretener, divertir y aterrorizar, haciéndonos partícipes de las andanzas de uno de los asesinos más carismáticos de la historia del cine de terror y ofreciéndonos una sucesión de violentas, sangrientas y salvajes muertes (aunque, en este punto echo en falta una mayor imaginación e incluso algo más de intensidad en el diseño de las muertes. Hay muertes en el conjunto de la saga mucho más brutales y originales que las que vemos en la película de Marcus Nispel).

"Viernes 13 (2009)" no ofrece nada nuevo. No puedo ni tan siquiera considerarla un punto de inflexión en la serie. Tampoco entrará a formar parte con letras mayúsculas y doradas en la historia del género. Ni siquiera me atrevería a considerarla una gran película, pero ¿alguien es capaz de señalarme alguna entrega de la serie Viernes 13 que pueda realmente ser considerada como una gran película?.
El material de partida es el que es. No hay más. Y con ese (escaso) material de partida, Marcus Nispel ha logrado fabricar un slasher disfrutable y entretenido de principio a fin, que no traiciona el espíritu de la saga, y que posiblemente deje satisfechos a los fieles seguidores de la misma (entre los cuáles me encuentro).

Sólo se me plantea una duda (y a la vez una curiosidad). ¿Qué opinarán de este nuevo Viernes 13 esa nueva y joven generación de aficionados al cine de terror que han crecido viendo Saw, Hostel y los múltiples remakes norteamericanos de películas asiáticas, y que nunca han sentido la curiosidad o necesidad de acercarse a las películas de la saga original? Posiblemente carezcan de ese punto de nostalgia del que disfrutamos generaciones anteriores que crecimos con las matanzas de Crystal Lake, y siento mucha curiosidad por conocer el impacto que este nuevo Jason Voorhees pueda provocar sobre ellos.

Viernes 13

Lo mejor: su fuerza visual, la ambientación, un Jason aterrador y que acabe ofreciéndonos una de las mejores entregas de la serie.

Lo peor: algunas de las muertes son poco imaginativas y les falta garra.