VOD

Profunda Oscuridad

La oscuridad esconde más de un secreto

Desde la localidad barcelonesa de Seba, el director Isi Vila nos presenta su primer cortometraje, Profunda Oscuridad. El cortometraje ha tenido una excelente recepción en los festivales especializados en los que se ha exhibido, incluído el pase de presentación en el pasado XXI Festival de Cine Fantástico y de Terror de Barcelona-Sants.

Profunda Oscuridad cuenta la historia de Daniel y Lucía, dos hermanos que acaban de perder a su padre en extrañas circunstancias, y que tienen que seguir adelante bajo la presión de su madre.

Existe un mal fuera, que sale de noche, y la única protección que tienen es la sal. Su madre, intenta mantener a los chicos al margen de todo el peligro, pero Daniel quiere descubrir toda la verdad y saber como murió su padre…

Os dejo con el cartel oficial del cortometraje y con su trailer. Tras Profunda Oscuridad, Isi Vila se encuentra inmerso en el rodaje de su segundo cortometraje, Sin Corazón. Para más información: Cortos de Isi Vila.

Phobia 2

Cinco terrores globalizados

Phobia_2_poster

Ver ficha completa

  • Título original: Phobia 2
  • Nacionalidad: Tailandia | Año: 2009
  • Director: Banjong Pisanthanakun, Parkpoom Wongpoom, Songyos Sugmakanan, Paween Purijitpanya, Visute Poolvoralaks
  • Guión: Sopana Chaowwiwatkul, Chantavit Dhanasevi, Nitis Napichayasutin...
  • Intérpretes: Marsha Wattanapanich, Charlie Trairat, Erika Toda
  • Argumento: Recopilatorio de cinco historias terrorificas dirigidas por los más prestigiosos directores tailandeses del género.

70 |100

Estrellas: 4

5bia ó Phobia 2, es la segunda parte de 4bia ó Phobia. Antología tailandesa de terror filmada en 2008. A la antigua usanza, como en Creepshow, El gato Infernal ó Los Ojos del Diablo pero sin usar ninguna secuencia de enlace entre las historias; Phobia nos presentaba hace un par de años a los directores y guionistas más destacados del tan cacareado cine de terror tailandés. No es mi intención disertar sobre las bondades y fallos del cine oriental aquí, pero no puedo evitar señalar unos detalles de los que deberíamos aprender los occidentales:

En concreto y hablando de Tailandia, resulta que el cine de terror tiene unos resultados espectaculares en taquilla. Las estrellas locales no tienen ningún problema en prestar su cara a proyectos bien diseñados que hacen hincapié en ese horror directo y nada sucinto, el cual la cultura anglosajona, ha intentando relegar a un entretenimiento de segunda; mortaja de la que afortunadamente nos vamos desprendiendo con el paso del tiempo. Y este éxito anima a la realización de más cintas terroríficas con mayores presupuestos e incluso con mayor proyección internacional. Resulta divertido notar como Hollywood posó su mirada en tierras tan lejanas para nutrirse de ideas como inspiración, para finalmente realizar un expolio consentido de guiones directos a “remake”. Sin embargo, con la perspectiva que da la distancia, observamos que desde el lanzamiento mundial de Ringu (The Ring), se ha desarrollado una sinergia espontánea en el cine de terror oriental, no menos divertida. El mejor ejemplo de todo lo comentado es la tailandesa 4bia. Dado el éxito nacional e internacional de películas como Shutter, Alone ó Body 19; sus avispados productores decidieron reunir a las jóvenes promesas del cine fantástico de su país en una sola película, obviamente el formato obligado era la antología de cortos. Tailandia es uno de los países asiáticos con más capacidad de apertura. Expertos en la imitación y sin prejuicios a la hora de rodar. 4bia resultó un exitazo por su fuerte vocación comercial, a la vez que por unas cualidades técnicas que esta gente parece haber desarrollado de una forma innata. Nunca dejaré de maravillarme del uso de la fotografía que se hace en el este. Algo fría pero terriblemente eficaz a poco que cuenten con algo de presupuesto. Cuatro historias de terror orientales de fácil digestión europea algo similares al clásico arroz tres delicias que pedimos en nuestro restaurante chino favorito: está bueno, lo disfrutamos, no es exigente pero a las pocas horas nuestro estomago ya se ha olvidado del plato ingerido.

Cuando un país oriental alcanza el éxito con algún producto lo repite y potencia pero con más ahínco. Por muy increíble que resulte, esta gente supera en este aspecto a Estados Unidos, la nación de la secuela por excelencia. Con lo que 5bia es consecuencia lógica de todas estas elucubraciones. No ha pasado casi un año y tenemos, otra vez, al mismo equipo de los cortos originales creando otro producto visualmente colorista (con una historia más que su predecesora) y de fácil consumo; que como toda antología, sufre de lógicas fluctuaciones de calidad dependiendo del segmento que estemos viendo. Con ciento veinte minutos y cinco historias, es obvio que nos encontraremos de todo pero que nadie se desanime ni por su larga duración ni por los altibajos. Las historias no tienen nada que ver entre ellas lo más mínimo, con lo que el espectador cansado puede posponer el corto siguiente todo lo que quiera. Me resulta complicado considerar esta desconexión entre partes como un handicap puesto que la intención de esta recopilación no podría estar más lejos de un concepto de uniformidad. No obstante viendo los resultados de la bastante superior Trick or Treat, me he quedado con las ganas de saber como habrían reflejado un nexo de unión entre las distintas historias; gente de tanto talento como la que dirige 5bia.

En cuanto, a la calidad de cada segmento eso es harina de otro costal y más comprensible (aunque enormemente odioso) en una producción que junta cinco visiones del terror tan distintas en un mismo envase. Aunque la media de los segmentos da la nota proporcionada a la película, y esta es una valoración que espero os anime a disfrutar de la antología, que nadie se desanime mientras la visiona si en algún momento puntual las cosas parecen chirriar más de lo normal dentro de la pantalla. Por mucho que se haya realizado un esfuerzo de producción en pro del espectador occidental, 5bia no deja de ser un film netamente tailandés con todos esos tópicos que los amantes y detractores del cine “exótico” llevamos años debatiendo. Probablemente este debate se irá diluyendo, a medida que el nivel de globalización cultural que vivimos vaya aumentando.

Con todo lo comentando hasta ahora, parece necesario diseccionar la película historia a historia para ofrecer una perspectiva valida de la misma. Y es que, no en vano, cada una de las piezas que componen este puzzle del horror es una pequeña película con todos sus guiños y esfuerzos técnicos.

Novice

Un joven problemático es internado por su madre en un monasterio budista. Nuestro protagonista no esta a gusto entre sus compañeros monjes y sus tradiciones ancestrales. Agobiado empieza a planear su huida sin darse cuenta que la razón de su huida es su propio pasado.

Aunque no lo pueda parecer por su argumento, esta historia intenta dar una simplona vuelta de tuerca a la tradición karmica, esa creencia budista en la que cada acto bueno ó malo vuelve a ti. Teniendo en cuenta su escasa duración tampoco podemos pedirle demasiada profundidad al guión pero su intencionalidad terrorífica se pierde en algunas escenas lentas, así como en un actor protagonista muy jovencito y superficial. Aquí aclaró que los actores tailandeses nunca me han parecido especialmente expresivos, a pesar de superar con creces a los japoneses en expresividad emocional. De hecho pocas de las historias destacan por sus actores a excepción de la última. Sin ser ninguna maravilla entretiene y sobre todo resulta impactante por su escena final. Si en algo destaca dicho final, es en su crueldad y violencia. A parte de estos detalles, lo más destacables es una lograda ambientación gótica y la eficaz dirección de Paween Purijitpanya, director de la sobrevalorada Body 19, que en particular a mi me provocó excesivos bostezos.

Ward

Un motorista sufre un accidente y con la pierna rota pasa su convalecencia en un hospital aparentemente normal. Pronto empieza a sospechar que el anciano moribundo de la cama contigua esconde un siniestro secreto. Impedido junto a esa respiración ahogada, nuestro protagonista siente su habitación más como una prisión que como un refugio.

El segmento más breve con diferencia y el más equilibrado en argumento frente a acción. Con escasos elementos, pocos actores y diálogos inexistentes se crea una atmósfera opresiva y cuasi onírica que parte de un miedo muy humano: estar invalido en una cama de hospital con un compañero de habitación que no conoces. Esta mínima premisa cristaliza en un cuento de terror clásico a más no poder y muy satisfactorio por su falta de ambición; acorde al metraje usado. Como no puede ser de otra manera, estos breves minutos ofrecen secuencias planificadas a la perfección, así como planos que resultan envidiables por la soltura de cámara que reflejan. Como anécdota comentaros que Visute Poolvoralaks, director de Ward, tomo el rodaje de este corto ante la baja del director previsto debido a un accidente de coche. Todavía no se han demostrado fuerzas sobrenaturales detrás de este suceso.

Backpackers

Backpackers ó mochileros en castellano nos muestra a una pareja de jóvenes japoneses viajando a dedo hacia Bangkok. En un apartado camino rural un transportista y su sobrino deciden ganarse un sobresueldo llevando a los japoneses. Pero, ¿Qué macabra carga se oculta en la parte trasera del destartalado camión?

Esperaba este segmento con ansiedad, sin querer revelaros nada os diré que se vendía este fragmento de 5bia como una salvaje orgía zombie al más puro estilo tai. Su propio director, Songyos Sugmakanan autor de la galardonada, dramática e intensa “Dorm”, argumenta que cansado de plasmar las tradiciones de su país en la pantalla había querido trasladar a esta, elementos típicos de la cultura occidental como los zombies pero desde una perspectiva personal. Intención patente en la explicación del origen del ataque, que es de lejos lo más interesante de la historia. Lo que se prometía, al menos para mi, como un breve festival de acción y gore; se queda en un ejercicio interesante de tensión (estupendos los momentos previos a la aparición de los muertos vivientes) y en una traslación fallida de elementos de terror yankies mostrados en una carretera polvorienta de Tailandia. No vale solo con un buen maquillaje y escasas dosis de gore salpimentadas con crítica social intrascendente. La resolución de la historia tan apresurada me decepcionó, esperaba algo más que buena técnica.

Salvage

La dueña de un concesionario de coches usados no es muy escrupulosa con el origen de los coches que vende. Todo accidente puede ser disimulado en favor de conseguir mayor beneficio. Sin embargo, toda su avaricia se vuelve en su contra la noche que su hijo se pierde entre las filas y filas de coches almacenados.

Uno de los directores/escritores de las exitosas Shutter y Alone, Parkpoom Wongpoom, nos acerca un relato de terror urbano bastante tradicional y poseedor de las mejores bondades del cine de fantasmas oriental. Personajes que se dejan arrastrar por sus pecados en una espiral vengativa propiciada por unos espíritus muy reales y sin piedad. Haciendo uso de elementos modernos se va sucediendo susto tras susto, algunos muy predecibles y otro más sorprendentes y viscerales, a un ritmo cada vez más vertiginoso para terminar con una calma incomoda que asusta más que la aparición de los consabidos espectros. Es la historia que mas me ha gustado. Tras una hora y pico de 5bia tenía ganas de encontrar un segmento que se esforzase por ser generoso con las virtudes del cine de terror oriental más que con el desarrollo de elementos originales. Al fin y al cabo, acercarse a una cinta recopilatoria de estas características tan cerradas con intención de encontrar el futuro del cine de terror, me parece utópico hasta para mi. Estupendos encuadres explotando al máximo el escenario ofrecido por un sin fin de hileras de coches que acaban por generar la desagradable y esquiva sensación de: “una mano puede atraparme desde cualquier pequeño hueco”. Satisfactoria.

In the End

La famosa actriz tailandesa Marsha Wattanapanich, protagonista de Alone, está rodando su última película de terror cuando la actriz que interpreta al fantasma de pelos largos de turno, cae enferma y tiene que ser ingresada. Pero al poco tiempo y en medio del rodaje, la chica regresa misteriosamente. ¿Una actriz muerta qué desea terminar su papel a toda costa?

El otro director/escritor de Shutter y Alone, Banjong Pisanthanakum, nos ofrece el último segmento. Una comedia de terror con este toque de infantil tan típico del humor asiático. De hecho es una parodia de los tópicos del cine que practica el propio Banjong muy en la línea del corto que dirigiese para 4bia, In the Middle (incluso repite el cuarteto protagonista)
Para mi gusto, In the End es un segmento divertido que no casa muy bien con el espiritu de 5bia. Hubiese sido más interesante como segunda parte de un díptico junto a In the Middle, alargando su duración incluso.
Sin embargo lo que podría haber acabado como una historia humorística un poco bobona resulta finalmente un digno producto de entretenimiento gracias a los mohines, la belleza y la buena actuación de la señorita Wattanapanich, así como la ironía con la que se trata el mundo relativo a las producciones tailandesas de terror (genial las alusiones a los giros arguméntales, muy inteligente). Un final ligero a una buena colección de historias de terror

Yo destacaría especialmente el acabado técnico de 5bia (desde los títulos de crédito iniciales hasta los finales), que hace a esta cinta merecedora de ser exhibida en cines comerciales mucho antes que los productos vacuamente palomiteros que llenan nuestras salas de cine. Por lo menos Phobia 2 va directa a nuestro género favorito.
En resumen, tenemos dos horas de entretenimiento que muy difícilmente gustaran a los que ponen reparos a acercarse al terror oriental. Por el contrario, todos aquellos que disfrutan (y a veces sufren) este tipo de cine; encontraran interesante esta antología orientada al espectador poco exigente e incluso que no pierde de vista al espectador occidental buscador de terror de fácil consumo. Desde luego vemos un salto cualitativo con respecto la antología predecesora que es de agradacer.

Bueno, dado el éxito de esta saga no creo que tengamos que esperar mucho esa 6bia, tal vez con alguna historia que incluya al mismísimo cadáver de David Carradine.

Lo mejor: La variedad de las historias y el alto nivel técnico

Lo peor: El abuso de tópicos por y para una mayor comercialidad

¿Dónde conseguirla?
Gore Nation: “Phobia 2” en VOSE.

La Noche de Walpurgis

Homenaje a Paul Naschy en Noches de Baratillo

Noches de Baratillo, decana Institución Literaria de la ciudad de Sevilla, incluye en su proyecto cultural Viaje a la Luna Cine Forum los denominados Extraviajes, un recorrido por ese “otro cine” que forma parte de nuestro bagaje emocional como espectadores, sin que por ello tengamos que aceptar dichas películas como obras geniales.

Y el primero de los mencionados Extraviajes es, ni más ni menos, que un recuerdo/homenaje al gran maestro Paul Naschy, recientemente fallecido, con el pase de una de sus obras más célebres como actor: La Noche de Walpurgis, dirigida por el argentino Leon Klimovsky.

La jornada se celebrará el próximo viernes 19 de Febrero en la sede de Noches de Baratillo (c/ Macasta Nº 28, Barrio de Sanjulián, Sevilla), y el programa incluye una presentación y audición de bandas sonoras (20:30 horas), una entrevista a Paul Naschy (21 horas), a continuación la proyección de la película La Noche de Walpurgis y, finalmente, despedida y cóctel.

Para más información: Viaje a la Luna Cine Forum.

Hora

Rape & Revenge a la Noruega

Los Noruegos se apuntan con Hora (puta en Noruego. En USA la película se conoce bajo el título de The Whore) al Rape & Revenge (violación y venganza), un género que nació en los setenta y que resurge con fuerza en la primera década del siglo XXI, con títulos como el remake de La Última Casa a la Izquierda o No Moriré Sola, del argentino García Bogliano.

Una joven escritora decide ir a pasar unos días a la casa del pueblo de su ya difunta madre. Allí buscara encontrar la inspiración para su próxima novela. Ya instalada se dará cuenta de como un antiguo amor de la infancia, junto con dos amigos, tienen un concepto muy particular del concepto “hospitalidad”.

Argumento y, por lo visto, desarrollo muy similar al de otro de los grandes clásicos del subgénero, I Spit on your grave.

Ahora ya podéis disfrutar de Hora gracias a la excelente labor del gran Eddie Lamorgue en su no menos magnífico blog La Morgue Cinema (Hora).

Cigarette Girl

Ella mataría por un cigarrillo

Y si no teniais suficiente con las chicas de El Monstro del Mar, ahora nos llega Cigarette Girl para poner de manifiesto el auge de las Bad Girls en el ámbito del cine independiente.

En el año 2035, las leyes contra el tabaco se han endurecido hasta el punto en que los fumadores son obligados a vivir en una parte aislada de la ciudad llamada Smoking Section. Una zona desprovista de policía y hospitales, que se ha convertido en el último refugio de la delincuencia, el libertinaje y el desenfreno. El paquete de cigarrillos cuesta 63,49 dólares, y son vendidos en esquinas y bares subterráneos. En una antigua fábrica de cigarrillos de 1930 que se ha convertido en un club llamado “The Vice Club”, se encuentra una heroina sin nombre, una mujer que se transforma en un auténtico ángel de la muerte cuando deja de fumar.

El norteamericano John Michael McCarthy es el director de Cigarette Girl, exploit protagonizado por una aguerrida pin-up diestra en el manejo de las armas y dispuesta a darlo todo para lograr que un cigarrillo siga adornando la comisura de sus labios.

El Monstro del Mar

Chicas violentas y monstruos marinos... ¿Dónde nos hemos metido?

Actualizado: ¡Qué desastre! Olvidé colgar el trailer. Gracias a Greco y mil disculpas.

El norteamericano Stuart Simpson y su equipo de Lost Art Films le están dando los último retoques a su segunda película, que tendrá por título El Monstro del Mar (no, no hay ningún error de escritura. Se titula así: El Monstro…).

Tres chicas guapísimas pero peligrosas, Beretta, Blondie y Snowball, se refugian en una pequeña comunidad costera. Pero dicha población oculta un oscuro y terrible secreto. Joseph, el viejo magnate del sector pesquero local, intenta desesperadamente avisar a las chicas de que jamás, pase lo que pase, se metan en el agua. Pero estas zorras perturbadas no escuchan a nadie… ¡Hasta que el temido Kraken despierta!

Ahora, junto a Joseph y su bella nieta, las tres chicas deberan hacer frente a la furiosa criatura marina para salvar sus vidas.

Cine de bajo presupuesto, chicas guapísimas (atención a SnowBall), tatuajes, sangre, violencia y un impagable monstruo (¿hay que volver a remarcar el toque Lovecraftiano?) que no dudará en poner sus enormes tentáculos sobre las voluptuosas protagonistas de El Monstro del Mar. La quiero… ¡ya!.

Star Vehicle

La nueva inmundicia servida por el sibarita Ryan Nicholson

Por lo visto mi particular relación de amor/odio con Ryan Nicholson (Gutterballs, Hanger) está condenada a vivir un nuevo y bizarro episodio a finales de este mismo año.

Star Vehicle es el título de su nuevo proyecto, y todo hace preveer que estaremos ante una nueva proyección de la mente enferma de este ¿cineasta?, siempre dispuesto a superar los niveles de enfermedad y mugre que ha caracterizado su obra hasta el momento.

Star Vehicle cuenta la historia de Don Cardini, un camionero harto de los abusos de estrellas de cine malcriadas y estudiantes arrogantes, cuya ansia de venganza le convierte en una auténtica bomba de relojería.

Teniendo en cuenta que sus dos últimas películas no me convencieron en absoluto, lo más prudente sería correr siempre en dirección contraría a este Star Vehicle… O quizás lo más acertado sería darle una nueva oportunidad a Nicholson… Se admiten apuestas.

Jeffrey Combs

Un tributo

Ojala estas líneas, estos párrafos inconexos, sirvan de homenaje a uno de mis actores vivos favorito, y casi exclusivo al cine de terror. Uno de los tres caballeros, miembro del tridente del cine de terror contemporáneo. Si a un lado tenemos a Robert “Freedy” Englund y, en el segundo lado del triunvirato, tenemos a Bruce “Ash” Campbell; muchos ya le habréis puesto cara al actor que preside la última esquina del triangulo y, por ende, protagoniza este artículo (vale, con el título del artículo esta revelación no viene a ser algo sorprendente): Jeffrey “Dr. West” Combs.

Aquí comienza el artículo pseudo biográfico dedicado al actor fetiche de luminarias como Stuart Gordon ó William Malone. Como fan del horror no podía dejar pasar muchos tiempo más sin escribirlo. Para vosotros que descubristeis a Combs a través de la inocencia…