VOD

Grace (2)

Nuestro bebé hambriento... cada vez más cerca

Grace

Grace Hace un par de meses os hablaba por primera vez de "Grace", una película independiente dirigida por Paul Solet que disfrutó de una buena acogida en el Festival de Sundance a principio de año, dónde se habló de ella cómo una película "macabra y oscura que hará las delicias del buen aficionado al cine de terror".
En aquella ocasión colgué el teaser de la película. Creí que también estaba colgado el trailer oficial, pero me he dado cuenta de que no es así. Corrijo el error/despiste y os dejo el trailer oficial.

Para quien no lo recuerde "Grace" nos cuenta la historia de Madeline Matheson, embarzada de 8 meses y deseosa de tener, por fin, a su hija Grace. A causa de un accidente el feto muere estando todavía en su interior, pero Madeline insiste en seguir adelante con el embarazo. Semanas después, tras el parto, el bebé, milagrosamente, vuelve a la vida. Pero, tras regresar a casa, la salud de la pequeña Grace empieza a deteriorarse. El apetito del bebé por la leche materna se transforma en una siniestra ansia por consumir sangre humana, y Madeline se verá obligada a descubrir hasta dónde está dispuesta a llegar para salvar a su hija.

Todavía no hay estreno para su fecha de estreno (supongo que irá directa al mercado DVD USA), pero no creo que tarde demasiado en producirse. De momento la incluyo entre las más esperadas de Almas Oscuras.

Zombie (1995)

El más horripilante psicópata sexual jamás creado en la ficción

Zombie Joyce Carol Oates Autor: Joyce Carol Oates.

Argumento: Quentin P., trientañero solitario, trabaja de cuidador en una finca habilitada como residencia de estudiantes cerca de la universidad. Quentin P. sueña con crear un zombie que satisfaga todos sus deseos sexuales y órdenes inmediatas, un compañero zombie que no le cuestione ni le juzque, un siervo que le llame “amo” y le necesite para vivir. Así, durante más de 5 años de estudio sobre la lobotomía, decide comenzar sus experimentos.

Sus víctimas serán vagabundos y yonquies: Guantesdeconejo (el primero) morirá en 12 minutos. Ojosdepasa aguantará 7 horas, y Grandullón un poco más; pero todos los experimentos son fallidos y Quentin P. no consigue el punto exacto entre el picahielos y el cerebro. Pasan los días y Quentin P. se vuelve impaciente. Sin Nombre y Lengua de Terciopelo también acaban muertos y no se convierten en Zombies, así que la búsqueda se hace implacable.

Quentin P. (que cuenta con una condena a su espalda por un crimen racial, por abuso sexual y asesinato a un niño negro de 12 años), se enamora platónicamente de un joven universitaro, Ardilla , al que realizará un seguimiento exhaustivo y posterior secuestro para finalmente...volver a fallar.

La policía, después de la desaparción del campus de Ardilla, vigilará a Quentin (clasificado como delincuente sexual) de cerca y todo corre peligro...

Comentario: soberbio libro de obligada lectura para todo amante del terror. Su autora, Joyce Carol Oates, candidata en multitud de ocasiones al Nobel de literatura, nos adentra en un relato escrito en primera persona, a modo de diario, en la mente del que ha descrito la crítica como “el más creible y horripilante psicópata sexual jamás creado en la ficción”.

Oates, que se basa en la vida de Jeffrey Dahmer, nos hace empatizar de un modo sutil con las víctima (a las que impersonaliza para cosificarlas) y a la vez entender a ese gran psicópata, Quentin P.; y en este punto ya no eres capaz de culpablizar a Quentin (ya que nos muestra actos razonables), aunque asistamos a terribles lobotomías y otros actos de crueldad para convertir a sus víctimas en zombies, por lo que el terror psicológico al leer este libro ofrece su punto álgido.

Que una escritora, ganadora del Pulitzer en 2000 y premio nacional de Literatura de EE.UU en 1970, nos deleite con esta oscura narración no deja de ser interesante. Una visión del terror en su cara más cruda y real para una proilífica escritora, que ha tocado todos los palos literarios (novela, ensayo, teatro, poesía e incluso guiones cinematográficos) es un acto de valentía y riesgo propio de alguien muy seguro de sí mismo.

Impagable la escena del padre de Quentin cerca del armario dónde éste guarda restos de Grandullón y el descubrimiento de su alter ego, Todd Cutter, a la hora de aprisionar a Ardilla.
La conclusión cae por su propio peso, hay que leer "Zombie" para descubrir la gran literatura, destinada a ser estudiada en Institutos y Universidades, y dejar de ver el género del terror como literatura menor.

The Broken

El mal vuelve a esconderse tras los espejos

The Broken

Ver ficha completa

  • Título original: The Broken
  • Nacionalidad: USA | Año: 2009
  • Director: Sean Ellis
  • Guión: Sean Ellis
  • Intérpretes: Lena Headey, Richard Jenkins, Asier Newman
  • Argumento: Gine cree ver en la calle a una mujer que guarda un parecido exacto con ella misa. La sigue y entra en su apartamento, dónde descubrirá una fotografía de su padre. La pesadilla ha comenzado y ninguno de sus allegados estará a salvo.

40 |100

Estrellas: 2

"The Broken" es la primera película reseñada que logró formar parte del cartel del After Dark HorrorFest 2009. En breve espero tener la oportunidad de reseñar el resto de películas que participaron en el Festival (reconocereis que una película pertenede al After Dark porque incluiré, al inicio de la reseña, una pequeña imágen del póster del Festival)

The Broken

After Dark HorrorFest posterSean Ellis ha escogido con "The Broken" el camino del terror psicológico para dar forma a su segunda tentativa como realizador.
Lo cual no deja de ser sorprendente si tenemos en cuenta que el reconocido fotógrafo británico debutó como director de largometrajes en 2006 con "Cashback", una comedia romántica de toques surrealistas y cierto tufillo cool (en la peor acepción del término).

La película da comienzo con un par de espléndidos momentos que, sin llegar a ser demasiado evidentes, sí arrojan algunas posibles pistas sobre la base argumental de "The Broken".
Por un lado una cita de Edgar Allan Poe sobre el tema del doble maligno como reverse tenebroso de nuestro propio yo.
En segundo lugar una serie de placas que revelan una inusual afección coronaria en varios pacientes ingresados en el hospital en el que Gina ejerce funciones de radióloga.

Son apenas un par de instantes fugaces que incluso corren el riesgo de pasar desapercibidos, pero que a Sean Ellis le bastan para establecer los pilares argumentales de "The Broken" (el desdoblamiento de la personalidad, el doble maligno, y la existencia de universos paralelos que intentan penetrar en nuestra realidad) y centrarse, de lleno, en lo que realmente le importa: la creación de una atmósfera de sostenida angustia e intranquilidad que sobrevuele la película de principio a fin.
Y para lograr dicha atmósfera Sean Ellis (junto a su director de fotografía Angus Hudson) recurre a una magnífica y gélida fotografía de tonalidades grisáceas y azules que siempre contribuyen a aumentar el nivel de desasosiego (Sean Ellis vuelve a reivindicarse cómo un estupendo creador de imágenes).

Ese clima de inquietud se ve reforzado con una serie de elementos que se alejan del susto fácil o la violencia sin justificación. La tensión proviene de una simple mirada, de un plano fijo que aparentemente no aporta demasiada información, de un espejo que se hace añicos, de una gotera... (destacar las imágenes que nos dejan entrever la realidad al otro lado del espejo). En apenas un par de ocasiones, muy puntuales, "The Broken" recurre al efecto de sonido para espantar (algo que se agradece... y mucho).

Incluso cuando la película recorre terrenos demasiado comunes del género (el espejo que guarda medicamentos, la ducha, la escena onírica...), la fuerza, frialdad y elegancia de la puesta en escena y la fotografía, ayudan a que dichos momentos no sean todo lo molestos que podrían haber sido.

Por lo tanto, lo que tenemos hasta ahora es un encomiable ejercicio formal puesto al servicio de una lograda ambientación que transmite inquietud con sobrada efectividad.

El problema con "The Broken" aparece cuando intenta ir más allá de lo que nos ofrece esa atmósfera de inquietud en la que Sean Ellis parece haber concentrado todos sus esfuerzos.
"The Broken" es una película de terror, y toda esa tensión acumulada y sostenida debería desembocar, en un momento u otro, en diversas situaciones de horror puro y sincero. Sin embargo, cuando The Broken abandona la senda del suspense y se adentra en el camino del terror, se queda, decididamente, muy corta. A excepción de una soberbia escena que nos remite al Psicosis de Hitchcock, "The Broken" no logra sobresaltarnos. Su capacidad para el impacto directo es muy pobre, muy limitada. No conmociona. No asusta.

Esa misma frialdad y pulcritud que tan buenos resultados arrojan a la hora de crear un clima de tensión, dejan de funcionar en el instante en que el horror puro debe pasar a un primer plano.
Da la impresión de que Sean Ellis, una vez conseguida esa atmósfera de la que tanto os he hablado en la primera parte de esta reseña, no sabe dar un paso adelante y llevar la película a otro nivel.

El otro gran defecto de "The Broken" es que, argumentalmente, es rácana. Me desagradan profundamente aquellas películas de terror que nos ofrecen demasiadas explicaciones. Prefiero disfrutar de un espacio libre para la interpretación, para poder sacar mis propias conclusiones.
Pero, realmente, lo de "The Broken" es, quizás, exagerado. No tenemos prácticamente información alguna sobre lo que está ocurriendo. Sobre cual es el orígen, el destino y la naturaleza de la amenaza. No sabemos prácticamente nada.

Esto nos obliga como espectadores a buscar precedentes que logren situarnos. Para el aficionado al género de la ciencia ficción o el terror no será una tarea complicada. "The Broken" parece, por momentos, la particular revisión de Sean Ellis del clásico dirigido por Don Siegel en 1956 “La Invasión de los Ladrones de Cuerpos”.
Pero para el espectador que no esté tan avezados en el género, la cosa puede resultar bastante más fustrante. Pueden llegar a sentirse huérfanos de referencias y llegar al final de la película sin tener ni idea de lo que está ocurriendo; en cuyo caso la película acabaría siendo una experiencia terriblemente decepcionante.

En definitiva, "The Broken" es un magnífico ejercicio de estilo, dotado de una inquietante atmósfera y unas excelentes actuaciones, pero insuficiente en cuanto a su capacidad para impactar, sobresaltar o provocar miedo.

Lo mejor: la atmósfera de contenida inquietud, la excelente fotografía y el trabajo de los actores.

Lo peor: esa misma atmósfera de inquietud no acaba de culminar en auténtico terror. No impacta, no sobrecoge y, puntualmente, aburre. Además, su argumento es demasiado simple y rácano

¿Dónde conseguirla?
The Broken. DVD-Rip. Formato rmvb

The Hitchhiker

Nunca recojas a extraños en la carretera

Hitchhiker

Ver ficha completa

  • Título original: The Hitchhiker
  • Nacionalidad: USA | Año: 2007
  • Director: Leigh Scott
  • Guión: Leigh Scott
  • Intérpretes: Jaci Twiss, James C. Morris, Jeff Denton y Sarah Lieving
  • Argumento: Cuatro amigas viajan en coche hasta Las Vegas para asistir a una convención de enfermeras. En mitad de una carretera local recogen a un autoestopista que ha tenido problemas con su coche. Gran error...

20 |100

Estrellas: 1

The Hitchhiker

Un argumento que sigue a cuatro chicas, con ganas de fiesta, acosadas por un autoestopista psicópata, no invita a creer que estamos ante la más original de las películas de terror de bajo presupuesto. Y así es. Descartemos, de inicio, cualquier posibilidad de que "The Hitchhiker" contenga una sola idea que nos parezca insólita o innovadora.

Busquemos, entonces, sus posibles virtudes por caminos distintos a los de la originalidad. ¿Qué nos ofrece en realidad una película como The Hitchhiker? O mejor aún, ¿qué espera encontrar el buen aficionado al cine de terror que se acerca a una película cómo la que hoy nos ocupa?

A simple vista "The Hitchhiker" reúne alicientes de sobras para que la propuesta no pase desapercibida. Durante su metraje se dan cita escenas de sexo enfermizo (poco), tortura, violación y muerte.
Da la impresión que Leigh Scott, director y guionista de "The Hitchhiker", tiene muy claros los ingredientes que debe utilizar para convertir su película en una experiencia satisfactoria. El problema radica en la forma en la que manipula dichos ingredientes.

El principal error de "The Hitchhiker" es fácilmente identificable: todas aquellas escenas que presumiblemente deberían impactarnos, inquietarnos o simplemente incomodarnos, en mayor o menor medida, sencillamente no logran su propósito.
Asistimos a una serie de escenas violentas y sangrientas sin otra reacción por nuestra parte que no sea la de una total indiferencia, pasividad, y absoluta falta de interés. Y todo ello debido a una puesta en escena impersonal, plana y sin fuerza.

Leigh Scott se olvida de dotar a las escenas de violencia de una indispensable atmósfera perturbadora, sucia y malsana; elementos necesarios para que dichas escenas adquieran cierta garra y acaben siendo efectivas. En su lugar, todo en "The Hitchhiker" ocurre de forma desapasionada, fría, neutra...; y, por lo tanto, prácticamente todas sus imágenes encuentran una respuesta equivalente (falta de pasión y frialdad) por parte del espectador. Y no es un problema de carencia de recursos o de presupuesto. Es, más bien, un problema de escasez de talento.

Por lo tanto, "The Hitchhiker" falla allí dónde se presume indispensable que diera la talla. Cuando debe perturbar, aburre. Cuando debe asustar, aburre. Cuando debe asquear, aburre. Y cuando se toma un tiempo muerto, aburre hasta el infinito.

Desgraciadamente, no queda ahí la cosa. Leight Scott logra completar media película a base de escenas potencialmente impactantes que no alcanzan su objetivo. Pero, ¿qué ocurre con los restantes 45 minutos que le quedan pendientes para rematar la película?

Puedo pasar por alto el hecho de que las cuatro protagonistas insistan, una y otra vez, en tomar siempre las más estúpidas e inexplicables decisiones que van siempre en contra de su propia supervivencia (algo que ocurre en el 90% de las películas de terror). Incluso soy capaz de obviar la irritante presencia de dos palurdos policias locales incapaces de ver más allá de la montura de sus gafas de sol tamaño extragrande.

Lo que acaba siendo totalmente insufrible es la excesiva cantidad de ridículos e intrascendentes diálogos con los que Leigh Scott pretende disimular el absoluto vacío argumental de su película. Acabamos hartos de escuchar al psicópata quejándose, por enésima vez, de su vida amorosa y de cómo su resentimiento hacia las mujeres le ha llevado a ser quién es y a hacer lo que hace –sic-.
Y en este aspecto las chicas, desgraciadamente, no se quedan atrás. Todas sus conversaciones (demasiadas) tienen la rara cualidad de trasportarnos muy lejos de la película mientras miramos, de reojo, nuestro reloj.

Y por si fuera poco, "The Hitchhiker" redondea la faena con dos finales tan innecesarios como previsibles y mal ejecutados. El primero de ellos desemboca en una escena de acción que provoca vergüenza ajena por su torpeza. El segundo es uno de esos finales que te hueles a kilómetros de distancia y acaban poniéndote de mal humor. Un desastre.

La sensación general que tuve tras finalizar la película fue una y muy clara: acababa de perder, inútilmente, noventa minutos de mi vida (el único consuelo que me queda es que no es la primera vez que esto me ocurre, ni tampoco será la última –el que no se consuela es porque no quiere).

Lo mejor: curiosamente todos los actores cumplen con creces (tanto las cuatro chicas como el psicópata). Sobre todo teniendo en cuenta el material que tienen a su disposición.

Lo peor: su falta de tensión, su incapacidad para perturbar, y dos finales a cuál más absurdo e innecesario. Acabas echando de menos al genial autoestopista de La Matanza de Texas.

Gobstopper

Bienvenidos a la Fábrica de Chocolate... ¡Prepárate a morir!

Gobstopper

Cuando empiezas a tener la impresión de que a estas alturas ya nada puede llegar a sorprenderte, aparece algo del estilo de "Gobstopper", una película que podríamos definir como el lado tenebroso de "Charlie y la fábrica de chocolate".

El argumento es muy similar al de la película homónima que dirigió Tim Burton en 2005 (y anteriormente Mel Stuart bajo el título "Un Mundo de Fantasía"), y que, a su vez, se basaba en el célebre relato del escritor Roald Dahl.

En esta ocasión los niños que son premiados con el ticket dorado que les abrirá las puertas al mágico mundo de la Fábrica de Chocolate, son substituidos por los típicos adolescente descerebrados que llevan escrita la palabra "muerte cruel y sangrienta" en su frente.

Por supuesto no es el único cambio respecto al original. El carismático Willy Wonka (interpretado por Christopher Lloyd, el recordado "Doc" Emmett Brown de "Regreso al Futuro") es un psicópata asesino al mando de un ejército de "oompa loompas" sedientos de sangre y dispuestos a destripar al primer adolescente despistado que se cruce por su camino.

Todavía no hay fecha de estreno (en realidad ni siquiera sé con certeza si la cosa va en serio...). Por lo sinvergüenza, delirante y absurdo de la propuesta, me han entrado unas ganas terribles de ver este "Gobstopper".


RWWM

Reykjavik Whale Watching Massacre

Reykjavik Whale Watching Massacre

"Reykjavik Whale Watching Massacre" es el curiosísimo título de esta película de terror provinente de la helada Islandia y dirigida por Július Kemp.
Las primeras imágenes y el recién llegado teaser oficial nos dan alguna pista sobre una película con un encomiable acabado visual y una atmósfera opresiva muy bien lograda.

El argumento, salvando la original localización de la acción, no presenta grandes innovaciones. El barco en el que viajan un grupo de observadores de ballenas se avería y sus pasajeros son rescatados en alta mar por un barco ballenero. Los tripulantes del ballenero, tras emborracharse, perderán el control, provocando que la situación a bordo se vuelva realmente peligrosa.

Un survival que tanto por su orígen, cómo por la localización de la acción, se me antoja verdaderamente interesante. Además cuenta con la presencia del legendario y corpulento actor islandés Günnar Hansen, el primero en dar vida a Leatherface en la mítica "La Matanza de Texas", de Tobe Hooper.

Sway

Continúan las torturas de bajo presupuesto

Sway

A estas alturas queda muy claro que el género de torturas es terreno abonado para las producciones independientes de bajo presupuesto. "Sway" es una nueva muestra de ello.

El funeral de la madre vuelve a reunir a tres hermanos que llevaban mucho tiempo sin verse. Antes de volver a separarse deciden pasar la noche juntos y divertirse por todo lo grande.
Tomando copas en un bar sufren un encontronazo con un grupo de jóvenes de la localidad. Deciden abandonar el local y dirigirse a casa, pero el coche no arranca. Clem, un predicador de la región, se ofrece para ayudarles. Ellos aceptarn su ofrecimiento... gran error.

Cómo podéis ver no es el argumento más original de la historia del cine de terror. Sus responsable prometen (ahí va la lista...): "asesinato, violación, desmembramientos, prostitución, tortura, incesto y fanatismo religioso".
Personalmente estoy algo cansado de películas de explotación que intentan, descaradamente, aprovechar el tirón de sagas como "Hostel" o "Saw". Pero para quien todavía no esté harto de este tipo de género, "Sway" quizás sea una opción a tener en cuenta.

Babysitter Wanted

Babysitter, una profesión de riesgo

Babysitter Wanted

Ver ficha completa

  • Título original: Babysitter Wanted
  • Nacionalidad: USA | Año: 2008
  • Director: Jonas Barnes, Michael Manasseri
  • Guión: Jonas Barnes
  • Intérpretes: Sarah Thompson, Matt Dallas, Bruce Thomas, Bill Moseley
  • Argumento: <em>(Ver comentario)</em>

68 |100

Estrellas: 3

Babysitter Wanted

Angie, una chica religiosa y apocada, acaba de llegar a la universidad y necesita un trabajo. Su mejor opción: convertirse en canguro para los Stanton y cuidar de un inocente querubín que nunca se quita su sombrerito de vaquero. Una serie de inquietantes llamadas telefónicas, y la posterior aparición de un extraño personaje a las puertas de casa, harán comprender a Angie que su vida, y la del niño, corren peligro.

Esta es la sinopsis oficial de "Babysitter Wanted". Y ésta intentaré que sea toda la información que obtengais sobre su argumento en este comentario.

Lo sé. Sé que contando únicamente con la sinopsis oficial es complicado convencer a nadie de que "Babysitter Wanted" sea una película que, realmente, merezca una oportunidad.
Su argumento nos trae ecos de "La Noche de Halloween" (Halloween, 1978), los primeros quince minutos de "Scream" (Scream, 1996) y, sobre todo, de "Cuando Llama un Extraño" (When a Stranger Calls, 2006), el remake que firmó Simon West en 2006.

Por lo tanto, lo más lógico es que nuestra primera impresión, al conocer de su existencia, no sea demasiado efusiva. Yo mismo, hace un par de semanas, redacté una breve reseña de "Babysitter Wanted", a raiz de su estreno en el mercado DVD USA, en el que calificaba la película como "prescindible" y "falta de originalidad" (y todo ello, por supuesto, sin haberla visto –sic-).

Pues bien, ahora ya he visto "Babysitter Wanted", y estoy en posición de afirmar que me equivocaba.

Los directores Jonas Barnes y Michael Manasseri nos han regalado una inteligente y entretenidísima película de terror que pasa por ser la mayor sorpresa, dentro del panorama de la serie B, en lo que llevamos de año.
Las claves del éxito son relativamente sencillas: un guión bien construido, un excelente ritmo que no deja lugar al aburrimiento (los minutos en Babysitter Wanted fluyen con pasmosa sencillez, de forma que la experiencia en ningún momento se hace pesada o cansina), unos actores que cumplen su labor con solvencia y profesionalidad (a destacar Bruce Thomas en el papel de padre), y una extraordinaria banda sonora, muy superior a lo habitual en este tipo de producciones (y os lo dice alguien que carece por completo de oído musical).

Tampoco quiero que nadie se lleve a engaño. Siendo una producción destacable y merecedora, sin duda, de una oportunidad, "Babysitter Wanted" no es ninguna obra maestra.
Contiene errores. Alguno de ellos de bulto: un absurdo flirteo amoroso, un Bill Moseley poco aprovechado en el papel de sheriff local, (Editado) y una escena final que pretende únicamente justificar una innecesaria secuela (Fin Editado), y que roza el ridículo más espantoso.

Tampoco es la quintaesencia del terror, ni un derroche de originalidad. Su capacidad para horrorizar o perturbar está bastante limitada y raramente logra meternos el miedo en el cuerpo. Las escenas que contienen un mayor nivel de suspense y terror son aquellas que, precisamente, coinciden argumentalmente con "Cuando Llama un Extraño", superando netamente en este aspecto al remake de Simon West.

Soy consciente de que todavía me quedo muy corto a la hora de ofreceros elementos de juicio que os empujen a decantaros por "Babysitter Wanted". Así que apelaré a la poca confianza o credibilidad que haya podido labrarme durante el tiempo que llevo al frente de Almas Oscuras para recomendaros "Babysitter Wanted", una pequeña película de terror cuyo mérito más significativo es el de saber entretener y divertir (lo cual no es poco).

Os gustará más o menos, pero creo, sinceramente, que vale la pena descubrirla. "Babysitter Wanted" es una película que corre un alto riesgo de pasar desapercibida. Sería una lástima...

Lo mejor: su capacidad para entretener.

Lo peor: (Editado) un final cuyo único objetivo es justificar una secuela innecesaria.