VOD

The Descent 2 from Sitges 2009

Sergio Morcillo nos da su opinión sobre The Descent 2

Descent 2

Sergio Morcillo disfrutó de una auténtica maratón de cine de terror en el pasado Festival de Sitges, aprovechando que acudió a la bella localidad costera catalana para presentar su último cortometraje Bloody Mirrors. Hoy Sergio comparte con todos nosotros su entusiasta valoración de The Descent 2, esperada secuela de la magistral película dirigida en 2005 por Neil Marshall.
En honor a la verdad también he de deciros que no todas las reacciones en Sitges tras el pase de The Descent 2 fueron tan positivas como la de Sergio (habrá que permanecer atentos a la reseña de la película que pronto aparecerá en La Casa de los Horrores).
Por mi parte espero con muchísimas ganas poder ver por fín la película y tener la oportunidad de ofreceros mi opinión sobre la misma.
Gracias Sergio.

Ya han pasado cuatro años desde que el magnífico Neil Marshall nos aterrorizó con The Descent (2005), una película claustrofobia, directa, terrorífica y absolutamente imprescindible en la historia del cine de terror.

Ahora, Jon Harris, se atreve con la secuela. Ya sé que muchos de vosotros pensareis que es prácticamente una historia cerrada y que volver a lo mismo sería cansino y monótono. La respuesta es NO.

La opera prima de Jon Harris es incluso más efectiva que su predecesora, y sobre todo (aunque últimamente no se hace mucho) es muy fiel a la original en todos los aspectos: dirección, efectos especiales, fotografía, música y sobre todo y lo más importante, historia.

La secuela comienza justo un par de horas después de donde dejamos a la primera parte: Sarah, superviviente de una terrorífica excursión por las profundidades de una gruta, se ve obligada a volver a bajar por una mina donde vió morir a sus amigas de la mano de dos policías y un equipo de rescate, y como podéis imaginar, no será para hacer una sesión de espeleología.

La dirección, para empezar, es absolutamente brillante, casi no se nota que está realizada por otro director que no sea Neil (que por cierto en esta secuela Neil es productor). Ya desde sus primeros minutos, muchos de los que asistimos a verla en Sitges 2009 estábamos seguros que sería una auténtica bomba de relojería.

La película en si no tiene un guión muy original, pero ¿qué se necesita en secuelas de este estilo?, muy fácil: hacer retorcer al espectador en la butaca. Y lo consigue con creces. Es tanta la carga de tensión que produce que en ocasiones consigue superar a la primera parte.

En The Descent 2, veremos muchísima más sangre, muchísimos más destripamientos, persecuciones, sustos, y muchas escenas que logran sacar una carcajada al espectador. Y esa es la originalidad de The Descent 2 frente a su antecesora, mientras que en la de Neil notábamos muchísima agonía y casi no había algún punto cómico que estas cintas necesitan, en esta secuela podemos notar que se respira un aire más cómico (ojo, que no es de risa, si no que tiene muchísimos puntos cómicos que el amante del género recibirá con los brazos abiertos).

Y no sólo es la típica película en la que se cumplen los cometidos de las secuelas. The Descent 2 es una película absolutamente bien planificada. Es un auténtico cierre a la saga, sin necesidad de llevar a una tercera (que con el tiempo llegará). Su final es tan perfecto y tan bien explicado que el espectador se va del cine con la impresión de haber visto una de las mejores películas del 2009.

Luego, en términos de postproducción, decir que es tan efectiva como su primera parte: monstruos aún más terroríficos, muertes muy impactantes, y sobre todo la iluminación. En The Descent, veíamos que había muchas partes que se exageraba la oscuridad, que no era malo, pero no te dejaba apreciar con exactitud la escena. Aquí no tienes esa impresión, todo esta genial iluminado, genial rodado, no hay tantos planos rápidos e incluso las interpretaciones logran ser muchísimo más realistas.

Sin duda, una auténtica sorpresa dentro del género. Esperemos que llegue a nuestros cines, por que si sois fans de la primera parte, en The Descent 2 se os van a salir los ojos de las órbitas.

Lo mejor: su fidelidad con la primera parte, las muertes, y por supuesto Sarah, su protagonista.
Lo peor: que no haya sido la primera.
Puntuación: 8,5

Por Sergio Morcillo

KlownsHalloween 09

Los amigos de Klowns Asesinos organizan su primer pase de películas

La cita es el próximo 31 de Octubre a las 20h. de la noche en Barcelona. Se trata de la KlownsHalloween 2009, el primer pase de películas de terror organizado por los amigos de Klowns Asesinos.

La velada incluirá tres estupendas proyecciones. Por un lado la española Sexykiller, de la que ya hablamos en su momento en estas mismas páginas.

A continuación un clásico moderno provinente de la Nouvelle Horreur Vague, la magnífica Alta Tensión de Alexandre Ajá.

Y para finalizar un clásico de la serie B más desvergonzada y divertida de los 80, Payasos asesinos del espacio exterior, dirigida por los hermanos Chiodo.

Además de las proyecciones principales, la velada incluirá la exhibición de tres cortometrajes de diferentes vertientes, y sorteos de fantásticos regalos relacionados con recientes estrenos del cine de terror. También habrá un stand de camisetas exclusivas, pintadas a mano, sobre cine de terror, a cargo del estudio plástico artístico especializado en aerografías Bloody Alice.

Os recuerdo la fecha y el lugar: 31 de Octubre a las 20h. en la c/ Joan Gamper 30 (junto a Illa Diagonal) en Barcelona. Y por cierto, olvidaba deciros que la entrada ES GRATUITA.

The Fourth Kind

¿Milla Jojovich abducida? ¿Y quién acabará entonces con los zombis?

En 1972, se estableció la primera escala para medir encuentros alienígenas. Cuando un OVNI es avistado estamos ante un encuentro de primera clase. Cuando se recogen evidencias de vida extraterrestre hablaremos de un encuentro de segunda clase. Cuando se produce un contacto, tendremos un encuentro de tercera clase. El siguiente nivel, la abducción, es la cuarta clase. Este tipo de encuentros son los más difíciles de documentar... hasta ahora.

En una pequeña localidad de Alaska, un extraordinario número de desapariciones sin resolver se ha producido durante los últimos 40 años.

Olatunde Osunsanmi escribe y dirige The Fourth Kind, un thriller sobrenatural basado en investigaciones reales sobre casos documentados de abducciones, y que tiene como protagonista a la inefable y estupenda Milla Jovovich.

The Fourth Kind se estrenará en las salas de cine norteamericanas el próximo 6 de Noviembre.

The Descent 2. Nuevo trailer

Ansiosos por regresar a la cueva

Ya os he hablado en varias ocasiones de la esperada secuela de Descent, el magnífico survival con el que nos sorprendió, en 2005, el británico Neil Marshall.

The Descent 2 tiene previsto su estreno en Gran Bretaña el próximo 4 de diciembre. Os recuerdo su argumento: "Sarah emerge de la caverna desorientada y cubierta por la sangre de sus amigas desaparecidas. Escéptico acerca de la versión de los hechos contada por Sarah, el sheriff Vaines no pierde el tiempo. Junto a su ayudante Rios, y su equipo de rescate formado por Dan, Greg y Cath, Vaines fuerza a Sarah a regresar a la caverna en busca de sus amigas."

Como muchos ya sabéis, The Descent 2 se exhibió en el pasado Festival de Sitges. Las primeras impresiones que he recibido acerca de su pase en Sitges son muy positivas. A seguir esperando... Os dejo con un nuevo tráiler.

Tormented

Ser un cabrón abusador tiene sus consecuencias

Tormented

Ver ficha completa

  • Título original: Tormented
  • Nacionalidad: Reino Unido | Año: 2009
  • Director: Jon Wright
  • Guión: Stephen Prentice
  • Intérpretes: Alex Pettyfer, April Pearson, Dimitri Leonidas
  • Argumento: Darren Mullet se quita la vida harto de las constantes humillaciones a las que se ve sometido en clase. Tras su muerte, un grupo de populares estudiantes del colegio empieza a recibir amenazantes mensajes que provienen del teléfono móvil de Darren.

60 |100

Estrellas: 4

Tormented

¿Qué demonios podían aportar los ingleses a un género tan genuinamente norteamericano como es el slasher? La respuesta es obvia: su particular sentido del humor.

En un elitista colegio británico, el joven Darren Mullet, harto del acoso al que se ve sometido a diario por parte de sus compañeros, decide quitarse la vida.

Justine Fielding, líder de las estudiantes, pronuncia un emotivo discurso de despedida en honor a Darren Mullet, en presencia de los padres de éste último. El problema es que Justine ni siquiera logra recordar la cara de Darren Mullet.

Tras el entierro, un grupo de populares estudiantes empieza a recibir amenazadores mensajes que provienen, supuestamente, del teléfono móvil del recién fallecido. Alguien parece dispuesto a ajustar cuentas con todos aquellos que causaron el tormento de Darren Mullet.

Tormented, película de bajo presupuesto dirigida por el debutante director británico Jon Wright, será poco más o menos que una catarsis para todos aquellos que, en alguna ocasión, fueron víctimas de abusos por parte de sus compañeros de clase, y soñaron despiertos con devolver el castigo a sus agresores de forma corregida y aumentada.

No se trata tampoco de buscar en Tormented ningún tipo de crítica soterrada o lectura social, seria y consistente, al triste fenómeno del bullying o acoso escolar.
El bullying está presente, e incluso es el catalizador de una de las secuencias más incómodas de Tormented (aquella en la que los teléfonos móviles de los compañeros de clase de Darren echan humo); sin embargo, el tono ligero de la película a la hora de afrontar el tema provoca que el acoso escolar no sobrevuele más allá de la pura excusa argumental sobre la que construir un teen-slasher cargado de bilis y humor.

Un humor negro y corrosivo que se refleja, en primer lugar, sobre todos y cada uno de los estereotipados protagonistas de Tormented: el chico irresistiblemente guapo, el musculoso poco aficionado a usar el cerebro, la rubia boba, la zorra orgullosa de serlo y el íntegro aparentemente víctima de las circunstancias. Todos ellos NO son simplemente estúpidos o incautos, al estilo de lo que suele ofrecernos los teen-slashers norteamericanos.

A estos, más allá de sus propias individualidades, les une un único denominador común: son escoria clasista y opresora. Una pandilla de auténticos hijos de puta (y perdón por el improperio, pero sospecho que a los que veáis la película se os pasará por la cabeza un calificativo similar a este).

Todos ellos, en mayor o menor medida, tienen parte de responsabilidad en la muerte de Darren, ya sea por acción (ejecutando las múltiples humillaciones y vejaciones a las que se vió sometido Darren a diario), o por omisión (quedándose de brazos cruzados antes los abusos cometidos).
No se salva ni uno solo. Incluso los profesores (atención al odioso profesor de educación física) y el director de la escuela se muestran enfermizamente permisivos con el acoso escolar.

Con este panorama sobre la mesa llega un momento en el que el espectador de Tormented tiene las cosas muy claras: el deseo de que Darren regrese y empiece a impartir justicia es irrefrenable.
Y por supuesto, tratándose de un slasher, es indudable que los culpables van a recibir su mercecido, con lo que entramos de lleno en esa gran asignatura que debe aprobar todo buen slasher: las muertes.

En Tormented hay dos tipos de muertes: unas apuestan por la violencia gráfica más explícita (con algún que otro momento gore bastante disfrutable), mientras que un segundo grupo de muertes destila un delicioso humor negro y constituye el punto álgido y la aportación más original de una película cómo Tormented (ver la secuencia de la piscina).

Sin embargo, si a menudo analizamos la valía de un slasher atendiendo principalmente a sus muertes y a la caracterización y personalidad del asesino, es en este segundo punto donde Tormented muestra sus carencias.
El asesino de Tormented, una criatura confusa (¿zombi? ¿fantasma?) que, en un momento dado, no duda en mostrar abiertamente sus sentimientos, nunca parece constituir un amenaza decididamente real o demasiado incisiva. Es complicado tomárselo demasiado en serio. Quizás porque, en ocasiones, sus métodos son mucho más divertidos que aterradores (lo cual ya he señalado que es una de las mejores aportaciones de Tormented, por lo que es absurdo criticarlo), o quizás porque en todo momento le percibimos más cómo a una víctima que cómo a un verdugo. Sea como fuere, la conclusión es que tenemos a un asesino con una capacidad de intimidación muy pobre, de lo cual se resiente el resultado final de la película.

Tormented es un slasher juvenil pretendidamente moderno y cool, afín a las nuevas tecnologías (móviles, cámaras de vídeo, internet) , al sexo light entre colegiales, a las canciones –y al estilo de montaje- de la MTV, al humor negro y a la crueldad adolescente; y que cumple con facilidad allá dónde más se le exige: el diseño de las muertes.
Aunque para disfrutar de esas muertes tengamos que pagar el peaje de conocer a la pandilla de snobs indeseables que pueblan este típico colegio británico. Un slasher gamberro, que se deja ver con facilidad, y con un par de muertes ciertamente divertidas.

Lo mejor: Es un slasher ágil, de fácil consumo y con un par de muertes realmente divertidas.

Lo peor: Los diálogos y las situaciones vividas por este odioso grupo de estudiantes pueden llegar a cansar.

The Bleeding

Un clon venido a menos de Vin Diesel contra los vampiros

Dirigida por el desconocido Charles Picerni, y protagonizada por el inexpresivo action hero Michael Matthias, The Bleeding cuenta la historia de Shawn Black, un hombre obsesionado con la venganza después de que su família fuera brutalmente asesinada. Su búsqueda le llevará hasta un clan de vampiros que se esconden en una vieja fábrica de armas químicas convertida en local nocturno.

Vampiros, chicas, gore, el tal Michael Matthias en plan Rambo, y un local con ecos a Abierto Hasta al Amanecer. Lo cierto es que todo suena tan a serie B burda, cutre, baratita y trasnochada, que un servidor no tiene ninguna duda de que caerá en la trampa de ver The Bleeding a la menor oportunidad.

The Bleeding tiene previsto su estreno para el 2010 (supongo que directamente al mercado doméstico). Por cierto, se me olvidaba deciros que entre su selecto elenco de intérpretes figuran nombres muy sugerentes como pueden ser Vinnie Jones, Michael Madsen, o Armand Assante... toda una garantía de éxito.

Truco o trato y Colinas...

Suculentas novedades en el mercado DVD

Supongo que con motivo de la proximidad de la festividad de Todos los Santos, y debido al hecho de que el Halloween, celebración de orígen anglosajón, le come un poquito más de terreno a cada año que pasa, Warner se ha decidido a lanzar al mercado doméstico español (en formato DVD) las ediciones de dos estupendas películas recientemente comentadas en Almas Oscuras: Truco o Trato y Colinas Sangrientas.

El lanzamiento se produjo el pasado 20 de Octubre, y ambas ediciones vienen con algunos extras que a continuación os detallo:

Extras de Truco o Trato: documental "Terror en Halloween: Tradiciones y Leyendas de Halloween", escenas adicionales comentadas por el director, el corto animado "Terror en Halloween", y comparación de efectos en la secuencia del autobús escolar.

Extras de Colinas Sangrientas: macking off y comentarios del director, guionista y productor de la película.

Información e imágenes extraidas de www.zonadvd.com.

Wrong Turn 3: Left for Dead

Este sí es el camino equivocado...

Wrong Turn 3: Left for Dead

Ver ficha completa

  • Título original: Wrong Turn 3 Left for Dead
  • Nacionalidad: USA | Año: 2009
  • Director: Declan O'Brien
  • Guión: Connor James Delaney
  • Intérpretes: Janet Montgomery, Tamer Hassan and Chuck, Venice
  • Argumento: El rutinario traslado de un grupo de presos se convierte en una auténtica pesadilla cuando un mutante caníbal decide iniciar la caza. Escapar de la justicia y sobrevivir serán los principales objetivos de los convictos.

25 |100

Estrellas: 2

Wrong Turn 3: Left for Dead

Tengo mis debilidades... supongo que como todo el mundo. Suelo llenarme la boca hablando de la necesidad de ideas frescas, proyectos que impliquen un mínimo de innovación, y propuestas que vayan más allá del enésimo remake innecesario (Left House on the Left) o la enésima secuela sin sentido (Saw).

Y sin embargo, tal y cómo he dicho al principio, mis propias debilidades me delatan.

Una de esas debilidades es la saga Destino Final (Final Destination, 2000), de la que todavía tengo pendiente su cuarta entrega, a la espera de poder disfrutarla en 3D.

Otra de mis debilidades es la que hoy nos ocupa, la saga Wrong Turn.
En 2003 un grupito de jóvenes estúpidos y sin demasiado apego a la vida (se diría que fueron sacados de cualquier slasher al uso), se perdía en la espesura de un bosque con la única excusa de formar parte del menú de una salvaje familia de mutantes deformes con evidentes inquietudes atropófagas (caníbales de toda la vida). El resultado final fue Wrong Turn (rebautizada en España con el titulo de Km. 666), un survival deudor de Las Colinas tienen Ojos, entretenido y facilón, que obtuvo un relativo éxito en las salas de cine, y del que se auguraba una pronta secuela.

Efectivamente, lo mejor todavía estaba por llegar.
En 2007, y previa reducción drástica de presupuesto, nos llegó Wrong Turn 2: Dead End (titulada en España Camino Sangriento), una serie b destinada directamente al mercado doméstico que nos deleitó con un destartalado Reality Show de supervivencia que rebosaba mutantes, sexo, sangre, imaginativas muertes, gore y diversión sin complejos. Una auténtica delicatessen de bajo presupuesto con una extraordinaria e inolvidable secuencia de apertura.

Ahora nos llega Wrong Turn 3: Left for Dead, una nueva entrega de la saga, destinada nuevamente al mercado doméstico, de la que sus seguidores esperábamos que estuviera, al menos, a la altura de Wrong Turn 2: Dead End.

Un grupo de peligrosos reclusos son transportados en autobús, y de noche, hasta una prisión de alta seguridad. Durante el trayecto el autobús es abatido por una trampa puesta por el mutante caníbal “tres dedos”, quien a partir de entonces emprende una sangrienta cacería para acabar con los presidiarios.

Por otro lado, los presidiarios no necesitan de demasiados mutantes para poner en peligro sus vidas. Viejos conflictos personales y el enfrentamiento por hacerse con un botín que encuentran abandonado en el interior de un furgón blindado ¿?, serán motivos más que suficientes para poner en peligro sus vidas.

Wrong Turn 3: Left for Dead es un desastre de pies a cabeza.
La práctica totalidad de la acción de la película se centra en los mencionados conflictos que surgen entre presidiarios y polícias con motivo de un botín (numerosas sacas repletas de dólares) hallado en el interior de un furgón blindado en mitad del bosque por obra y gracia de un guionista en horas bajas (muy bajas).

De esta forma, la presencia del mutante caníbal (así, en singular) es poco más que anecdótica. Una simple figura decorativa que se limita a aparecer muy de vez en cuando para borrar del mapa a algún desdichado presidiario de la manera más monótona y poco original posible. Hasta el punto de que algunas de esas muertes ya las vimos en las dos entregas anteriores.

Y por si fuera poco, todas estas muertes vienen convenientemente aderezadas con unos calamitosos y vergonzosos efectos digitales. Un desastre.

En cuanto al mutante caníbal, ¿era estricatamente necesario dejarle solo? ¿prescindir del clan y contar con un solo mutante caníbal? (la presencia de un segundo caníbal al iniciarse la película es testimonial). Es posible que el mutante “tres dedos” fuera el único superviviente de Wrong Turn 2: Dead End, pero ¿realmente era tan complicado sacarse de la chistera a media docena de nuevos mutantes con los que animar un poquito la función?

Todo lo que tiene Wrong Turn 3: Left for Dead para ofrecernos es un absurdo juego del gato y el ratón que acaba resultando terriblemente cansino y del que resulta sumamente sencillo desconectarse.

Sé que estamos hablando de la tercera parte de una saga que muchos pensaréis que no daba para más. El problema es que Wrong Turn 2 demostró que, con poco dinero pero con un puntito de imaginación y mala baba, era posible fabricar un survival socarrón, sangriento y realmente atractivo. Wrong Turn 3: Left for Dead, con ese mismo (poco) dinero, no logra absolutamente nada.

Toda la diversión acumulada por una película cómo Wrong Turn 2: Dead End se echa a perder en una deprimente secuela que amenaza con destrozar la resistencia del fanático más aguerrido de la serie. Lo dicho: un desastre.

Lo mejor: La secuencia inicial. Aún así, la peor secuencia inicial de toda la saga.

Lo peor: No resulta en absoluto divertida.

¿Dónde conseguirla?
GoreNation: "Wrong Turn 3: Left for Dead" en VOSE.