VOD

Laid to Rest

Vuelve la fiebre slasher de los 80

Laid to Rest

Ver ficha completa

  • Título original: Laid to Rest
  • Nacionalidad: USA | Año: 2009
  • Director: Robert Hall
  • Guión: Robert Hall
  • Intérpretes: Bobbi Sue Luther, Kevin Gage, Lena Headey
  • Argumento: Una chica despierta amnésica en el interior de un ataud. No recuerda ni siquiera su nombre. No sabe cómo ha llegado hasta allí. Y no tiene ni idea de quién es el enmascarado que, cuchillo en mano, intenta darle caza. Su única oportunidad pasa por huir.

62 |100

Estrellas: 4

Laid to Rest

Rob Hall, director de "Laid to Rest", acaba de reducir los ya de por si debilitados márgenes del subgénero slasher, a la mínima expresión.
No hay trama. Y en el caso de aceptar que finalmente "Laid to Rest" dispone de una trama coherente y con un mínimo de estructura, también deberíamos aceptar que está tan vacía como la mente de su protagonista.

Una joven despierta en el interior de un ataud. Aparentemente no tiene heridas de consideración. Sin embargo sufre un intensísimo dolor de cabeza y se encuentra amnésica. No conoce el lugar en el que se encuentra ni tiene la menor idea de cómo llegó hasta allí. Ni siquiera recuerda quién es, ni tampoco su nombre. Lo único que tiene claro es que debe huir. Al otro lado de la puerta le acecha un tipo con una máscara cromada en forma de calavera (Chromeskull), una cámara de vídeo digital colocada en su hombro, y que desea destriparla con su enorme cuchillo de sierra.

Se acabó. No hay más. Hasta bien entrado el último tercio no sabemos nada más sobre la protagonista. Quién es. A qué se dedica. Cómo llegó al interior del ataud. Y cuando finalmente conocemos algún detalle sobre su vida, nos damos cuenta de que no es relevante en modo alguno.

Tampoco sabemos nada sobre el asesino de la máscara cromada. Es implacable, salvaje, brutal y adicto a las nuevas tecnologías. Y no descansará hasta rebanarle el cuello a la protagonista amnésica. ¿Su orígen? Ni idea. ¿Su motivación? Lo ignoro.

De forma que la trama se resume en lo siguiente: el asesino persiguiendo a la chica y fulminando a todo aquel que se interponga en su camino.

Con tan exiguo material Rob Hall ha tenido suficiente para edificar un slasher eficaz y sin concesiones que nos remonta a la época dorada del subgénero: la década de los 80.
¿Que cómo lo ha conseguido el bueno de Rob Hall? Paciencia. Permitidme que le dé una última vuelta al asunto.

A principios de este mismo año irrumpió en las salas de medio mundo el nuevo "Viernes 13", dirigido por Marcus Nispel. Su fulgurante éxito en taquilla hará inevitable una pronta secuela; sin embargo el recibimiento de la crítica y de buena parte de los aficionados ha sido más bien tibio.
Yo lo aplaudí. Celebré el retorno del mito como una vehículo de eficaz entretenimiento que no traicionaba el espíritu de la saga. Sin embargo también señalé el que considero que era su mayor defecto: gran parte de las muertes diseñadas por el director alemán carecían de la fuerza y la imaginación necesarias. Nispel se quedaba corto en la mayoría de ocasiones.

"Laid to Rest" es el reverso de la moneda. El asesino de la máscara cromada está lejos atesorar el carisma, logrado a través de los años (de las décadas...), del gran Jason Voorhes (aunque potencial le sobra al asesino de "Laid to Rest"). Sin embargo sus métodos, sus acometidas, su virulencia, sus brutales maneras a la hora de cometer cada uno de los asesinatos, están a años luz de lo mostrado por el último Jason.

Rob Hall ha agarrado la esencia del slasher (la muerte, el asesinato, el mismo acto de arrancarle la vida a otra persona de forma violenta y cruelmente imaginativa); y la ha convertido en el único leit motiv de su impactante debut en el género.
Por supuesto hay truco. "Laid to Rest" no deja de ser una película de bajo presupuesto, y sin embargo el diseño de las muertes están a un nivel que difícilmente identificaremos en cualquier otro slasher de la última década.
Hay una razón: Rob Hall es, además de director ocasional, un reconocido y prestigioso mago de los efectos especiales y el maquillaje. Y os aseguro que eso es algo que se deja notar en cada una de las salvajes embestidas protagonizadas por el asesino de la máscara cromada.

Ahora sí, me dejo de rodeos. Las violentísimas, sangrientas, enfermizas, agresivas y tóxicas muertes perpetradas por el asesino de la máscara cromada son, de lejos, el mejor aliciente que nos ofrece "Laid To Rest". Para encontrar muertes con similar grado de crudeza e impacto dentro del género slasher no tenemos otro remedio que remitirnos a las mejores entregas de la saga Viernes 13, mirar hacia el giallo italiano o rememorar clásicos de la serie B ochentera como el "Maniac" de William Lustig. Y estamos hablando de echar la mirada atrás, al menos, unos veinte años...

"Laid to Rest" no es una película fácil. Estoy convencido que los más fanáticos seguidores del slasher y nostálgicos de lo fue capaz de ofrecernos el género en los 80 sabrán disfrutarlo. También los apasionados del gore obtendrán su recompensa. Pero, ¿qué ocurrirá con el resto de aficionados? "Laid to Rest" está lejos de ser la obra maestra que muchos críticos norteamericanos han querido ver. Su propuesta no es para todos los gustos. Cuando el asesino de la máscara cromada no está haciendo lo que mejor sabe hacer, en la película no ocurre prácticamente nada. Apenas un par de momentos puntuales de humor negro y, eso sí, el acertado trabajo de todos los actores implicados (por cierto, ni rastro de la camada de odiosos postadolescentes sexualmente hiperactivos que suelen pasearse por todas las películas del subgénero).
¿Suficiente? Para mí sí. Para el resto no tengo la menor idea. Vosotros mismos debereis averiguarlo.

Yo pertenezco al grupo de fanáticos del slasher, así que no me queda otro remedio que recomendaros "Laid To Rest" como la muestra del subgénero capaz de ofrecernos las muertes más crueles, sangrientas y contundentes de los últimos tiempos. Y mi recomendación, en esta ocasión, es a sabiendas de que a muchos os costará aceptar (y no tenéis ninguna obligación de hacerlo en realidad) que, trás los asesinatos, no haya prácticamente nada. El vacío argumental. Y probablemente eso es algo que pueda llegar a aburrir a más de uno.

Pero una cosa tengo clara: si el Jason Voorhes de Marcus Nispel (ese que ha recaudado cifras millonarias en todo el mundo) hubiera actuado con la fuerza y la rabia del asesino de la máscara cromada, todavía nos dolerían las manos de aplaudir su regreso.

Lo mejor: las muertes. SPOILER Mucha atención al destino final del personaje interpretado por Lena Headey, a la que vimos recientemente en The Broken.

Lo peor: la película es un continuo altibajo. Cuando el asesino mata está muy arriba. Cuando no hay muertes está muy por debajo.

Ninjas vs. Zombies

Cuando ya creíamos que lo habíamos visto todo...

Ninjas vs. zombies

Empiezo por su argumento: siete amigos, entre los 20 y los 30 años, son testigos de la resurrección de un zombie con poderes mágicos devorador de almas. Para complicar más las cosas, tres de los amigos son bendecidos con los poderes ninja, y deberán liderar la lucha que les enfrentará a un ejército de muertos vivientes.

Y acto seguido la manera en que los responsables del proyecto definen "Ninjas Vs. Zombies" (no tiene desperdicio): "un cruce entre un episodio de Friends y Spiderman, aderezado con unas gotitas de Jackie Chan... Ah, y un baño de sangre que empezará cuando los zombis empiecen a devorar a todo el mundo".

En fin. Que aquí teneis "Ninjas vs. Zombies", un cocktail de brujería, magia, espadas, ninjas, muertos vivientes y mucho sentido del humor (el mismo que necesitaremos como espectadores para poder disfrutar de una propuesta de este calibre sin tomarnos nada demasiado en serio).

"Ninjas vs. Zombies" es una película independiente de 2008 que, por lo visto, acaba de encontrar distribución para el próximo verano en el mercado DVD USA. Si ya habéis decidido no darle ninguna oportunidad a la película, al menos no os perdais el trailer, quizás os arranque alguna sonrisa. Por cierto, no confundir con una película del 87, made in Hong Kong, titulada "Zombie Vr. Ninja" (para que veais que empiezo a hacer mis deberes con el cine asiático de género).

Voices

Ni de la familia te puedes fiar...

Voices

Ver ficha completa

  • Título original: Voices (antes Someone Behind You)
  • Nacionalidad: Corea del Sur | Año: 2007
  • Director: Ki-hwan Oh
  • Guión: Ki-hwan Oh
  • Intérpretes: Jin-seo Yun, Ki-woo Lee, Gi-woong Park
  • Argumento: Una extraña maldición está provocando la muerte de varios miembros en la familia de la joven Go-in. Ahora ella tiene la terrible sensación de que ha llegado su turno.

39 |100

Estrellas: 2

Por fin he acabado con el After Dark HorrorFest. En breve las conclusiones finales.

Voices

After Dark HorrorFest posterMal asunto. Todos los que os pasáis habitualmente por Almas Oscuras habréis adivinado que no soy un entusiasta del cine de horror asiático. Sé que hablar en términos tan genéricos del cine de horror asiático es injusto, y también entiendo que este modesto espacio de terror resulta del todo incompleto al no tener en cuenta, tal y como se merece, el cine de género que proviene de países como Japón, Corea, Tailandia, etcétera.

Para bien o para mal este sigue siendo un blog personal que intenta reflejar fielmente los gustos de su autor, y mientras su autor (un servidor) siga tan obcecado y estrecho de miras con este tema, pocas líneas aparecerán dedicas al cine de horror asiático. En mi descargo deciros que, en más de una ocasión, he manifestado mi propósito de enmienda y sigo rastreando títulos de cinematografías asiáticas que puedan ser de mi agrado.

En cualquier caso, el último After Dark HorrorFest me ha llevado hasta "Voices" (también conocida en USA como "Someone Behind You"), una película surcoreana basada en un cómic manga que cuenta la historia de una joven estudiante llamada Go-in (americana oscura, faldita plisada y medias hasta las rodillas incluidas), asediada por una maldición familiar.

Desgraciadamente ya os puedo adelantar que "Voices" no es la película llamada a cambiar mi visión sobre el cine de horror asiático.
Prácticamente en ningún momento logré conectar con la historia que se me estaba contando, y la experiencia resultante acabó siendo desalentadora.

Pero vayamos por parte. Es muy cierto que "Voices" posee una cualidad que juega a su favor: su estética. Las diversas secuencias de tensión están filmadas con un gusto visual exquisito. La fotografía es magnífica. Incluso la atmósfera creada a través de las imágenes, en momentos puntuales de la película, es ciertamente destacable.
Sin embargo, si rascamos ligeramente con la uña de nuestro dedo índice el más que aceptable empaque formal de la película, nos daremos de bruces con una historia de maldiciones familiares que a cada giro argumental se vuelve más y más confusa, y menos y menos interesante.

En este tipo de películas siempre tengo la extraña sensación de que durante el viaje de la versión original a la doblada o subtitulada al castellano, siempre se pierde algo. No sé muy bien el qué, pero algo se pierde (por supuesto esto no es una crítica, ni de lejos, a todos aquellos que se esfuerzan en hacernos llegar estas películas con subtítulos).

Cuando terminé de ver "Voices" no tenía nada claro si había visto una película de maldiciones, de psicópatas, de venganzas, o si el mismísimo diablo se paseaba de puntillas por toda la trama. Quizás sea una mezcla de todo, pero unido con tal grado de confusión y desorden que la experiencia me acabó resultando absolutamente desconcertante.

Por momentos la película sufre de un ritmo muy lento. Demasiado pausado. Casi soporífero. En especial el par de flashbacks que adornan la trama con la supuesta misión de aclarar algunos puntos de la misma (en mi caso lo único que lograron aclararme era que se hacía tarde y que cuanto antes acabara la película antes me iría a dormir).

Y en cuanto a las secuencias de violencia, por muy buen aspecto que tengan (que lo tienen), padecen una falta de fuerza e intensidad (hay que ver lo torpe que pueden llegar a ser estos surcoreanos con las dichosas tijeras) que acaban por conferirle a "Voices" ese carácter de propuesta fallida, aburrida, y prescindible.

Ya os adelanto lo mejor: que el Alter Dark HorrorFest se haya terminado para mí.

Lo mejor: La estética de las secuencias violentas.

Lo peor: Se vuelve aburrida y confusa.

Wrong Turn 3

Vuelven los caníbales más gamberros

Wrong Turn 3

Primero fue "Km 666. Desvío al Infierno" (Wrong Turn) en el 2003. Una modesto pero entretenidísimo survival que tuvimos la oportunidad de disfrutar en salas de cine (al menos en España).
Le siguió "Camino Sangriento" (Wrong Turn 2. Dead End) en el 2007, con una reducción importante en el presupuesto, pero mucho más salvaje y gore que su antecesora.

Y todo apunta a que en el 2009 nos llegará, directa al mercado DVD, "Wrong Turn 3", la tercera parte de esta gamberra, sangrienta y divertidísima saga survival.

Por supuesto su argumento es de los más trilladito. Fonda y sus amigos deciden pasar unos días tranquilos en un bosque. Sus amigos no tardarán en ser víctimas del mutante asesino y caníbal Tres Dedos. Mientras tanto algunos prisioneros peligrosos están siendo transportados en autobús bajo la vigilancia de Nate Wilson, un guardián de la prisión a un solo día de retirarse y convertirse en abogado. Durante el itinerario el autobús es atacado por Tres Dedos. Los prisioneros se fugan. Tres Dedos intentará acabar con todos ellos... y con aquellos que intenten encontrarlos.

Por el momento ya tenemos las primeras imágenes de la película y un trailer que promete más de lo mismo: sangre, bosque, despelotes, y esos entrañables caníbales que parecen los familiares pobres de los que aparecían en "Las Colinas tienen Ojos" de Alexandre Aja (no me hagáis mucho caso. La pinta de los mutantes es muy acertada). Un servidor empieza a contar los días... (bueno, en realidad lo tengo mal para contar los días porque todavía no hay confirmada una fecha de estreno). ¿Ya os he dicho que me encanta la saga?

Trick'r Treat

¿Llegará por fin el truco o trato?

Trickr Treat

Trickr Treat "Trick'r Treat" es una película de la llevamos oyendo hablar más de un año. Protagonizada, entre otros, por Anna Paquin (True Blood) y Brian Cox, escrita y dirigida por Michael Dougherty, y con la poderosa Warner Bros a sus espaldas; "Trick'r Treat" sonó en su momento como una película con muchas posibilidades para contar con una amplia distribución a nivel internacional.

Finalmente no ha sido así, y a excepción de algunos privilegiados que habrán tenido la oportunidad de verla en alguno de los diversos festivales especializados en los que ha estado presente (tengo entendido que la película disfrutó de una sesión sorpresa en el último Festival de Sitges), el resto de los mortales llevamos ya mucho tiempo esperando tener notícias de la película.

Por fin parece ser que esas noticias llegan. Una versión renovada del trailer original y una fecha para el estreno de "Trick'r Treat" en el mercado DVD USA: Octubre del 2009.

"Trick'r Treat" intercala cuatro historias que suceden durante la noche de Halloween. Una de las historias se centra en un director de instituto que mantiene una doble vida como asesino en serie. Otra trata de una virginal universitaria que se reserva para el hombre de su vida, a quien cree que acaba de conocer. La tercera versa sobre una mujer cuyo odio hacia Halloween sólo es superado por el amor que le tiene su marido a esta festividad. Por último, un grupo de adolescentes despiadados llevan a cabo una broma imperdonablemente cruel.

Por lo visto "Trick'r Treat" ha sido definida por varios críticos nortamericanos como una versión en carne y hueso del clásico animado "Pesadilla Antes de Navidad"

Silent Night, Zombie Night

La Navidad de este año queda cancelada

Silent Night Zombie Night

Este mismo fin de semana, en el Fangoria Weekend of Horrors, ha sido presentada "Silent Night, Zombie Night", película estadounidense dirigida por Sean Cain que se supone tendrá su distribución final en el mercada DVD USA (aunque todavía sin fecha confirmada).

El argumento de "Silent Night, Zombie Night", nos sitúa a una semana de la Navidad. Un brote vírico provoca que los habitantes de Los Ángeles se conviertan en fieros zombis. Justo cuando estaba a punto de romper su relación con su mujer y enemistarse con su compañero de patrulla, el oficial de policia Frank Talbot se encuentra atrapado en su apartamento con ambos. No sólo deberá sobrevivir al acoso de los zombis, sino que también deberá afrontar el hecho de que ambos hombres aman a la misma mujer.

Zombies navideños de serie Z pero con una apariencia mejor de la esperada.

The Children

Cría cuervos y te sacarán los ojos

The Children

Ver ficha completa

  • Título original: The Children
  • Nacionalidad: Gran Bretaña | Año: 2008
  • Director: Tom Shankland
  • Guión: Tom Shankland, Paul Andrew Williams
  • Intérpretes: Rachel Shelley, Stephen Campbell Moore, Eva Birthistle
  • Argumento: La plácida celebración de las fiestas navideñas por parte de dos familias se ve interrumpida cuando los niños empiezan a mostrar signos de estar sufriendo una enfermedad que afecta a su comportamiento.

81 |100

Estrellas: 5

Quisiera dar las gracias a los amigos de Gore Nation (como viene siendo costumbre) por permitirme ver esta película con unos subtítulos en castellano impecables. En segundo lugar dar las gracias al amigo Espaumfromgel por ser el primero en avisarme de que "The Children" valía la pena. Y finalmente al amigo Iván, que quedó tan decepcionado tras ver "Dead Snow" y me solicitó la recomendación de una buena película de terror. Pues bien Iván, aquí va mi recomendación. Espero acertar en esta ocasión.

The Children

Narciso Ibáñez Serrador fue espantosamente explícito en el título de su gran obra maestra, ¿Quién puede matar a un niño?
Han pasado más de 30 años, y ahora es el turno del británico Tom Shankland (“Waz”, 2007), quien acaba de firmar –y ya no me resisto más a soltarlo- una de las mejores y más terroríficas películas de horror de los últimos años, para intentar dar respuesta a dicha pregunta en "The Children".

Dos familias deciden pasar las vacaciones navideñas en una gran casa, rodeados de un nevado paisaje. Nada más llegar y salir del coche, uno de los niños parece estar indispuesto. Su cara está pálida, tose y tiene arcadas. Su madre no le presta demasiada atención. Lo atribuye todo a un simple mareo por culpa del largo viaje.

¿En cuantas ocasiones, durante los últimos años, nos hemos lamentado por la manifiesta incapacidad del cine de terror moderno, para provocar esa sensación tan natural y primaria que es el miedo?
"The Children" lo logra. "The Children" da miedo. O quizás sería más conveniente afirmar que, a un servidor, "The Children" le causó miedo.

Es evidente que Shankland apuesta a un caballo ganador. La sola presencia de unos delicados críos transformados, por obra y gracia de lo que aparenta ser un simple resfriado, en amenazantes bestias salvajes es, sin lugar a dudas, un excitante y perturbador punto de partida.

Shankland lo sabe muy bien, y no duda un instante en cederles todo el protagonismo a los niños a la menor oportunidad. Y lo hace de forma demoledora. Cada intervención de las criaturas, dispuestas a arruinarles la vida a sus progenitores, acaba desembocando en una turbadora y enfermiza experiencia para el espectador.
Algunas de esas escenas disfrutan de un nivel de suspense y tensión acumulada sorprendentes. Es cierto que en esta ocasión la propia naturaleza de la amenaza –los niños- provocan, de entrada, que el nivel de pesadilla esté un peldaño por encima de lo que estamos habituados. El hecho de que el brutal asesino sea un niño nos predispone a un mayor nivel de sufrimiento. Somos más vulnerables. Estamos más indefensos que nunca. Y todo por una sencilla pero contundente razón: nuestro mayor enemigo son aquellos a quienes estamos acostumbrados a proteger y a quienes más queremos.

Pero tampoco sería justo restarle méritos a Shankland, quien manipula, de forma magistral, todos los recursos y mecanismos de horror que tiene a su alcance. Sus esfuerzos están siempre encaminados a edificar una insoportable atmósfera de inquietud, de intranquilidad. Y supera el reto con sencillez y eficacia: desde el mismo instante en que un crio tose y reclama la atención de su madre, sabemos que algo terrible está a punto de ocurrir y nos sumergimos, de lleno, en la pesadilla que nos propone "The Children".

Por si fuera poco, cuando la violencia toma, definitivamente, forma, "The Children" no se reprime, ni pisa el freno, por el simple hecho de que los instigadores de la misma tengan, todos ellos, menos de diez años de edad.
Los actos de violencia protagonizados por los crios tienen consecuencias brutales, furiosas; y Shankland no muestra ningún reparo en mostrarlos en toda su crudeza, incluyendo un par de escenas que posiblemente convencerán incluso a los amantes del gore.

Al margen de todo lo que sucede alrededor de los niños, la película funciona también a un nuevo nivel: la reacción de los padres. "The Children" refleja a la perfección la angustia de los padres, que jamás logran afrontar –ni siquiera comprender o asimilar- la pérdida de inocencia y la corrupción de sus hijos. Ni siquiera son capaces de hacer frente a los niños cuando estos amenazan con acabar con sus vidas.
Los adultos se sienten desprotegidos. Sin capacidad de reacción. Imaginando imposibles coartadas que excusen a los pequeños de sus actos de maldad. No aceptan la realidad, no la soportan; y esto les convierte en víctimas fáciles y propicias para las criaturas.

¿Quién puede matar a un niño? Sheckland nos da una respuesta contundente: un padre no puede acabar con su hijo. ¿O quizás sí?

Es posible que quienes suelen buscar siempre respuestas a lo que está sucediencido, se sientan decepcionados. "The Children", de la misma forma que ocurría en el mencionado clásico de Narciso Ibáñez Serrador, o en la mítica "La noche de los muertos vivientes", de George A. Romero, no aporta ninguna información determinante sobre el orígen de la enfermedad que convierte a los críos en esbirros del mismísimo diablo. Los síntomas son los de un resfriado común. Las consecuencias son mortales para todos aquellos que permanezcan cerca.

"The Children" es una pequeña gran película de horror. Sería una auténtica lástima que, por las razones que todos conocemos, "The Children" pasara desapercibida.
Personalmente sólo me queda recomendarla de forma efusiva y sin reservas como una excelente película de terror, con magníficas dosis de suspense, tensión y violencia. Una película de terror que da miedo.

Lo mejor: Una sencilla película de terror que da miedo.

Lo peor: Que en España se haya estrenado en cines "La Semilla del Mal" y que probablemente debamos rezar para que "The Children" acabe distribuyéndose en el mercado doméstico.

One Eyed Monster

Ron Jeremy poseido por un pene alienígena

One Eyed Monster

One Eyed Monster El reparto y equipo de una película pornográfica se encuentra atrapado en mitad de una ventisca. Juntos deberán hacer frente a un misterioso monstruo alienígena que poseerá al actor mejor dotado (por supuesto Ron Jeremy). La lucha por atrapar y destruir al monstruo ha dado comienzo. Y más vale que se apresuren, antes de que haya más víctimas de sus peculiares habilidades.

Este es el alocado argumento de "One Eyed Monster", una comedia de terror que sus responsables definen como un "cómic oscuro a caballo entre "Alien, el 8º pasajero" y "La Cosa".
Sangre, sexo, Ron Jeremy, estupidez sin límite, y lo que parece ser un pene poseído por un alienígena y hambriento... ¿alguien se apunta? Yo me apunto.

En la página web oficial de la película han colgado una serie de posters que parodian carteles de películas míticas de terror. No son gran cosa, pero os los dejo por si a alguien le interesa. Si los quereis ver en mejor resolución también os dejo el enlace de la web: galería de posters de One Eyed Monster.

El estreno en DVD USA de "One Eyed Monster" está previsto para el próximo 28 de Abril.

Galería de posters:
One Eyed Monster