VOD

Hit and Run

Los peligros de acercarse demasiado al parachoques de un coche

Hit & Run

Ver ficha completa

  • Título original: Hit & Run
  • Nacionalidad: USA | Año: 2009
  • Director: Enda McCallion
  • Guión: Diane Doniol-Valcroze
  • Intérpretes: Laura Breckenridge, Kevin Corrigan, Christopher Shand
  • Argumento: Camino de casa Mary atropella a un viandante, pero ella ni siquiera se ha dado cuenta. Al llegar al garaje de casa, Mary descubre el cuerpo del atropellado incrustado en el parachoques del auto. Le ha llegado el momento de empezar a tomar decisiones.

40 |100

Estrellas: 2

Antes de empezar a hablaros de "Hit & Run" quisiera hacer mención a cierta polémica que se ha suscitado en torno a la película. Por lo visto se la ha acusado de plagiar una película que Stuart Gordon dirigió en 2007 titulada "Stuck".
No he visto "Stuck", pero es cierto que leyendo su sinopsis tiene mucho en común con la historia que nos explica "Hit & Run".

En defensa de la película que hoy me ocupa, debo deciros que el guión de Stuck se basaba en un hecho real sucedido en 2001, en el que una mujer, cuyo nombre era Chante Mallad, atropelló y arrastró a un sin techo hasta su garaje, muriendo este minutos después a causa de sus heridas.
Teniendo en cuenta este hecho –y repito, sin haber visto todavía "Stuck"- considero que Enda McCallion, directora de "Hit & Run" (y esto es una opinión muy personal), tiene todo el derecho del mundo a ofrecernos su propia visión de lo ocurrido. Una vez hecha la aclaración, vayamos con la película.

Hit & Run

¿Qué ocurre cuando un par de estúpidos se meten en problemas graves? Pues que no paran de tomar decisiones estúpidas, una tras otra, sin descanso.

"Hit & Run" nos propone una nueva situación límite que pone a prueba la verdadera naturaleza humana. Mi primera impresión fue que dicha situación límite partía de un hecho totalmente improbable e inverosímil (atropellar a un desdichado vianante y arrastrarlo incustrado en el parachoques del auto, sin darse cuenta, hasta llegar a casa –esto está en la sinopsis oficial de la película y sucede a los cinco minutos de iniciarse la misma-). Sin embargo, parece ser que un caso muy similar ocurrió hace unos años (y es que, aunque suene muy tópico, la realidad siempre acaba superando a la ficción), por lo que dejaré de lado lo absurdo e irracional de la experiencia vivida por la protagonista de la película y me centraré en otros temas.

El desarrollo de la trama de "Hit & Run" sufre un desequilibrio tremendo. Los primeros 40/50 minutos nos hacen creer que estamos ante un thriller que se toma su merecido tiempo en justificar y cuestionar todas y cada una de las acciones llevadas a cabo por Mary, la protagonista principal de la pesadilla, y su imbécil novio. Sí, sé que “justificar” y “cuestionar” son términos aparentemente contradictorios, pero creo que forma parte de las intenciones del guión el facilitar que el espectador se plantee pueriles dilemas morales del estilo de ¿actúa Mary de forma correcta?¿tenía otra alternativa?¿harías tú lo mismo?. El juego planteado es, hasta cierto punto, entretenido; y el calvario que sufre la protagonista al intentar, por un lado, que su crimen quede impune, y por otro conservar su salud mental intacta, logra que "Hit & Run" mantenga unos niveles aceptables de interés y que la historia no llegue a caer en el aburrimiendo.

Lástima que en la mayoría de ocasiones las decisiones tomadas tanto por Mary cómo por su novio, sean de una absurdidad y ridiculez tal que cueste mucho identificarse con ellos o preocuparse, de veras, por lo que pueda llegar a sucederles.

Pero el verdadero desequilibrio de "Hit & Run" no está en la poca simpatía que despiertan sus protagonistas, o en lo incoherente o descabellado que pueda parecernos su forma de reaccionar ante los terribles acontecimientos a los que se enfrentan (al fin y al cabo, ante situaciones extremas, el ser humano puede responder de la manera más delirante e inesperada...). Su verdadero talón de aquiles lo encontramos en el tercio final de la película, cuando "Hit & Run" decide abandonar la vía del thriller y adentrarse en los pormenores del terror puro y duro. Es entonces cuando su directora, Enda McCallion, intenta sumergirnos en una sangrienta historia de venganza que eleve a "Hit & Run" a unas cotas de horror hasta el momento insospechadas.
El problema es que jamás logra su cometido. Hit & Run no da miedo. Ni una sola de sus escenas destinadas a impactarnos consigue su objetivo. Y todo porque Enda McCallion maneja de forma deficiente todos los mecanismos de horror que dan vida a dichas escenas. Todo sucede de forma demasiado acelerada y entrecortada. Los planos son demasiado cortos y la cámara vuelve a dar bandazos de un lado a otro hasta lograr marearnos. El resultado final es que las escenas de horror de Hit & Run acaban siendo más efectistas que efectivas. Demasiado artificio. Demasiadas trampas. Nada parece real y, por lo tanto, nada nos perturba.

Y el hecho de presentarnos a un villano de la función menos amenazante de lo que debería e ilógicamente resistente (casi invencible), tampoco ayuda.

En definitiva, cuando "Hit & Run" se adentra –equivocadamente- en los parajes del terror, la historia se resiente de forma considerable. Un thriller aceptable desemboca en una historia de horror previsible, poco original y errática.

Pese a todo ello, considero que vale la pena darle una oportunidad a "Hit & Run". Sus defectos, sobre todo en su parte final, son evidentes. Sin embargo la película entretiene –a ratos- y tiene sus puntos de interes. Sin duda alguna he visto películas independientes mucho peores que "Hit & Run".

Lo mejor: el primer acto de venganza, que sitúa a la protagonista en una situación algo incómoda.

Lo peor: no da miedo (aunque lo intenta), el personaje del novio (en mitad de la noche más aciaga de su novia, intenta tirársela –sic-), y esas inoportunas cotorras que causan vergüenza ajena.

Exquisite Corpse, 1996

El Arte Más Íntimo, de Poppy Z. Brite

Autor: Poppy Z. Brite

El arte más íntimo Sinopsis: "El Arte más íntimo" es una historia coral que transcurre entre Birmingham y Nueva Orleans, donde Z. Brite nos sumerge en las "andanzas" de Andrew Compton,un despiadado asesino en serie necrófilo, encerrado en la cárcel de máxima seguridad de Birminghan de por vida, que finge su propia muerte para huir; Jay Byrne, un asesino homosexual reprimido, terriblemente perturbado y antopófago; Tran Vihn, un joven vietnemita dorgadicto, prototipo de la desesperación y la desidia y Luke Ranso, un curtido escritor y locutor de una radio pirata, seropositivo y lleno de odio hacia la humanidad, a quien el destino va uniendo en una espiral de violencia inevitable y caos.

¿Qué pasa cuando Andrew y Jay se conocen y se reflejan el uno en el otro? Pue simple:cualquier cosa puede ocurrir en medio de una mansión del Barrio Francés de Nueva Orleans que oculta muchos secretos,de la mano de unos personajes tan oscuros como depravados inspirados (ambos) en el Carnicero de Milkwaukee...

Comentario: Le toca el turno a uno de mis libros favoritos, "El Arte más íntimo" de Poppy Z. Brite (no os dejéis engañar por la inexplicable traducción al español del título). Poppy es una de las escritoras del género de horror más veces nominada a los Premios Stoker (los Oscar le la literatura de Terror), por suspuesto muy merecidamente ya que con cada libro nos sorprende gratamente, hasta llegar a la cima de lo que podemos soportar con "El Arte más íntimo".

En 1996 nos sorprendió con uno de los libros más brutales que se hayan podido ercribir en el siglo XX, una novela donde el horror del ser humano queda patente en cada una de sus páginas con descripciones tan realistas de los asesinatos y torturas que parecen lecciones de anatomía, una visión del mundo gay despiadada y sobre todo con la habilidad de hacernos empatizar con los personajes más marginales que podamos imaginar para hacernos partícipes de su destrucción.

En "El Arte más íntimo" os encontraréis constantes referencias o similitudes con Jeffrey Damher (de donde Poppy sacó la mayor parte de su inspiración) en un Nueva Orleans tan decadente y obsceno como el Berlín de los años 20, un paseo por una ciudad sucia y peligrosa con unos personajes mucho más sucios, peligrosos y lascivos. Las descripciones sexuales también son una constante en la novela (aunque si esperais encontrar tias buenas, olvidad el libro,es totalmente homosexual), unas descripciones que se mezclan de manera natural con las torturas y aberraciones a las que son sometidas las vítimas de Andrew y Jay, lo que hacen de "El Arte más íntimo" una lectura rápida desde el principio, no apta para todos los estómagos.

Personalmente os recomiendo que intentéis haceros con un ejemplar porque lo vais a disfrutar, y en cuando comenceis a leer el libro, os haréis fans incondicionales de Poppy Z. Brite. Como curiosidad apuntar que la portada del libro, la fotografía de la mujer desnuda que aparece con mirada desquiciada, pertenece a la autora del libro,la propia Z. Brite.

Bret Easton Ellis fue encumbrado por su polémica obra American Psycho a nivel mundial. Poppy Z. Brite es conocida, solamente, como escritora de culto por los amantes del género (pese a su larga y exitosa carrera) cuando "El Arte más íntimo" es mucho más incómoda de leer que American Psycho y todo ello ocurre por una simple razón: Bateman torturaba y mataba a miembros de la alta sociedad Norteamericana, y Andrew Compton y Jay Byrne lo hacen con la escoria de la sociedad y eso "se puede permitir" ¿Sociedad Hipócrita? No Doubt, man. Bateman al lado de estos dos cafres es una hermanita de la caridad.

Con respecto a uan posible adaptación cinematográfica del libro, Simon Rumley (The living and the Dead) se hizo con los derechos del libro hace años y las últimas noticias es que sigue trabajando en le guón para conseguir personajes perfectos ( aunque ya le han dicho que si finalmente rueda la película irá a la cárcel, pero en fin, eso son leyendas urbanas...) Mientras tanto si veis "Dahmer,el Carnicero de Milkwaukee" encontraréis bastantes similitudes con el libro (por supuesto muchísimo más light), aunque esto no significa que sea una adaptación del "El Arte más íntimo", ni mucho menos,s ólo toma referencias.

Si os gusta la suciedad, la auténtica White Trash Americana y no sois impresionables, descubrid a Poppy Z. Brite.

Humains

Horror francés... ummmhhh... ¡lo compro!

Humains

Es cierto que el argumento nos remite a cierta película británica que causó sensación hace unos años:
Un equipo de arqueólogos viaja a los Alpes suizos para investigar un descubrimiento científico sobre la evolución humana. Cuando llegan a las grutas, sufren un percance y quedan atrapados. Ahora tienen que luchar por la supervivencia, pero no están solos...

Pero tratándose de una nueva muestra de terror provinente de Francia, personalmente no me queda más remedio que contar los días que quedan hasta poder hacerme con una copia de la película. Además, el director Pierre-Olivier Thévenin fue el responsable de los efectos de maquillaje en "A l'Interieur". El solo hecho de que su nombre se relacione (aunque sea de pasada) con la genial película francesa, logra aumentar mi curiosidad.

Os dejo el trailer. El estreno de la película en los cines franceses está previsto para el 22 de Abril.

American Psycho (1991)

Patrick Bateman, explorando la locura de una época

American Psycho

Alicia es una buena amiga de Almas Oscuras. Con experiencia en el mundo del fanzine con la publicación de “No-Thing”, revista de música de la que estuvo al frente durante tres años, y siendo una gran aficionada al cine y la literatura de terror; a partir de hoy tengo la suerte de poder contar con su talento para dar un nuevo impulso a la olvidada sección de libros del blog.
Muchas gracias Alicia.

Autor: Bret Easton Ellis.

Sinopsis: Patrick Bateman es un joven ejecutivo de finales de los 80 de Manhattan. Un yuppie en toda regla al que aparentemente la vida le sonríe, tiene un trabajo estable y muy bien remunerado, una guapa novia, un grupo de amigos con dinero y éxito en todo lo que emprende. Pero la doble vida de Bateman hace que en sus ratos libres se convierta en un salvaje asesino, torturador y violador, que elige a sus víctimas tanto dilberadamente como al azar para satisfacer su gran vacio personal y poder así marcarse un objetivo para afrontar su triste día a día.

Si hablamos de Bret Easton Ellis tenemos que hablar de un clásico moderno de la literatura americana, el escritor maldito de la generación X, y por suspuesto, si hablamos de American Psycho, hablamos de su obra cumbre.
American Psycho, no es ni más ni menos que una feroz crítica a la autocomplaciente sociedad Norteamericana, que ve impasible cómo actos atroces quedan impunes grácias a los intereses creados.

American Psycho, se divide en dos partes. La primera es una presentación de Patrick Bateman con todo lujo de detalles en la que se describe el día a día, el minuto a minuto de un ser vacío, carente de sentimientos e incapaz de experiementar sensaciones por sí mismo. Esta parte ocupa practicamente 200 páginas, por lo que son muchos los lectores que abandonan aquí su lectura por demasiado tediosa; pero si superamos esta primera parte, nos encontramos con una descripción tan salvaje, tan cruda, brutal y real de los asesinatos y torturas inflingidos por Bateman, que parece que se trate de dos libros diferentes. En esta segunda parte, Bateman se presenta a sí mismo como un Superhombre sin miedos que canaliza toda su rabia, envidia y avaricia a través de la tortura, para así poder "sentir" algo. El Autor describe de una manera tan realista torturas inimaginables, que realmente da miedo.

Realmente hay dos ideas enfrentradas con las conclusiones del libro, por una parte se cree que todo es real y que Bateman es un completo psicópata al que el dinero le permitirá hacer siempre lo que quiera, y por otra, la idea de que realmente nunca ocurrió ningún crimen y que todo fue producto de su imaginación de perdedor para así sentirse un poco menos mediocre de lo que realmente es. Personalmente (y después de releer el libro muchas veces) me inclino por la idea de que el Patrick Bateman despiadado no es más que el producto de su terrible imaginación... o ¿es todo real?. Cada uno que encuentre su propia explicación.

Por cierto, la película que sacaron en el 2000 basada en el libro, realmente destroza la intención original de Esaton Ellis. Si no habeis leido el libro y no habeis visto la película, leed primero y luego, ya podeis ver la película, eso sí, sin ninguna pretensión.

Por Alicia Domínguez Espinosa.

Feast 3: The Happy Finish (3)

Ya hay fecha de salida para el DVD en USA

Feast 3

Le he cogido cariño a la saga. Seguramente porque el primer comentario que realicé en Almas Oscuras fue el de "Feast", la película que dió orígen a esta divertida trilogía que está a punto de concluir.

El estreno de la tercera y última entrega en el mercado DVD USA está previsto para el próximo 17 de Febrero. "Feast 3: The Happy Finish" saldrá a un precio muy ajustado -19,98 $-, y cómo extras se anuncian los audiocomentarios de director y guionista, una entrevista con el director John Gulager acerca de los entresijos del rodaje, y los trailers de las dos entregas anteriores (por cierto, supongo que el trailer de esta última entrega estará al caer...)

Para más información sobre "Feast 3: The Happy Finish" (sinopsis, imágenes...) podéis visitar los siguientes enlaces:
Feast 3: The Happy Finish (1)
Feast 3: The Happy Finish (2)
Comentario "Feast: Atrapados"
Comentario "Feast 2: Sloopy Seconds"

Break

Un nuevo survival procedente de Alemania

Break

Break

Poco se sabe de este "Break", la película del director alemán Matthias OLof Eich:
Con la ayuda de dos paletos, cuatro mujeres en una escapada de fin de semana, van a llevarse mucho más de lo que esperaban obtener en su viaje. Su relato es una sangrienta batalla por la supervivencia. No habrá piedad, sólo dolor.

Un nuevo survival de sabor europeo (lo cual me hace presagiar unas generosas dosis de violencia y salvajismo) y con un poster deudor de la mejor tradición de la saga "Saw".

¡Atención!: el trailer considero que cuenta demasiadas cosas de la película y se carga el factor sorpresa. A ver si aprenden a hacer trailers que no revienten la película... Quedais avisados.

Hanger

La nueva locura de Ryan Nicholson

Hanger

Un horrible relato de venganza... que se inicia con un impactante aborto y finaliza con un baño de sangre tan depravado que le dará un nuevo sentido al "ojo por ojo".
Desde proxenetas hasta traficantes, pasando por prostitutas y drogadictos... Hanger está dispuesto a eliminar la mugre con su propia sangre, a limpiar las calles y propiciar el definitivo enfrentamiento entre el bien y el mismísimo diablo. ¡Sumérgete en las profundidades de la perversión humana!

Estas es la impactante descripción que acompaña a las primeras imágenes de "Hanger", la nueva película de ese provocador nato llamado Ryan Nicholson. Una nueva sesión de ultragore, sexo enfermizo, personajes dementes y humor cafre a cargo del creador de Gutterballs.

Parece ser que el asesino de la percha está a punto de cobrarse la debida venganza. Por cierto, no recuerdo a ningún asesino que utilizase una percha cómo principal arma homicida...

See Jane Run

Corre Jane, corre hasta irte muy lejos de aquí

See Jane Run

Ver ficha completa

  • Título original: See Jane Run
  • Nacionalidad: USA | Año: 2007
  • Director: Ryan Webb
  • Guión: Ryan Webb
  • Intérpretes: Jennifer Clary, Joe Estevez y Kevin Haberer
  • Argumento: Jane y sus amigos, haciendo caso a la recomendación de un mecánico, deciden hacer un alto en el camino para probar la mejor barbacoa del estado. Pronto descubrirán que tras las hamburguesas y la amabilidad de su anfitrión se esconde un terrible secreto.

20 |100

Estrellas: 1

No me cansaré de reptir, las veces que haga falta, que las posibilidades de gozar con determinadas propuestas de terror de bajo – o muy bajo – presupuesto, dependen, en gran medida, de una buena predisposición por parte del espectador, conocedor del tipo de producto al cual se enfrenta, y con la voluntad y motivación suficientes para tener en cuenta aspectos que van más allá de la calidad técnica de la película, unas buenas interpretaciones, o un guión que consiga cautivarnos (aspectos por los que sí debemos medir el grado de satisfacción de propuestas más comerciales).

Por mi parte, creo que está suficientemente probado que soy un acérrimo defensor y admirador entusiasta de esas producciones de terror que cuentan con escasísimos recursos económicos para salir adelante.

Lo que realmente me atrae de este tipo de propuestas es su total y absoluta dependencia de la historia o idea principal sobre la que se asientan. Carecer del dinero suficiente para incluir efectos que vayan más allá de cuatro experimentos rudimentarios con el ordenador, o para contar con un par de actores, de los de verdad, que solucionen la papeleta, o incluso para reunir a un grupo de maquilladores que logren unos resultados convincentes; obligan a este tipo de productos –que en ocasiones rozan la total marginalidad- a centrar todos sus esfuerzos en conseguir que la idea principal que empuja la trama, funcione.

No importa si estamos ante la enésima parodia zombie, o ante un nuevo festival gore; lo esencial es que la historia, al margen de los defectos intrínsecos a la película, tenga la suficiente entidad y originalidad para alcanzar sus objetivos. Si es una parodia zombie tiene que resultar desternillante. Y si se trata de una orgía gore, tiene que removerle las tripas al aficionado más curtido.

Bajo este panorama “See Jane Run” se nos presenta cómo una película de bajísimo presupuesto que parece optar, desde un principio, por ofrecernos una historia de terror seria, con unos personajes sólidos y bien desarrollados, y unas situaciones que huyen del histrionismo, la exageración y la caricatura; aspectos muy comunes en producciones de similar condición.
“See Jane Run” intenta tomarse muy en serio a sí misma para lograr una película de auténtico terror que la aleje del, en ocasines, peyorativo término de serie Z. Pero, desgraciadamente, todos sus esfuerzos son en vano.

Tres cuartas partes de la película procurando edificar una historia y fortalecer unos personajes para, finalmente, no tener absolutamente nada.
La historia que nos cuenta “See Jane Run” no tiene ni un solo elemento de originalidad. Las relaciones que se establecen entre los personajes son planas y carecen por completo de interés. Los diálogos son, a menudo, pura insensatez. Y el ritmo de la película es tedioso e incluso insoportable en determinados momentos.

Especial mención para la Jane que da título a la película. Su actuación se limita a pasearse, en estado casi catatónico, durante todo el metraje, sin realizar ni una sola acción digna de mencionarse. En un primer instante creí que su cara de indiferencia y su desgana se corresponderían, tarde o temprano, con un inesperado giro del guión que explicaría el porqué de su conducta. No sé... que guardaba un terrible secreto, que sufría un trauma desde la infancia, incluso llegué a pensar que, sin duda, ella acabaría siendo la asesina. Cualquier cosa me hubiera servido.
Pero me equivocaba. Nada de esto sucede con Jane. La única explicación que se me ocurre es que Jane es estúpida. No sé si responde a una exigencia del guión o a la incompetencia de la propia actriz, pero su presencia en la película es, sencillamente, ridícula.

De esta forma, lo que tendría que haber sido una historia con cierto fundamento y unos personajes con credibilidad, acaba siendo un simple, molesto, y aburridísimo preámbulo para la consabida escena de torture-porn con la que concluye la película. Una escena, por cierto, convincente, bien ejecutada, con generosas dosis de sangre y violencia, y, en definitiva, la única razón por la que “See Jane Run” no acaba siendo una auténtica basura condenada al olvido.

Todo lo bueno que se podría decir de una película como See Jane Run se queda en el ámbito de las buenas intenciones, ya que su resultado final acaba siendo muy decepcionante.

Lo mejor: la escena final de tortura.

Lo peor: todo lo demás.