Gallino The Chicken System
Gallino The Chicken SystemGallino The Chicken System
de Carlos Atanes
España | 2012 | 82
Strippers vs Werewolves
Strippers vs WerewolvesStrippers vs Werewolves
de Jonathan Glendenning
UK | 2012 | 93
Kill Zombie (Zombibi)
Kill Zombie (Zombibi)Kill Zombie (Zombibi)
de Martijn Smits y Erwin van den Eshof
Holanda | 2012 | 90
Panic Button
Panic ButtonPanic Button
de Chris Crow
UK | 2011 | 96
The Seasoning House
The Seasoning HouseThe Seasoning House
de Paul Hyett
UK | 2012 | 90

Todo el cine de terror independiente por tan solo 1,95 €: descúbrelo

Novedades en nuestro catálogo de películas

I spit on your grave

La divertida corrupción del rape&revenge

I Spit on your Grave

  • Título original: I spit on your grave
  • Nacionalidad: USA | Año: 2010
  • Director: Steven R. Monroe
  • Guión: Stuart Morse
  • Intérpretes: Sarah Butler, Jeff Branson, Andrew Howard
  • Argumento: Una joven escritora se refugia en una apartada cabaña en mitad del bosque para buscar la inspiración de su nueva obra.

LA VALORACIÓN:

62 |100

Estrellas: 4

I Spit on your Grave

Hay películas que, al margen de poder discutir acerca de su calidad o incluso sobre su idoneidad, han pasado a la historia del cine por, prácticamente, definir todo un subgénero.

Este sería el caso de Day of the Woman, conocida posteriormente como I Spit on your grave, producción de 1978 que, junto a Last House on the Left, Thriller y, en menor medida, Straw Dogs (Perros de Paja… la durísima película del gran Sam Pekinpah siempre se ha identificado más con el drama que con el cine de horror), pusieron los cimientos de un subgénero exploit tan controvertido y, efectivamente, tan discutible como es el del Rape&Revenge (violación y venganza).

Siguiendo la estela marcada recientemente por Dennis Iliadis en el remake de Last House on the Left, la nueva versión de I Spit on your grave, dirigida por Steven R. Monroe se define por una máxima inequívoca: adaptar todo un clásico del exploit de los 70 a las demandas estéticas y de contenido del aficionado de principios del siglo XXI.

Una joven y hermosa escritora busca la tranquilidad de una solitaria cabaña a orillas de un lago para dar forma a su nueva novela. Por desgracia la mencionada cabaña resulta ser excesivamente solitaria, y la vida de la joven queda a expensas de un grupito de paletos salidos con instintos homicidas que se creen con el derecho de violar repetidamente a la chica y dejarla finalmente abandonada en mitad del bosque, dándola por muerta… craso error. La joven regresa, y su sed de venganza es infinita.

El nuevo “escupitajo sobre tu tumba” sigue fielmente el esquema de su antecesora (y por extensión de todo buen rape&revenge que se precie de serlo): una primera mitad de violación, en la que la protagonista femenina sufre todo tipo de abusos y vejaciones de carácter sexual; y una segunda mitad en la que la víctima, tras un breve periodo en el que cura sus heridas y toma consciencia del daño recibido, decide trasladar todo ese dolor, multiplicado por diez, hacia sus agresores. En definitiva: violación y venganza.

Pero partiendo de la premisa de que el esquema del original y el remake es muy similar, lo cierto es que el nuevo I Spit on your grave nos ofrece una drástica alteración en cuanto al tono; sobre todo de la segunda mitad, la venganza.

La parte de la violación ofrece pocos cambios. Únicamente destacar la participación de unos agresores con un perfil más criminal del que hacían gala en la película original. Si en el film original de Meir Zarchi podíamos hablar de unos auténticos paletos sureños con el cerebro abotargado a causa de la fiebre del heno y hartos de pasarse por la piedra a todas las ovejas del lugar; en el remake de Steven R. Monroe nos sitúamos ante un grupito de paletos sureños (hasta aquí las coincidencias) que deciden grabar sus fechorías con un cámara digital de vídeo y que buscan el amparo de un personaje clave, del que prefiero no arrojar más datos, para asegurar la total impunidad de su crimen. Parte de la “ingenuidad” (mal entendida… que nadie vaya a pensar que los defiendo o justifico en modo alguno) de los agresores del primer I Spit on your grave se pierde en el remake.

Pero al margen de la naturaleza de los agresores y de esos matices en cuanto a su personalidad y sus motivaciones, el desarrollo de la secuencia de violación no varía excesivametne entre la película original y su remake. Y, pese a ello, en dicho campo de batalla, el remake de Steven R. Monroe sale claramente perdedor. En otras palabras: al día de hoy, más de 30 años después de estrenarse el primer I Spit on your grave, la secuencia de violación (o violaciones, para ser más exacto) de la película original sigue causando un mayor estupor y rechazo por parte del espectador que su remake de 2010. ¿Las razones? Pues similares a las ya apuntadas en la reseña de la nueva versión de Last House on the Left: la violación del I Spit in your grave original es más real, más cruda, más auténtica, menos moldeada por el tamiz “cinematográfico” y, como consecuencia de todo ello, mucho más difícil de digerir. A favor de la secuencia de violación del remake señalar un par de características que en realidad no deberían sorpender a nadie: su evidente mejora en el apartado visual (la larga secuencia está mejor rodada, mejor montada y mejor fotografiada), y quizás el hecho de que el remake sea incluso más explícito que su predecesora. Pero ninguna de estas caracterísiticas (ni siquiera el ser más explicita en el plano sexual y violento) implica que dicha secuencia sea más sobrecogedora que en la pieza original. En este sentido la “naturalidad” del I Spit on your grave original juega decididamente a favor de su mayor impacto.

Sin embargo, donde las distancias se alargan de manera considerable entre original y remake, es en todo el apartado de la venganza. En el I Spit on your grave original, tras recuperarse de sus heridas, la protagonista usaba sus dotes de seducción para engañar a quiénes fueron sus agresores, haciéndoles víctimas de sus instintos animales, de su fragilidad ante el erróneamente llamado “sexo débil”, y de su infinita estupidez. El sexo vuelve al hombre vulnerable, nubla su inteligencia y buen juicio, y le convierte en una víctima potencial. La mujer (antes vícitima) conoce perfectamente las debilidades de su oponente y las aprovecha para consumar su venganza. Todo un proceso que se resume perfectamente en el título con el que el I Spit on your grave se conoció en España: La Violencia del Sexo.

Un proceso, el de consumar la venganza utilizando el sexo como arma arrojadiza que se vuelve en contra de los agresores, que se pierde por completo en esta moderna relectura de I Spit on your Grave. Y es que es en el apartado de la venganza donde se hace más evidente la necesidad de Monroe de adaptar el clásico de los setenta a la mentalidad y a los gustos del publico de principios del siglo XXI. La protagonista femenina del nuevo I Spit on your grave olvida su papel de mantis religiosa que se acerca a sus víctimas con la promesa de sexo fácil para acabar deborando sus cabezas, y se convierte en una simple, pero muy efectiva, alumna aventajada del Jigsaw de la saga Saw. Se sustituye el papel del sexo como detonante de la violencia, por la violecia pura y dura adornada con fuegos artificiales. Cada acto de violencia, cada muerte, cada peldaño en la escalada de violencia, se convierte en una sádica y rocambolesca muestra de tortura y agonía en la que la credibilidad o la “naturalidad”, aspectos presentes en la obra original, desaparecen por completo. Violencia como espectáculo. Mutilación como dogma de fe. Regreso al grand guiñol en su versión más estética y contemporánea… rozando la escatología del torture porn.

Es más que evidente que se traiciona el espíritu e incluso el mensaje (la debilidad del hombre frente al poder sexual de la mujer) del I Spit on your grave original; lo cuál podría llevaros a pensar que un servidor estaría plenamente dispuesto a mandar al infierno el remake que hoy nos ocupa. Pero en este caso hay un factor que juega en contra de la lógica (o al menos de mi propia lógica). Una razón que me lleva a salvar el remake de I Spit on your grave de la quema a pesar de atreverse a equiparar un clásico del rape&revenge con la más vulgar de las secuelas de Saw: la venganza perpretada por la protagonista me acabó resultando terriblemente divertida. Cada uno de los asesinatos de la segunda mitad de la película, sádicos, retorcidos, sangrientos, exagerados, afines al torture-porn… fueron una auténtica gozada. Sin el poso ni las dobles lecturas que pueda proporcionar un exploit del calibre del I Spit on your grave original, pero absolutamente eficaz a la hora de alcanzar sus objetivos: un poderoso espectáculo de sadismo y violencia que conviene disfrutar intentando olvidar cuáles son sus orígenes (pese a lo que acabáis de leer en la presente reseña, os recomiendo no establecer demasiadas comparaciones entre la película original y su remake).

Os recomiendo gozar sin complejos del nuevo I Spit on your grave. Y para todos aquellos que todavía no hayais visto la original de 1978… os la recomiendo con mayor vehemencia si cabe.

Lo mejor: La venganza. Pese a traicionar el espíritu de la película original, resulta tremendamente divertida.

Lo peor: Sigue estando por debajo de la pieza original.

POR: Joan Lafulla el 25/04/11
TAGS: , ,
Añadir comentario AÑADIR COMENTARIO 40
COMENTARIO/S
 

Panic Button

Facebook no es bueno... Facebook es peligroso... ¡Nos encanta Facebook!

Panic Button

Cuatro jóvenes ganan el viaje de sus vidas a Nueva York, cortesía de All2gethr.com, su red social favorita. Cuando suben al jet privado y se les priva de sus teléfonos móviles, los “afortunados” son invitados a tomar parte en un novedoso juego online a bordo del avión… Pero este no será un juego cualquiera. Atrapados a 30.000 pies de altura, serán forzados a jugar para sobrevivir ellos mismos y mantener en vida a sus seres más queridos, capturados por un misterioso tipo que parece conocer sus más íntimos secretos.

Sin escapatoria y sin nadie en quien confiar, están a punto de aprender que poner su vida online puede tener consecuencias mortales…

Que las redes sociales y las nuevas tecnologías tienen su lado oscuro y, en cierta manera, terrorífico, es un hecho que algunos de nosotros tenemos bastante asumido y que el cine de terror no ha dudado en sacarle partido: Satan’s Facebook, Chain Letter, Chatroom

En esta ocasión Panic Button traslada el horror de la pérdida de identidad, la ausencia de privacidad y la necesidad, enfermiza, de ir siempre un paso más allá en materia de “nuevas experiencias virtuales”, a la zona de pasajeros de un jet privado que viaja a 30.000 pies de altura. Miedo a las alturas y miedo a las redes sociales (… y a las consecuencias que de estas últimas pueden llegar a derivarse); curiosa mezcla.
Panic Button es la segunda película del director británico Chris Crow y su estreno está previsto para finales de 2011. Veremos en qué queda todo.

POR: Joan Lafulla el 25/04/11
TAGS:
Añadir comentario AÑADIR COMENTARIO 4
COMENTARIO/S
 

Hisss

Serpientes, indios, bailes y una hija a punto de ser desheredada

Hisss

  • Título original: Hisss
  • Nacionalidad: India, USA | Año: 2010
  • Director: Jennifer Chambers Lynch
  • Guión: Jennifer Chambers Lynch
  • Intérpretes: Irrfan Khan, Mallika Sherawat, Divya Dutta
  • Argumento: Un guiri con cáncer cerebral viaja a la India para capturar a la legendaria diosa serpiente buscando un remedio contra su enfermedad. Una vez allí, secuestra a otra serpiente, el amante de la diosa, para que ésta vaya en su búsqueda.

LA VALORACIÓN:

25 |100

Estrellas: 2

Hisss

Antes de nada quería aclarar unas cosas. Que nadie se crea que esto de escribir reseñas es sencillo. Se te puede dar mejor o peor escribir y/o expresar lo que ves, pero antes de escribirlo hay que verlo. Al menos, si quieres escribir con criterio y no con suposiciones o prejuicios. Esto, que suena muy bonito, a veces desemboca en un suicidio cerebral de hora y media. Y todo por el noble arte de escribir la reseña con criterio. Es por ello que el que suscribe se traga algo como Hisss. Los lectores asiduos de Almas Oscuras se habrán dado cuenta que en la barra derecha de la página, en la sección de “Próximamente”, lleva anunciada esta película alrededor de dos meses. Ingenuo de mí, antes de visionar un trocito del despropósito que nos ocupa, tenía ciertas expectativas. Una vez prometida la reseña para Almas, y como hombre de palabra que soy, no hubo marcha atrás. Así que, si sois de los que disfrutáis con el sufrimiento ajeno, os describiré mi pesadilla en las próximas líneas.

Mis expectativas ante Hisss venían por varias razones. La principal, su directora. Por si alguien lo dudaba, Jennifer Chambers Lynch es la hija del mismísimo David Lynch. Aprovechando en enchufe se inició bien jovencita como directora con una tontería como Mi obsesión por Helena (Boxing Helena, 1993), y luego, supongo, fumo algunas sustancias alucinógenas de las caras que la mantuvieron ausente hasta que despertó, hace tres años, con la más interesante Vigilancia (Surveillance). No piensen que aquella fue la gran cosa, pero desde luego apuntaba unas maneras en el manejo de suspense, la atmosfera y la narración que permitían a la muchacha subir el escalón pendiente. No sin polémica, Vigilancia venció en el Festival de Sitges de aquel año. El nuevo paso de Lynch estaría, definitivamente, enmarcado en el género fantástico y el terror propiamente dichos: la puesta en imágenes de la leyenda india de la diosa serpiente, rodada en Bollywood con actores y equipo técnico de allá, pero un presupuesto más holgado (tampoco mucho) debido a la colaboración con Estados Unidos.

La maldición señala que cada vez que un hombre profana o viola a una cobra (¿?), son condenados a sufrir la ira de la mujer serpiente, de la muerte y la infertilidad. De generación en generación viajaron estas leyendas, y existen numerosas esculturas de dichas deidades mitad mujer y mitad cobra.

Jennifer Lynch se vale de dicha historia para dar comienzo al sufrimiento del espectador. Así, y pese a que en los primeros, digamos, treinta minutos, la cosa parece que no irá tan mal (la presentación de la diosa serpiente, el primer ataque, su erótica coreografía en una farola), acto seguido se va perdiendo en la oscuridad de las cloacas más pestilentes. Es entonces cuando toca explicarse el porqué el primer ataque es explicito y brutal, mientras que todos los demás (tampoco muchos) están rodados con el truco de las sombras, el del primer plano y fundido en negro o el acercamiento de la cámara por detrás de la victima y su grito al girarse. También podríamos preguntar porqué los efectos de maquillaje están trabajados ( y ya de paso, qué narices hace alguien como Robert Kurtzman metido en estas mierdas) y los efectos digitales cantan hasta desgañitarse (atención al clímax final). O, y ya termino, porqué tienen que salir bailando siempre los indios. Coño, incluso la tipa esta (la directora) se permite rodar una persecución salchichera con chunda chunda por los barrios mugrientos de alguna ciudad de allá y meter (¿cómo crítica social dirá ella?) a un niño defecando en el suelo mientras, cual escena “chistosa” de Michael Bay, los implicados saltan por encima y éste los mira con asombro.

Hacia el final se hace tan desesperadamente aburrida que ni el despiporre de lo que vemos resulta agradable con sustancias alucinógenas.

Las interpretaciones son terribles, salvando (un poco) al protagonista masculino, la estrella de Bollywood Irrfan Khan. Respecto a la mujer serpiente, decir que está “interpretada” por la espectacular modelo Mallika Sherawat. Contemplando sus cualidades interpretativas, lo más probable es que, de no ser por su físico, estaría haciendo carrera profesional detrás de la caja en algún supermercado hindú. Lo del villano guiri sobreactuado y doblado es de traca.

A todo esto Jennifer Lynch, pese a que Hisss ha recibido críticas y opiniones negativas y no ha sido vista en la mayor parte del mundo, tiene dos nuevos proyectos para dirigir. Vale que gracias a su padre pueda dirigir películas, pero de seguir por este camino el pobre David hará valido aquello de “cría cuervos…”.

Lo mejor: Algunos efectos de maquillaje y un comienzo relativamente prometedor.

Lo peor: Interpretaciones surrealistas, efectos digitales bochornosos, guión tedioso y dirección plana a la vez que pretenciosa.

POR: Carlos "J. Trent" Cubo el 24/04/11
TAGS: ,
Añadir comentario AÑADIR COMENTARIO 4
COMENTARIO/S
 

Winter of the dead: Meteletsa

¿La primera invasión zombi rusa?

Winter of the dead: Meteletsa

Winter of the dead: MeteletsaUn crudísimo invierno asola el territorio ruso… en pleno mes de julio. Pero algo mucho más horrible que la nieve se esconde tras la extraña tormenta.
Un periodista moscovita, la hija de un magnate local, un capitán del ejército ruso, una esposa que huye de su violento marido y un sacerdote, unirán sus fuerzas para hacer frente a la enésima epidemia zombi.

Con unos ajustadísimos 500.000 dólares de presupuesto y toneladas de efectos digitales (disparos, explosiones, sangre, fondos renderizados…) nos llega la que se autoproclama como primera película zombi rusa de la historia (un tipo de afirmación que un servidor, por sistema, siempre pone en duda): Winter of the dead: Meteletsa.

Estos zombis esteparios, que actualmente se encuentran en fase de postproducción, suponen el debut tras las cámaras del joven director ruso Nikolai Pigarev. Todavía no hay prevista una fecha de estreno definitiva. Los fanáticos del cine zombi quedamos a la espera, con la esperanza de que el fantástico ruso actual nos traiga, al fin, un título que valga realmente la pena (¿alguien se acuerda de Phobos).

POR: Joan Lafulla el 24/04/11
TAGS:
Añadir comentario AÑADIR COMENTARIO 6
COMENTARIO/S
 

Falling Skies

El Año de los Marcianitos

Falling Skies

PhotobucketYa habíamos avisado que este iba a ser el año de las invasiones alienígenas, muy apropiado teniendo en cuenta la paranoia que circula por medio mundo con el 2012 y el supuesto fin del mundo…Pero, la verdad, hasta ahora las cosas con han podido ir peor: 1º el super truñaco de SKYLINE, 2º la tremenda decepción de BATTLE: LOS ANGELES (menudo desperdicio de actores y pasta, madre) y 3º la más modesta AREA 51 resulto ser otra castaña pilonga. Pero todavía hay esperanzas. Nos queda IRON SKY (en la que más esperanzas tengo/tenemos depositadas) y esta superproducción en formato serie que ahora nos ocupa. ¿Por qué esta?, pués para empezar por la presencia de Steven Spielberg y su todopoderosa maquinaria llamada DREAMWORKS, lo que nos garantiza una impecable factura, efectos especiales de postín y grandes profesionales trás las cámaras: Graham Yost (JUSTIFIED, THE PACIFIC) y Robert Rodat (SALVAR AL SOLDADO RYAN) entre otros; pero también conlleva el tono más “familiar” (poca sangre vamos a ver aquí…), la presencia de los inevitables críos insoportables, el tono épico e imperialista… Ahora, si consiguen llegar a la mitad del nivel de la mencionada The Pacific o Hermanos de Sangre me doy con un canto en los dientes.

PhotobucketLa premisa inicial es la siguiente: trás un inesperado ataque masivo de naves alienígenas muy, pero que muy hostiles, la tierra (es decir los USA) se ha convertido en una tierra baldía en la que sólo han sobrevivido un puñado de personas que viven escondidas ante la amenaza de los aliens que, aparte de arrasar el planeta, han decidido quedarse un tiempo para acabar con todo rastro de vida humana. El personaje principal es Tom Mason (Noah Wyle), un profesor de Historia en Boston que perdió a su mujer en el ataque inicial y a uno de sus hijos, que está en manos de los bichos. Aprovechando sus vastos conocimientos de historia militar se convertirá, un poco a su pesar, en uno de los líderes de la resistencia contra los invasores. Junto a él nos encontrams con secundarios de lujo como Will Patton, Moon Bloodgood o Bruce Gray.

Mención aparte merecen los “bichos”: los Skitters y los Mechs, unos que recuerdan a Predators pero con 8 patas, y los otros más cibernéticos.

Os dejo el trailer para ir abriendo el apetito:

POR: Elniniodecristal el 20/04/11
TAGS: , ,
Añadir comentario AÑADIR COMENTARIO 11
COMENTARIO/S
 

Scream 4

Terror de nueva generación

Scream 4

  • Título original: Scream 4
  • Nacionalidad: USA | Año: 2011
  • Director: Wes Craven
  • Guión: Kevin Williamson
  • Intérpretes: Neve Campbell, Courteney Cox, David Arquette
  • Argumento: Se cumplen 10 años de los asesinatos de Woodsboro y Sidney. Prescott vuelve a su hogar para promocionar una autobiografía. Pero el regreso de la protagonista conlleva la reaparición de Ghostface y una nueva oleada de crímenes.

LA VALORACIÓN:

70 |100

Estrellas: 4

Scream 4

No me voy a alargar ni voy a ser muy explícita. No quiero destriparos la experiencia puesto que aun no se ha estrenado la película. Os ofrezco aquí unas simples líneas de ruta y un reflejo de mis sensaciones tras los títulos de crédito. Acudid el día 20 al cine pase lo que pase a continuación.

Nueva década, nueva generación. La que no baja al sótano a oscuras si oye ruidos; aquellos que no se quedan estudiando solos en la biblioteca de la universidad tras una matanza sanguinaria en el campus; los que no contestan al teléfono la cuarta vez que una voz distorsionada desde el otro lado del auricular amenaza con descuartizarlos; la que huye al minuto y medio de una casa en la que suceden fenómenos paranormales; los que no vuelven a un campamento donde el índice de mortalidad de una sola noche supera el de tres temporadas de CSI juntas; la que jamás haría de niñera en la noche de Halloween; y los que, bajo ningún concepto, entrarían en el ático del número 34 de Rambla Catalunya.
Es nuestra generación, somos nosotros. Nos aprendimos las reglas hace mucho tiempo, tenemos un máster en cómo, cuándo, dónde, quién y por qué ocurre lo que ocurre en el cine de terror. Somos testigos de su evolución y perfeccionamiento a lo largo de los años. Estamos familiarizados con todos los trucos y trampas: reflejos en un espejo, líneas de teléfono cortadas, móviles sin cobertura, coches averiados, viejos locos que advierten del peligro, sombras tras cortinas, etc… Hemos asistido a un reciclaje continuo de los rasgos característicos del género y, en cierto modo, nos hemos vuelto inmunes a ellos. Muchos cineastas se han dado cuenta y se han distanciado de lo establecido para trabajar en otras direcciones que buscan el horror a través del impacto (‘Saw’, ‘Martyrs’, ‘A Serbian Film’, ‘The Human Centipede’). Otros, como Wes Craven y Kevin Williamson, se resisten a abandonar sus principios clásicos, reniegan de las corrientes contemporáneas y refuerzan su discurso con un lavado de cara que se adapte a nuevas necesidades y exigencias, las de una nueva generación.

Nueva década, nueva secuela. Han pasado 10 años desde que la tranquila y placentera vida de Sidney Prescott se viera alterada por el asesinato de su madre, Maureen Prescott, y la posterior avalancha de crímenes perpetrados en su nombre. Desde entonces, el personaje interpretado por Neve Campbell, ha sido foco continuo de odios, envidias y venganzas que han ido aniquilando a todo aquel que osaba entablar algún tipo de relación con la protagonista. Solo dos personas han conseguido sobrevivir a los ataques de los 5 rostros ocultos tras la máscara de Ghostface a lo largo de tres entregas: la imparable reportera Gale Weathers (Courteney Cox) y el entrañable y torpe agente Dewey Riley (David Arquette). En la actualidad, Dewey se ha convertido en sheriff y Gale se ha distanciado de su labor periodística. Durante estos años, Sidney ha dedicado el tiempo a escribir un libro sobre su terrible experiencia, titulado “Out of Darkness”. La gira promocional que la trae de vuelta a su hogar, Woodsboro, coincide con el décimo aniversario de los primeros crímenes de Ghostface, que son ahora motivo de celebración para adolescentes aficionados al cine, fascinados por la figura de la joven y el asesino gracias a la influencia de las películas “Stab”, basadas en su historia. Con Sidney en casa, revive la llama del crimen y alguien se vuelve a enfundar el disfraz de Ghostface. Todos son sospechosos pero todos son inocentes.

Nueva década, nuevos personajes. Una nueva generación de aficionados necesita una nueva generación de personajes. Rostros televisivos como el de Hayden Panettiere (Heroes), Anna Paquin (True Blood), Kristen Bell (Veronica Mars), Adam Brody (OC), Erik Knudsen (Jericho), comparten pantalla junto a otros menos populares como el de Emma Roberts (sí, sobrina de Julia) y Rory Culkin (sí, hermano de Macaulay). Sobre sus hombros recae el peso del guión, dado que Sidney, Gale y Dewey cumplen más por nostalgia que por su ímpetu en escena. Tan solo Cox reaparece con fuerza para sacar a la voraz reportera que lleva dentro su personaje. Dewey sigue siendo ese bonachón que jamás abandona a una Neve Campbell desdibujada y aun menos efusiva de lo que ya nos tenía acostumbrados. Sidney es ya solo una excusa.

Hay tres personajes que destacan por encima del resto y que trasladan al discurso en pantalla las intenciones de director y guionista. Son personajes desprovistos de la ingenuidad de las primeras víctimas, son más listos que Ghostface, están más preparados, son más rápidos, tienen más información y han visto más películas de terror de las que pueden recordar. Son Kirby, Charlie y Robbie. La primera rompe el estereotipo de rubia-guapa-tonta por el de friki-super-enchufada-al-slasher que nos ofrece algunos de los mejores guiños de la película. Los segundos interpretan a dos estudiantes de cine empapados de clásicos, fanáticos del metraje, sujetos a las nuevas tecnologías y herederos del mejor legado de Randy Meeks. Ellos son el foco de identificación de los amantes del género, es nuestro pequeño cameo en el cine de Craven.

Nueva década, nuevas reglas. Si algo ha definido siempre a la saga de Scream es la ironía hacia su propio producto y hacia el cuadro de producción en el que se enmarca. Pero Scre4m cuadriplica el nivel de consciencia y parodia, lo lleva en ocasiones a un extremismo que diluye la delgada línea que siempre la ha separado de la comedia y el terror pese a su latente intención de seriedad (cuando veáis la escena de las auto-agresiones me entenderéis).

El prólogo de la película es inmejorable. Me atrevería a decir que supera con creces los de las tres anteriores entregas, incluso a la totalidad de la tercera. Es una secuencia inesperada, ingeniosa y autocrítica. Con semejante principio parece imposible que el nivel pueda recaer más adelante. Tras un primer gran acto de presentación de nuevos personajes y reencuentro con los viejos, Craven nos sitúa en el escenario de las nuevas reglas y nos acomoda a disfrutar de la nostalgia. Pero con la llegada del segundo acto se rompe la harmonía. El guión aquí se atasca y se abandona a una exageración de la parodia que le resta credibilidad a la historia y una se limita básicamente a gozar de la retahíla de homenajes y referencias. Es cierto que son esos guiños enmascarados en diálogos rapidísimos o secuencias suculentas como la Stab-a-Thón los que hacen de Scream 4 una experiencia altamente disfrutable para cualquier aficionado a la saga y del género. Pero para el espectador (llamémosle) convencional, no dejará de ser una secuela más de una historia que se repite por cuarta vez con distintas víctimas. Eso sí, con más sangre que nunca.

Nueva década, nuevas referencias. Scream 1: la resurrección del slasher y la consciencia de género. Scream 2: primera señal de autoparodia y metacine con “Stab”. Scream 3: el valor de la trilogía. ¿Y Scream 4? El remake. Ya no es solo que el afilado cuchillo de Craven y Williamson apuñale la tendencia actual a las revisiones de clásicos (que lo hace y con contundencia), es que su misma película se convierte en un remake de la primera entrega. Una revisión de Scream pasada por el filtro de las redes sociales, la tendencia actual a la interactividad, el afán de popularidad, los Smartphones y la experiencia en directo. Un ejemplo más del nuevo cine aplicado a las nuevas tendencias de la sociedad del siglo XXI.

Se disfruta más por lo que representa que por lo que es. Pero qué coño, se disfruta y mucho.

Lo mejor: La primera escena. La fiesta Stab-a-Thon. Las referencias, los homenajes y la parodia (en su justa medida).

Lo peor: Que, en ocasiones, exagere tanto que limite su terreno con las Scary Movie. El segundo acto. El desenlace.

POR: Samdra el 19/04/11
TAGS:
Añadir comentario AÑADIR COMENTARIO 40
COMENTARIO/S
 

Rift

No conviene remover el pasado...

Rift

RiftEn 2001 un grupo de estudiantes fueron brutalmente asesinados en Town Creek. En la actualidad sigue sin haber respuestas claras sobre lo ocurrido aquella fatídica noche. Dispuesta a probarse a sí misma, Jenniffer Campbell, estudiante de periodismo, reúne nuevas pruebas que le ayudarán a resolver, definitivamente, el misterioso caso. Pero Jenniffer pronto descubrirá que determinados secretos jamás deberían salir a la luz.

Este es el argumento de Rift, slasher de nueva hornada escrito y dirigido por LazRael Lison, quién afirma haberse inspirado para su película “en una serie de asesinatos reales que han tenido lugar en los últimos 40 años, algunos resueltos y otros todavía sin resolver.” Lison también comenta que una de las personalidades que rondó asiduamente por su cabeza a la hora de escribir el guión fue la de Richard Speck, un asesino en serie que a finales de los 60 protagonizó un brutal crimen que acabó con la vida de 8 chicas estudiantes de enfermería. A todas ellas las violó previamente, acabando finalmente con sus vidas a cuchillazos o por asfixia.

Rift está buscando un distribuidor que confíe en sus posibilidades.

POR: Joan Lafulla el 19/04/11
TAGS:
Añadir comentario AÑADIR COMENTARIO '0'
COMENTARIO/S
 

El Diablo Sobre ruedas

No mires por el espejo retrovisor

El diablo sobre ruedas poster

  • Título original: Duel
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 1971
  • Director: Steven Spielberg
  • Guión: Richard Matheson
  • Intérpretes: Dennis Weaver, Tim Herbert, Lou Frizzell
  • Argumento: David Mann es un hombre que viaja en su coche por una desértica y aislada carretera de Estados Unidos. Cuando adelanta a un viejo camión, lo que parecía ser un viaje rutinario por carretera, se convertirá en una pesadilla.

LA VALORACIÓN:

95 |100

Estrellas: 5

El diablo sobre ruedas grande

Originalmente ‘El Diablo sobre ruedas’ (Duel, 1971) se concibió como telefilm de la semana para el canal ABC. Tras las cámaras, ejerciendo las labores de dirección, se escondía un joven Steven Spielberg, cuya experiencia en el medio ya tenía en su haber un capítulo de la serie Colombo o esa obra de culto llamada ‘Galería nocturna’.

David Mann solo quiere volver a casa después de un viaje de trabajo. Está cansado y tiene todo un largo trayecto que recorrer. En la otra punta del país encontrará el descanso del guerrero después de su odisea. De pronto descubrirá que la fatalidad puede aparecer en el lugar menos esperado y de la manera más extraña.

Un hecho en teoría banal, como es el adelantamiento a un camión, puede convertirse en una de las pesadillas más logradas del cine o en uno de los mejores ejercicios de tensión cinematográfica que se han hecho nunca.

Ese gurú del cine comercial que es Steven Spielberg, demostró, con este su primer gran título, que llegar hasta donde ha llegado no solo fue cuestión de suerte y trabajo. En la calidad que atesora ‘El Diablo sobre ruedas’ hay detrás una montaña de talento, impropia de los productos que de aquellas se facturaban para el medio televisivo. El resultado de este producto llamó la atención a propios y extraños por su eficaz planteamiento narrativo, planteamiento encerrado en una muy escasa economía de medios. El éxito de ‘El diablo sobre ruedas’ fue tal que los productores facilitaron el rodaje de secuencias para ampliar su metraje, con el fin de exhibir la película en salas de cine. La popularidad adquirida después haría de este título el despegue al éxito que tendría el “Rey Midas” de Hollywood.

Ya desde los créditos iniciales, en los que se nos van mostrando esas imágenes en movimiento de los parajes por donde transita el coche del protagonista, asistimos a una evolución, a una evolución del suspense que empieza en los parajes más grises y verdosos hasta llegar al amarillo del desierto, simbología profética de lo que más tarde se convertiría en el peligro ambiental de muchas road movies de terror. La mayoría de éstas han intentado buscar una fórmula parecida a la de ‘El Diablo sobre ruedas’, pero por suerte o por desgracia todas ellas han fracasado en su intento. La fórmula psicópata/carretera/suspense/terror llegó definitivamente a su punto álgido con esta joya setentera.

Por otra parte, es justo reconocer en la película el mérito del señor Richard Matheson, talentoso guionista curtido en mil y una batallas, que logra crear un concepto narrativo de idea que oscila entre el clasicismo del western, el thriller más hitchcockiano o el cine de terror menos convencional. Si todo esto lo unimos a la perfecta descodificación en lenguaje visual del muy talentoso Spielberg, nos encontramos ante una memorable obra maestra.

Me gustaría terminar diciendo que la genial ‘Tiburón’ (1975) es deudora, en muchos aspectos, de este gran título.

Lo mejor: Sus códigos narrativos son impecables.

Lo peor: Que no haya más películas como esta.

POR: Fernando Rivero el 17/04/11
TAGS: ,
Añadir comentario AÑADIR COMENTARIO 12
COMENTARIO/S
 

Psalm 21

Recetario de fantasmas

Psalm 21 Grande

Psalm 21 PosterHenrik Horneus es un joven sacerdote de Estocolmo que ve atormentados sus sueños con visiones de su madre muerta. Ahora, recibe la noticia, de que su padre, también sacerdote, ha muerto ahogado en el pueblo a donde se retiró tras el divorcio. La investigación de Henrik sobre las causas del fallecimiento de su padre, despertaran la ira de fuerzas sobrenaturales enterradas en aquel pequeño pueblo nevado.

Psalm 21 es un título sueco, del debutante Fedrik Hiller, que llega un poquito tarde a Almas Oscuras puesto que, en su país natal, el estreno se produjo en noviembre del año pasado y, si no me equivoco, está próxima su salida directa al mercado doméstico con la incongruente traducción de Herencia Diabólica.

Siguiendo la estela de otras importantes cintas suecas como Déjame entrar, Fedrik Hiller se sube al carro del terror sobrenatural en una historia de fantasmas y religión que, sin duda, intenta aprovechar el gastado tirón del cine nipón sobre Yūreis dándole un tratamiento mucho más frío merced de los lúgubres paisajes nevados de Suecia.
Pese a no haber tenido un paso exitoso por diversos festivales, en Cannes 2010 recibió duras críticas; uno que es un amante de la Ghost Story (siento una acusada debilidad por los cuentos de M.R. James) no puede esperar a echar mano a un proyecto, que si bien no parece ofrecer nada nuevo en cuanto a construcción del guión, puede que consiga una atmósfera siniestra capaz de provocarnos escalofríos si es capaza de alejarse del susto fácil. De momento, seguiremos los pasos de Psalm 21 con precaución, porque su trailer, precisamente, ya ahonda en mostrarnos esos mismos sustos fáciles…

POR: Bob Rock el 17/04/11
TAGS: ,
Añadir comentario AÑADIR COMENTARIO '0'
COMENTARIO/S
 

Toxic Lullaby

Inyectándose canciones de cuna

Toxic Lullaby Grande

Toxic Lullaby PosterRealizada directamente para la televisión germana y estrenada el 30 de Abril de 2010, con unos medios bastante limitados, la singladura de Toxic Lullaby está plagada de hitos tan interesantes como la acumulación de numerosos premios “undergrounds”, generando una gran cantidad de interés hasta en el Festival de Cine Independiente de N.Y., donde se alzó con el premio a la mejor película internacional de horror. Expectación que abre las puertas a una distribución de peso que nos acerque ésta y otras cintas europeas de género frescas, lejos de los mismo clichés que no funcionan desde hace décadas – Francia (salvando la inestable nouvelle horreur vague): terror artístico y filosófico, Inglaterra: terror gótico y urbano, Alemania: gore descerebrado, Italia: terror casposo, España… ¿España? ¡¿España qué?! –

A tenor de lo que muestra el trailer, estamos ante una visión genuinamente alemana del terror, aunque alejada del gore casero que ha protagonizado la producción de dicho país en los últimos años: crudeza, pocos recursos, una estupenda banda sonora melancólica, paisajes crepusculares y amor por lo escabroso. Por si fuera poco, todo ello empaquetado junto a una fotografía cuidada, unas pinceladas psicodélicas – merced a la inclusión del tema de las drogas dentro del argumento – y unos actores que apuntalan una seriedad que le va al pelo a un proyecto de ambientación post-apocalíptica.
Su director y guionista, un desconocido Ralf Kemper, ha contado para ello con actores curtidos en mil batallas (vease la participación de Andreas Pape, compadre del infame Timo Rose, y la clara inspiración en clásicos como The Crazies o la novela The Road, de Cormac McCarthy.

Todo un triunfo para el cine independiente (todavía mejor si se trata de ciencia ficción/terror) hecho con corazón e ideas, y una buena noticia, que esperemos no decepcione, para nuestro cercano disfrute – su distribución internacional debería estar al caer como apuntaba. – Esperemos que no decepcione y dispongamos de ella antes de que nos alcance ese futuro tan negro que truena en la lejanía…

Eloise despierta a la pesadilla, tras un mal viaje provocado por las drogas. A su alrededor el mundo ha desparecido tal y como lo conocíamos. La realidad es absurda y bizarra; el caos se alimenta de los débiles. Pronto, Eloise descubre que la situación se ha originado tras la crisis económica y la especulación sobre los recursos alimentarios – y la completa destrucción de los mismos mediante el uso de armas biológicas. – Por si fuera poco, el uso de estos virus mutados ha hecho mella en la humanidad, transformando a muchas personas en peligrosos “sleepers”.

POR: Bob Rock el 16/04/11
TAGS: ,
Añadir comentario AÑADIR COMENTARIO 15
COMENTARIO/S
 
Siguenos en:

Publicidad

últimos COMENTARIOS

Publicidad

Estreno Cuando despierta la bestia

últimas RESEÑAS

  Líbranos del mal
 

Detectives versus el diablo

  Intruso en la noche
 

El último gran slasher

  ABCs of Death 2
 

Para todos los (dis)gustos

  Annabelle
 

¿Me habéis echado de menos?

Ver todas las reseñas | Ver todos los carteles

lo más COMENTADO (7 días)

Otras películas disponibles

  • Umbrage: The First Vampire
    Drew Cullingham | 2012
    Género: Vampiros

    VER PELÍCULA
  • The Hard Cut
    Vince d’Amato | 2012
    Género: Thriller

    VER PELÍCULA
  • Gallino The Chicken System
    Carlos Atanes | 2012
    Género: Experimental

    VER PELÍCULA
  • Tony
    Gerard Johnson | 2012
    Género: Slasher

    VER PELÍCULA

Película destacada

No olvides visitar nuestro catálogo

Strippers vs Werewolves  

Strippers vs. Werewolves

Director: Jonathan Glendening
Nacionalidad: Gran Bretaña
Año: 2012 | Duración: 91 min
Género: Hombres lobo

Ver tráiler de la película

Argumento: Cuando Jack Ferris, jefe de una manada de hombres-lobo, es accidentalmente asesinado en un club de striptease, las chicas que trabajan en el local jamás hubieran imaginado que la próxima luna llena desembocaría en un brutal baño de sangre.

QUIERO VER LA PELÍCULA