VOD

Universal Soldier: Day of Reckoning

Elevadas dosis de gore y personajes enfermizos

Universal soldier

¿Soldado Universal en Almas Oscuras? Si, amigos. Y es que no hace mucho se estrenó en circuitos limitados USA la cuarta entrega de esta franquicia, y si uno indaga un poco se da cuenta de que se ha producido un cambio significativo. Tanto, que según aseguran unos cuantos, se trata de una película más cercana al cine de terror e incluso al cine de autor alejado de la industria que a la acción más o menos convencional a la que nos tenía acostumbrados. Lo cierto es que he tardado un poco en hablar de ella por aquí, aparte de porque a priori no la encontraba el hueco en Almas, porque la recordé el otro día cuando recuperando del olvido una copia de la tercera parte, Soldado universal: Regeneración (2009), de la que buenas cosas se oían por ahí, aunque no me atrevía a verla por culpa de aquel excremento de vaca titulado Soldado universal: El retorno (1999). Si, todavía me acordaba. El caso es que una vez vista Regeneración, sin ser algo para el recuerdo, sí que supone un paso adelante en la saga y un interesante giro de tono hacía algo mucho más oscuro y violento. Algo que, al parecer, han terminado de explotar en Day of Reckoning.

Una de las novedades en estas dos últimas entregas es que Jean Claude Van Damme y Dolph Lundgren ven muy reducido su protagonismo. Y ojo, no para mal: precisamente sus personajes, al menos en Regeneración (ya hablaré cuando la vea de la que nos ocupa), cumplen a la perfección con los minutos que les otorgan, siendo estos momentos esperados por el espectador-fan que, entretanto, no pierde el tiempo viendo un decente y muy entretenido espectáculo de acción que no se avergüenza de ser pura serie B. Aparte, su figura, la de Van Damme, ya no es la de un héroe de acción, ni siquiera la de un antihéroe: ahora es un personaje ambiguo y crudo. Cumple su misión. Punto. A la vista del trailer de la cuarta, esa línea ha ido in crescendo. Seguir leyendo…

Artistic Metropol

El cine de género, el de culto y el de autor encuentran nueva sala

Artistic Metropol

Que Ángel Mora y su socio Héctor García adoran el cine es algo que se nota nada más entrar en su sala, algo que se desprende en el primer apretón de manos o al iniciar un intercambio de palabras. Es desde esa adoración, desde el pasarse media vida orbitando alrededor de sueños a 24 fotogramas por segundo desde donde nace Artistic Metropol, una pequeña sala de cine que es mucho más de lo que en apariencia podría imaginarse.

Situada a cinco minutos de la Puerta de Toledo, cerca de otros referentes culturales y contraculturales de Madrid como “La casa encendida”, el museo Reina Sofía, el edificio de “Tabacalera” o el “Matadero”, este nuevo espacio lleva, desde el 12 de octubre del pasado año, sorprendiendo y entusiasmando con sus propuestas y proyecciones. Su inocente pantalla ya ha sido mancillada (en el mejor de los sentidos) por nombres como Romero, Fulci, Naschy, Bava, Jess Franco, etc… “Yo soy de Sitges y he vivido mil festivales, de hecho mi socio y yo nos conocimos en uno de ellos hace mil años” Comenta Ángel: “nuestra sala bebe mucho de ese espíritu, de esas proyecciones donde el público es activo, donde hay presentaciones, lecciones magistrales, donde se descubren títulos o se reencuentran otros”. Seguir leyendo…

Ver nuevas imágenes y comentarios

Hidden in the Woods

La exaltación del exploit según Patricio Valladares

Hidden in the woods

Ver ficha completa

  • Título original: En las afueras de la ciudad
  • Nacionalidad: Chile | Año: 2012
  • Director: Patricio Valladares
  • Guión: Patricio Valladares
  • Intérpretes: Carolina Escobar, Siboney Lo
  • Argumento: Tras ser encarcelado el padre que abusó de ellas desde que eran unas crías, dos hermanas deberán huir de un narcotraficante psicópata y sus secuaces.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Hidden in the woods

Es posible – y probable – que acabéis odiando En las afueras de la ciudad (Hidden in the Woods). Es posible que acabéis odiando a todo aquel al que se le ocurra recomendárosla. Incluso es posible que acabéis odiando un poquito más el mundo tras “degustar” el que sin duda alguna está llamado a ser el exploit más desaforado, atroz y desmedido de los últimos años.

Tras ser encarcelado el padre que abusó de ellas desde que eran unas crías, dos hermanas deberán huir de un narcotraficante psicópata y sus secuaces, quiénes andan tras un importante alijo de drogas que el mencionado padre de las chicas ha escondido en algún lugar del bosque.

El realizador chileno Patricio Valladares, autor de Dirty Love (2009) y Toro Loco (2010), construye un universo grotesco alrededor de dos caperucitas rojas rodeadas por un sinfín de lobos feroces. Un universo en el que todo, absolutamente todo, tiende a la exageración, la gratuidad y a la misoginia más exacerbada. Un exploit en toda regla. Seguir leyendo…

Lo mejor: Uno de los exploit más sucio, demencial y exagerado de los últimos tiempos.

Lo peor: Buscar algo más allá de los que Valladares está dispuesto a darnos... implicará una decepción total.

Ditch

Hachazo al sueño americano

Ditch

Jenny Bilson, es la estud¡ante perfecta de último curso de secundaria. La maravillosa hija de un veterano detective de policía, y la personificación del sueño americano. Pero el único error que ha cometido en el pasado está a punto de regresar y cobrar su factura en forma de cruel venganza.

Ditch es el debut en la dirección de un desconocido Joe Hendrick, quien para la ocasión ha sabido reclutar el talento de Daniel P Coughlin, guionista de Lake Dead y Farmhouse; y con la siempre inquietante presencia del actor Bill Oberst Jr (Nude nuns with big guns… buscad una fotogría suya en Google y muy probablemente le reconocereis al instante). Como no podía ser de otra manera Bill Oberst Jr. interpreta al extraño que pertenece al pasado de Jenny (Katy Foley) y pretende saldar la cuenta que ambos tienen pendiente… a golpe de hachazo.

El propio director, Joe Hendrick, comentaba recientemente en una entrevista que su debut iba más allá del típico slasher. Que se había atrevido a romper una regla fundamental del subgénero: “el público caerá rendido a los pies del villano”. O al menos esa comenta el director que es su meta. “Él es cruel y aterrador, pero vamos a sentir su dolor, vamos a saber por qué ha llegado a ser quién es… y quién sabe, quizás derramemos alguna lágrima en su honor. Seguir leyendo…

El Apocalipsis Zombie ha llegado...

Se reclutan voluntarios

zombie drogas

Llevaba semanas preparando el “golpe”, así que nada podía fallar. Ya tenía elegido el sitio: un viejo solar abandonado el que agonizaban las viejas ruinas de un edificio que apodábamos con el simpático nombre de “el caserón” y que servía de refugio para pequeñas Almas Oscuras dedicadas a organizar timbas ilegales de cromos y canicas (eso sí eran juegos de verdad y no las pijadas de última generación devoradoras de tarjeta gráfica). Ahora sólo me faltaba la “mercancía”, pero corrían los años 80, una época mucho menos hipócrita y alarmista para este tema y por lo que uno siempre podía contar con la complicidad de algún kiosquero sin escrúpulos. Así que, me armé de una fingida confianza que no sentía en absoluto y con unas precarias diez pesetas de por aquél entonces, le dije al dependiente en tono muy serio: “un Fortuna suelto, por favor”. Acababa de comprarme mi primer cigarrillo.

Refugiado en mi escondite y provisto de un paquete de cerillas que había birlado a mi madre y que debía devolver antes de que se percatara de su extraña desaparición, procedí a encender el objeto de mi psicotrópica curiosidad. ¡Ah, el placer de saborear lo prohibido! ¡Estaba fumando! Aún no sabía cómo hacer para expulsar el humo por la nariz, pero con aspirar y expirar me bastaba. ¡Porque ya era un chico mayor! Saborearía eso a lo que todo el mundo estaba enganchado. Seguro que tenía algún tipo de facultad especial, que me daría más energía o algo igual de excitante. Seguir leyendo…

Paranormal Activity 4

¡Y dicen que van a hacer más!

Paranormal Activity 4

Ver ficha completa

  • Título original: Paranormal Activity 4
  • Nacionalidad: USA | Año: 2012
  • Director: Henry Joost, Ariel Schulman
  • Guión: Christopher Landon
  • Intérpretes: Kathryn Newton, Matt Shively, Katie Featherson
  • Argumento: Una familia sufre fenómenos paranormales al dar cobijo al hijo de la vecina, que al parecer nunca se encuentra en casa. La hija adolescente y un amigo lo graban todo.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1/5

Paranormal Activity 4

Con esta saga me pasa algo curioso. A cada entrega, bajo las expectativas para amoldarme al producto y, de esa forma, poder verlo con otros ojos que me animen a entender el fenómeno social que han originado. Sin embargo, cada vez que me enfrento a la nueva entrega con las expectativas mermadas respecto a la anterior, me doy cuenta que debería haberlas bajado todavía más. Y así sigo, cuatro películas después, sin comprender qué gusta tanto y a tanta gente. Creedme, lo intento, pero no hay manera. No soy ningún detractor acérrimo de los mockumentary. Al contrario, algunos de ellos, como El proyecto de la bruja de Blair (1999), REC (2007) Cloverfield (2008) o Trollhunter (2010) me parecen muy interesantes, alguno incluso excelente. Claro que, dentro de este estilo, esta reeditada moda, hay mucha más morralla anual que productos interesantes. Ahora bien, ¿por qué Paranormal Activity 4 se estrena en cines, recaudando alrededor de 140 millones de dólares a nivel mundial, cuando es la misma basura que engendros directos a video como Gacy House (2010) y Área 407 (2012)? Coño, si incluso la copia de turno de los sinvergüenzas de Asylum, Paranormal Entitity (2010)… ¡le da mil vueltas a esto!

El primer Paranormal Activity, producido en 2007 aunque conocido masivamente en 2009, me pareció un experimento curioso y, a ratos, efectivo en su construcción del terror sobrenatural. La segunda y la tercera se empeñaban en jugar al típico “a ver quién la tiene más grande”, contando igualmente con presupuestos ínfimos, pero jugando la baza de multiplicar lo que ya funcionó anteriormente: más puertas abriéndose y cerrándose, más pasos en la escalera, más sabanas que vuelan de repente, más gritos, etcétera. Vamos, multiplicar cosas que sale barato multiplicar. La novedad, salvo en cambio de formatos (en la tercera se utilizaba presuntamente el difunto VHS) o el añadido de personajes vulnerables (niños y perros) venía a ser lo mismo, pero cada vez más cansino. Puro desgaste formulario. Seguir leyendo…

Lo mejor: Lo voy pensando para cuando estrenen la quinta.

Lo peor: Piensa en mierda de caballo. Desprende un horrible olor. Es un hedor insoportable, cada vez se vuelve más nauseabundo. Paranormal Activity 4 es peor.

The Factory

Thriller Vintage

The Factory

Ver ficha completa

  • Título original: The Factory
  • Nacionalidad: USA/Australia | Año: 2011
  • Director: Morgan O’Neill
  • Guión: Paul Leyden, Morgan O’Neill
  • Intérpretes: John Cusack, Jennifer Carpenter, Dallas Roberts
  • Argumento: En Buffalo, han desaparecido varias prostitutas. Nadie, salvo el policía Mike Fletcher, sospecha de estas desapariciones.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

The Factory

Seven, de David Fincher (1995), y El Silencio de los Corderos, de Jonathan Demme (1991), dos thrillers que no necesitan ningún tipo de presentación son, además, dos películas que redefinieron el género y, a su vez, lo perjudicaron. Suele pasar: cuando la sombra de algo es tan alargada, cuesta mucho salirse de ella. El Silencio de los Corderos ofreció, entre sus mil virtudes, al psicópata inteligente por antonomasia. Ante Hannibal Lecter no quedaba más remedio que cagarse en los pantalones. Seven, entre sus mil virtudes, demostró que el thriller podía poner los pelos tan de punta como la mejor de las pelis de posesiones o de muertos vivientes.

Y, por culpa de ambas, los noventa estuvieron plagados de thrillers con psicópatas: El Coleccionista de Huesos (The Bone Collector, 1999) de Phillip Noyce; El Coleccionista de Amantes (Kiss the Girls, 1997) de Gary Fleder; Resurreccion (1999) de Russell Mulcahy; Jaquel al Asesino (Knight Moves, 1992) de Carl Schenkel; Jennifer 8 (1992) de Bruce Robinson… y un largo etcétera.

Si en la enumeración anterior estuviera incluida The Factory no nos daríamos cuenta. La única diferencia con algunos de esos títulos es que hay entre ambos veinte años. Por lo demás, nada: lo protagoniza uno de los rostros más emblemáticos de los noventa, John Cusack (eso sí, con casi cincuenta años); es una producción de Dark Castle, que empezó sus andaduras por aquel entonces (House on Haunted Hill, William Malone, 1999), y cumple a rajatabla con todos los tópicos del género que Seven y El Silencio de los Corderos codificaron, para bien y para mal. Seguir leyendo…

Lo mejor: No aburre.

Lo peor: Ya no tenía sentido volver a hacer lo mismo una y otra vez en los noventa; menos aún dos décadas después.

Los juegos del hambre

Un digno Battle Royale para iniciados

Los juegos del hambre

Ver ficha completa

  • Título original: The Hunger Games
  • Nacionalidad: USA | Año: 2012
  • Director: Gary Ross
  • Guión: Gary Ross, Suzane Collins, Billy Ray
  • Intérpretes: Jennifer Lawrence, J. Hushcherson
  • Argumento: En lo que antes se conocía como Estados Unidos, ahora dividido en doce distritos, dos miembros de cada uno, chico y chica, tienen que participar cada año en unos juegos de supervivencia en los que solo puede quedar con uno vida.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Los juegos del hambre

Battle Royale es una de mis películas de cabecera. La primera vez que leí acerca de Los juegos del hambre no conocía la existencia de la serie de libros, al parecer muy famosos, en los que se basa y de los que saldrá una trilogía en cines. Al leer la sinopsis me pudo el enfado:¡Si esto es un plagio de Battle Royale! ¡Y lo quieren suavizar para fans de Justin Bieber! Aparte, por todos los rincones aseguraban que se trataba del nuevo Crepúsculo, con todo lo que eso conlleva: muchos prejuicios. Y eso que no soy un hater de la archipopular saga romántico-vampírica, pero ya que se ponían a hacer un Battle Royale estadounidense sin pagar los derechos a los responsables de aquella, ¡al menos tengan la dignidad de hacerlo bien! El tiempo pasó y se escapó de mi mente el proyecto. No sé muy bien porqué ni dónde, empecé a leer/escuchar que los libros de Los juegos del hambre, escritos por una tal Suzane Collins, estaban mucho mejor de lo que parecía; que todo eso de las comparaciones con Crepúsculo eran estereotipos baratos que no se sostenían una vez leídos; que la adaptación al cine pintaba cada vez mejor, con un reparto de lujo y un tono serio que, pese al inevitable PG-13, no evitaría contar el drama futurista que analiza los libros, sin dar mucha importancia a una historia romántica en ningún momento empalagosa. Bueno, puede que la cosa no esté tan mal, me dije.

Finalmente Los juegos del hambre llegó a los cines de todo el mundo, amasando unos espectaculares 686 millones de dólares de recaudación (408 de ellos en Estados Unidos, donde se ha convertido en todo un fenómeno social) y cosechando críticas muy buenas: en Rottentomatoes se registraron un 85% de valoraciones positivas, mientras que en Metacritic llegaban al 70%. El público también parecía entusiasmado y no faltaban las voces que aseguraban estar ante el mejor inicio de las franquicias juveniles de nuevo cuño. La dejé pasar hasta ahora cuando, tranquilo, en un día poco ocioso, decidí por fin sentarme ante la pantalla y ver por mí mismo que salió de aquella película cuyas noticias, hace más de un año, me creaban tanto prejuicio.Seguir leyendo…

Lo mejor: Los primera hora y cuarto, la prometedora Jennifer Lawrence y la buena labor de un reparto de secundarios entre los que destacan Woody Harrelson o Stanley Tucci.

Lo peor: A la segunda mitad le falta garra y un mayor riesgo en la escenificación de la violencia. Gary Ross en las escenas de acción anda muy verde.